Alberto Salcedo: “La Iglesia no nació para opinar sobre política, sino para formar en valores”

El líder de Ekklesía no quiere pronunciarse sobre el 21F. Dice que respeta a los fieles.
domingo, 05 de mayo de 2019 · 14:07

Página Siete  / La Paz

Creció en el seno de una familia católica -súper católica, enfatiza él-  en La Paz, pero a los 22 años cambió de rumbo al convertirse en un “protestante”, que es como se conocía entonces a los evangélicos.  Alberto Salcedo, más conocido como Toto Salcedo, trae a su mente a Julio César Ruibal, el predicador que en 1972 llegó a Bolivia y que produjo “todo este movimiento hermoso, de donde venimos nosotros”.

 El joven Salcedo intentó estudiar ingeniería electrónica, pero la dictadura cerró la universidad y él terminó dedicándose a tiempo completo y para siempre a Ekklesía, la iglesia evangélica -cristiana, precisa él- que ahora lidera en Bolivia.

Salcedo está casado con Silvia Camacho, con quien tiene dos hijos  y dos nietos. Los cuatro adultos de la familia son pastores de Ekklesía, además de conducir programas en el canal de televisión de la congregación.

“Iba a predicar a las calles con mi esposa, mi hijo que tocaba el bombo,  mi hija que cantaba con su pandereta, (íbamos) a predicar a la gente a las plazas que podía y de ahí empecé a formar un grupo”. Ahora ya no. Salcedo y su familia predican en grandes salones y él incluso da conferencias en el extranjero y en inglés.

En los últimos meses adquirió gran visibilidad pública porque se aprobó la Ley de Libertad Religiosa y Creencias Espirituales, en la que él tuvo una acción determinante.

En esta entrevista con Página Siete, el vocero de la Alianza por la Fe (ALFE) y pastor de Ekklesia  habló sobre Evo Morales, sobre el 21F, sobre sus finanzas personales, sobre los diezmos. Habló de todo lo que Página Siete quiso preguntarle. 

Usted ha señalado que los cristianos han sido visibilizados gracias a la Ley de Libertad Religiosa. ¿Cuál era su situación antes de esta ley? 

El artículo 6 de la Constitución de 1826 decía que la religión católica, apostólica, romana es la de la República, con exclusión de todo otro culto público, el gobierno la protegerá y la hará respetar reconociendo el principio de que no hay poder humano sobre las conciencias. Luego en el Código Penal salió algo mucho más dramático, decía que todo aquel que conspire directamente y que establezca otra religión en Bolivia es traidor y sufrirá la pena de muerte. Así de cariñosamente trataban a todos los que no tenían la fe (católica). Ya para el siglo XX  se tolera o se permite algo aparte de la Iglesia Católica, pero había la obligación de presentar los lunes los nombres, apellidos y carnet de identidad de los que asistían a nuestras reuniones, era una forma de prontuariarnos.

No había libertad de nada, muchísimos han sufrido persecución. En la década de 1940 ha habido 11 personas apedreadas por una persona que luego fue presidente de derechos humanos en Bolivia. La gente que no conoce cree que son sectas, grupos clandestinos, que uno se emociona, se alquila un lugar, se pone un grupo de música, se pone a predicar y se llena de plata.

Entonces, había una necesidad de que en Bolivia tuviéramos una ley que rigiera abiertamente nuestros derechos y mostrara nuestras obligaciones y eso es lo que hemos trabajado por décadas. La temporada que nos persiguieron a nosotros, básicamente con Ekklesia, a finales del siglo XX, principios del XXI, tomé la decisión de dar mi vida de verdad para que tuviéramos una ley que protegiera y nunca más seamos discriminados, nunca más seamos acusados, nunca más seamos atropellados. Lo fuimos duramente esa temporada. Tardé tres años para demostrar que todo lo que decían era totalmente falso (estuvo acusado de importación ilegal de equipos y de préstamos irregulares).

¿Qué ha cambiado con el MAS para tener este logro? Se ve que tienen bastante presencia en el poder, desde la Constituyente.

Nosotros nacimos cuando el año 1972 hubo una explosión espiritual muy fuerte en Bolivia con Julio César Ruibal. Éramos 2,7% de protestantes, que es como nos llamaban en esa época. Nosotros tenemos personería jurídica desde 1975  y desde entonces queríamos lograr esta conquista de una ley de libertad religiosa o libertad de conciencia. En la Constituyente, de las 72 propuestas que presentamos, 57 fueron aprobadas, entre ellas  separación Iglesia y Estado. Pero  todos los presidentes anteriores tuvieron nuestra visita, les presentamos el problema, pero no era su prioridad, ellos trabajaban muy de cerca o tenían mucho que ver con la Iglesia Católica oficial. El Gobierno pensó que con ese artículo 4° de la Constitución estaba todo arreglado, que había separación y que podíamos funcionar, pero lo correcto era que tengamos una ley. Luego de hablar con todos los cancilleres del Gobierno, con ministros y de sortear una resistencia que había en el MAS  se hizo el trabajo hasta que se terminó en esta ley.

