Largas caminatas y sed: travesía de los funcionarios en Chimoré

Servidores relataron que viajaron por más de 12 horas de La Paz al trópico. Contaron que el precio de una gaseosa llegó a costar más de 20 bolivianos.
sábado, 25 de mayo de 2019 · 00:51

Beatriz Layme  / La Paz

Después de 12 horas de viaje  en bus, llegaron  a Villa Tunari (Cochabamba). El calendario marcó el  18 de mayo. El trayecto  aún no concluía. Desde esa localidad,  muchos servidores públicos debieron  recorrer la vía por  otros 40 minutos, para arribar a Chimoré. Se trató   de  una larga caminata bajo un sol inclemente.    

Muchos funcionarios de La Paz -denunciaron-  fueron obligados a viajar. Los vehículos  (flotas y camionetas) sólo llegaron  hasta  Chimoré. Contaron   que “no hubo paso”  y que  “todo fue  copado” por los cocaleros  de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba.
 
Los servidores  descendieron  y se prepararon para iniciar una caminata de casi una hora. Debieron  recorrer más de tres kilómetros para llegar al punto de concentración:  el aeropuerto internacional Soberanía de Chimoré.

“¡Apúrense, no falta mucho!”, se le escuchó decir  al líder de un  grupo de funcionarios y “no se detuvo pese al día soleado”, contó un servidor. La temperatura sobrepasó  los 25 grados. A lo largo del camino, señoras y niños de la zona vendieron refrescos empacados en pequeñas bolsas y gaseosas embotelladas, pero a un costo elevado (hablan de que el precio de una gaseosa está  por encima de los 20 bolivianos).  Muchos prefirieron soportar la sed.  

Otros -relató un funcionario- tuvieron mejor suerte. Lograron “agarrar” un mototaxi, escaso por la alta  demanda de pasajeros. Ellos llegaron  al punto de concentración en menos de 10 minutos.

Después de casi una hora de caminata, un grupo de funcionarios arribó   al punto de concentración, donde ya había miles de  personas. Se escucharon  los vítores:  “¡No queremos volver al pasado, viva el proceso de cambio! ¡Evo Presidente!”. Hay quienes ondearon  por lo alto las banderas del MAS; otros, expresaron  su respaldo  tocando música autóctona.

El presidente Evo Morales y el vicepresidente  Álvaro García Linera  llegaron  al acto montados en una moto. Estuvieron   rodeados por dirigentes y militantes. “Nos sentimos con fuerza”,  fueron las palabras que pronunció  el mandatario tras pedir  un nuevo periodo en el poder. 

El evento fue   transmitido por televisión y duró menos de una hora. En ese tiempo, varios de los asistentes  buscaron  qué comer, pero no tuvieron suerte. La comida  que llevaron los comerciantes -relataron  los funcionarios- se agotó. En otros casos -agregaron  los  que viajaron-,  los servidores públicos prefirieron  aplacar el hambre con dulces y galletas.

Cuando el acto concluyó hubo un   desbande. Los vehículos y mototaxis inmediatamente fueron  copados.   Los funcionarios con hambre, sed y  sudorosos retomaron  su caminata de regreso,  “el avance fue  más lento”.  

 Obligados  y sorteos 

Antes del acto,   funcionarios  denunciaron que estaban siendo obligados a asistir.  

Hubo entidades estatales en las que se dieron dos alternativas, contaron otros  servidores: ir  a Chimoré o    pintar, en la madrugada, las  paredes con la imagen de Morales y García Linera. 

En cambio, en otras instituciones públicas hubo  un sorteo, denunció otro funcionario. El “premio castigo”: viajar por más de 12 horas hasta Chimoré, para inaugurar la campaña  del  binomio Evo-Álvaro.  El “premio mayor”: asistir  el 21 de junio a Tiwanaku  para celebrar el Año Nuevo Andino, actividad en la que se espera  la participación de  Morales.
 

Evo: La derecha es vergonzosa 

El presidente Evo Morales afirmó que la actitud de la derecha boliviana es “vergonzosa” por sus reiterados “fracasos” a sus pedidos de una intervención extranjera en asuntos internos del país.

    El Primer Mandatario manifestó que a la derecha boliviana “no piensa en los bolivianos” y pide auxilio a Estados Unidos, a la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), entre otros organismos internacionales, para frenar su candidatura para las elecciones generales de octubre, “pero fracasan”.

“De manera vergonzosa se quejan a los gringos de Estados Unidos, eso no se puede entender, piden auxilio al gobierno de Estados Unidos, piden intervención. A las juventudes mucha reflexión. Piden en la OEA y fracasan, se acercan a la CIDH y fracasan, intentan usar al gobierno de Brasil, fracasan, ahora van al gobierno de Colombia, qué vergüenza”, dijo Moralesen un acto en el que entregó una fábrica de vidrios en Chuquisaca. (ABI)

 

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

7
163