 Creo que ha habido una unión de dos intereses. A este Gobierno nunca le ha caído la Iglesia Católica y ustedes querían acabar con la hegemonía.

No, no buscamos (acabar con la) hegemonía. Lo que buscábamos era que se respete nuestro derecho a tener otra fe y que no seamos tratados como de segunda o tercera y que yo sea capaz de hablar, de predicar sin que me persigan, sin que me acusen y sin que me limiten en todo tipo de actividades.

Usted mencionó algo sobre la posición política de la Iglesia Católica. ¿Cuál es esa posición política? 

Siempre participa en política la Iglesia .

Pero también hay una crítica a la Iglesia Evangélica porque nunca toma partido. 

Claro, porque nosotros respetamos a nuestros creyentes. La Iglesia no ha nacido para opinar sobre política, ahí hemos nacido para formar gente con principios, con valores.

Pero Cristo ha denunciado violaciones de derechos humanos y abusos.

No, no, era respetuoso, él no hablaba...

 Pero  ha condenado a los fariseos.

Pero los fariseos eran religiosos. No eran de ningún partido político.

¿Si ustedes ven que un gobierno viola derechos humanos, ustedes no dicen nada?

Decimos, pero no decimos abiertamente.

 Nadie lo conoce.

No, no necesitamos que nadie conozca, nosotros hablamos con las personas. 

 Por ejemplo, el cardenal Terrazas ha denunciado violaciones a los derechos humanos, no solo se ha llevado mal con Evo Morales, se ha llevado mal con Goni y con Banzer. Todo el mundo lo encasillaba como político, pero lo que hacía era denunciar.

Claro, ese es su estilo, lo que hace la Iglesia Católica.

¿Está mal eso? 

Yo no estoy juzgando, es su estilo. Es una posición política.

Pero ustedes también tienen una posición política. ¿O cómo es que hicieron esta ley y trajeron a  Evo Morales al culto?

Yo no he nacido ni estoy aquí para juzgar lo que hace la Iglesia Católica.

¿Pero si hay una violación de derechos humanos? 

En ese caso, busco a las personas, les hago llegar mi posición, mi reclamo, pero no lo hago público porque no soy un espectáculo.

 Hay la idea de que la Iglesia Evangélica divorcia a la gente de su entorno social, de su familia, de sus amigos.

Yo no juzgo el trabajo de nadie, lo que nosotros hacemos es integrarnos, no va a conocer usted una congregación, una iglesia cristiana que ame tanto Bolivia como nosotros. Lo primero es el respeto a los que están congregándose con nosotros, porque yo no puedo tocar temas políticos ni abiertamente  ni marcar una posición. 

A nivel mundial las iglesias cristianas evangélicas están incursionando en política partidaria. ¿Cuál es la situación en Bolivia? ¿Están incursionando en política? ¿Están apoyando alguna candidatura?

Primero le contaré cómo funcionan los cristianos. Primero, no tenemos un líder que maneja a todos, no tenemos un Papa. Segundo, hay denominaciones de todo tipo, luteranos, bautistas... y cada uno tiene un líder. Hay partidos políticos sustentados y apoyados por ciertas iglesias en el mundo. En Brasil hay una iglesia poderosa que maneja  televisión, radio, tiene gente a montones, ha llegado a otros países, en Bolivia tienen una sede que se mete mucho en política.  En Santa Cruz están promocionando candidatos y (un candidato a) vicepresidente, que es un pastor, pero eso no es que nos ponemos de acuerdo todos.

 ¿Qué opina de los evangélicos que incursionan en política?

Nada, son libres de hacerlo, no tengo nada ni a favor ni en contra, es su decisión. Nosotros hablamos a Bolivia entera, nosotros no hablamos a un sector, hablamos a Bolivia. La necesidad del ser humano en su interior es el más grande, sobrepasa a la política.

¿Y el hecho de que Evo Morales haya sido acogido en su culto tiene algún significado político para la congregación? 

No, en absoluto.

¿Cuál es el contexto en el que sucede esto? 

Nuestra iglesia permanentemente ha recibido a líderes, a alcaldes, prefectos y ministros. En nuestro programa elegíamos el líder del año y la gente votaba, ese año el presidente Morales ganó, entonces nosotros pedimos una cita para ir a entregarle el premio, que era una pequeña cosita simbólica, pero ahí nos llamó la ministra de Comunicación y dijo “el Presidente no quiere que vengan aquí, quisiera ir a su iglesia” y digo por supuesto. Era la primera vez en la historia que un presidente  visitaba a una iglesia cristiana. La gente sabe, en Ekklesia que no nos metemos en política.

Antes eran los sacerdotes católicos los que le hablaban al oído a los presidentes. ¿Ahora usted aconsejan al presidente?

Nunca me han convocado, la gente cree que yo hablo todos los días con el Presidente, no, no tengo su número, no hablo nunca, me he reunido a solas con él, he hablado con ministros porque los entrevisto, conocen el medio y mi trabajo. 

¿Qué opina de Cárdenas que ahora es  muy religioso y cristiano?

He tenido hace unos días  una entrevista con él en mi programa y ha hablado desde cuando empezó y no toqué ese tema porque respeto su decisión, no puedo juzgarlo porque cada quien opina para bien o lo juzga para mal. Nosotros no juzgamos, yo no juzgo, es su libertad. 

 ¿Alguna vez usted habló con líderes políticos sobre el 21F?

No, nunca.

¿Tiene una posición sobre el 21F? 

Todos tienen posición, de todo tengo posiciones, pero son mías, no tengo por qué comunicarles. No soy político.

Jesús decía que eso es tibieza. 

Dónde decía. Decía que los tibios son los que no se meten a fondo con el cristianismo o los que no dan su vida por los amigos. Nunca decía hay que decir todo.

¿Quién le ha llevado a la cruz? 

Los religiosos 

¿Por qué? 

Porque él predicaba que él era el hijo de Dios y estaba cortando su antigua ley.

 Y los denunciaba a los fariseos.

A los religiosos, los fariseos eran una secta religiosa, no eran un partido político para poner un emperador o cambiar un líder.

Pero hablaba de los pobres también. 

A los pobres hablaba de otra manera, él se metía con maleantes, se metía con asesinos, los 12 discípulos andaban armados, no se metía con los exquisitos, con los intelectuales, buscaba a la gente sencilla. Dios me permite hablar la palabra y soy agradecido de eso, es todo lo que hago, pero para hablar de Jesús.

¿Según usted, Jesús nunca denunció el mal, la mala conducta de las personas? 

Claro, pero el pecado. No hablaba de la política.

 Otra cosa que se critica a la Iglesia Evangélica es que se agarra al pie de la letra de la Biblia, es decir, sácate el ojo si te causa pecado y hubo alguien que se sacó el ojo.

Mire, nosotros no somos tan necios. Está pensando que nosotros somos descerebrados y eso no me gusta.

 Háblenos del fundamentalismo.

No somos así, créame. Estudiamos, sabemos (que) hay excesos como en todo. Hay periodistas que son un desastre en su conducta, buscan el sensacionalismo, buscan cosas extrañas, no hacen periodismo. Ustedes están haciendo un periodismo abierto, me gusta muchísimo, como debería ser, pero hay de todo. Yo no me meto a juzgar a los demás porque no soy quién, el único que juzga es Dios.

Conozco a una persona que se ha vuelto evangélica, que fue a la casa de su mamá, sacó las cruces y las imágenes  y las quemó diciendo que era pecado. Pareciera que la Iglesia Evangélica está fallando en que su gente debe aprender a respetar a los otros.

Es que hay de todo.

Esta familia está peleada y destruida. A eso nos referimos con la interpretación tan fundamentalista de la Biblia. 

Y tienes toda la razón, es una barbaridad y es un desastre; eso nunca enseñamos, pero hay grupos. A mí me duele que esas personas destruyan hogares, se pongan tan fundamentalistas, tan legalistas, que empiecen a hablar cosas que no son, Jesús nunca hacía eso. 

Hemos visto un avance importante hacia el ecumenismo (respeto a los otros cultos) en Europa, pero aquí no. Aún ridiculizan a los católicos y la  Iglesia Evangélica basa su mensaje en los pecados de la Iglesia Católica.  

Algunos, hay que decir algunos, es que no somos todos. Yo tengo amigos curas, he tenido cuatachos.

Entremos a la parte económica. Usted acaba de decir “creen que somos ricos”. La ley dice que tiene que pagar impuestos, pero seguramente de sus actividades económicas ya pagan impuestos ¿no es cierto? ¿Qué va a pasar con los aportes que hace la gente a la Iglesia? ¿Eso tiene algún control? 

La gente supone que cobramos diezmos, que les amenazamos con el infierno y  que va a haber terremoto y que los días lunes los pastores nos tiramos como ricos a una piscina de monedas y nos llevamos lo que podemos, eso   lo hago en sorna porque ya es reiterativo. Primero, para funcionar como Iglesia necesitamos personería jurídica. La personería que teníamos antes de la ley era sociedad civil sin fines de lucro, igual que un club deportivo o que un sindicato. Esa personería nos obligaba a ir a la Dirección de Culto de la Cancillería para prestar cada año informe económico e informe de actividades, caso contrario le quitan la personería.

Luego, nosotros tenemos trámites administrativos, pagamos afiliados a la AFP, pagamos los impuestos que tenemos que pagar. Si tenemos algo que puede rendir utilidades, como una SRL, el canal que tenemos es una SRL, pagamos impuestos. Si ustedes un día son tocados por Dios y van a dar una ofrenda al canal, les van a dar una factura. Tenemos una clínica que también está sujeta al Ministerio de Salud. En la ley solamente está visibilizándose lo que teníamos que hacer en nuestras obligaciones económicas, lo vamos a seguir haciendo y no es novedad. No es que ahora las iglesias van a empezar a pagar, a rendir cuentas, ya lo hacemos.

¿Cómo se hace esa rendición de cuentas? 

Con balances ante la Dirección de Culto. Nosotros hacemos una auditoría externa y muchas otras conciliaciones y presentamos. Ahí está  a la mano todo cuanto se ingresa y qué se gasta.

¿Entre los ingresos está por ejemplo el diezmo?

El diezmo es lo que las personas quieren darnos.

 ¿Es voluntario?

Voluntario, absolutamente.

¿Si no hay diezmo no están incurriendo en pecado? 

No, ese es su problema. Hay mandamientos no cumplidos. Nosotros no decimos a quienes no han traído el diezmo que se van a ir al infierno, imposible, es voluntario,  amar a Dios es voluntario, obedecerlo es voluntario.

¿Cuántas personas tiene Ekklesia a nivel nacional? 

No hay el total.

Tiene que tener una idea.

Ni idea, todavía no tengo la cantidad.

 Tiene que saber qué  porcentaje de gente abraza el cristianismo.

El último dato que tengo es que éramos el 11,7%.

 Hay la versión de que ya son como 40%. 

Se estima que 25 al 30%  son cristianos, pero hay otras fes, hay mormones y testigos de Jehová.

 Cuando habla de 11%, ¿a qué se refiere?

11,7  éramos de cristianos, que yo le llamo cristianos, otros llaman evangélicos.

¿Se puede saber cuánto recauda Ekklesia? 

No se puede saber. Si tú Mery  diezmas y eres regular, obviamente vienes y te damos.

 ¿Cualquier fiel puede saber?

Saben, siempre saben, los que diezman se acercan, saben en qué invertimos, en qué gastamos, lo tienen claro. Me dicen hay que transparentar, claro, transparento ante la autoridad, quién es usted para pedirme eso.

¿Se podría decir que es una actividad privada  la que ustedes desarrollan?

Como todo pues, en ámbito privado, una personería jurídica privada.

 ¿Ese es el argumento para no hacer público su balance? 

Pero por qué tendría que ser público.

 ¿Cuánto recibe usted de su Iglesia?

Yo tengo un sueldo. Aparte, con mi esposa, somos invitados a dar conferencias internacionales por las que nos pagan.

¿Lo que sale del canal y de la clínica, se reinvierte o usted recibe  como accionista?

El sistema cristiano es una SRL sin fines de lucro, o sea, no podemos repartir utilidades, todo eso se invierte.

¿La principal fuente de ingreso de la Iglesia es el diezmo?

Es la ofrenda y el diezmo, no se olvide hay dos.

 ¿Cuál es la diferencia? 

El diezmo es la gente que decide dar de los ingresos el 10% y la ofrenda es dar lo que yo quiero.

 ¿Sobre ese diezmo se da un recibo o algo?

Es un sobre colocan, tienen su código. Tienen su código y ponen su nombre. La persona viene a decir quiero ver lo que he dado este año y ahí está. 

Sobre eso, sin embargo, no se paga impuestos.

No se paga porque no es una actividad comercial, la actividad comercial paga.

¿O sea no hay ninguna novedad en el tema impuestos?

No hay ninguna novedad.

HOJA DE  VIDA

  • Estudios Salió bachiller de La Salle. Se inscribió para estudiar  ingeniería electrónica, pero la universidad se cerró por la dictadura. 
  •  Pastor Tiene una licenciatura en teología por la Universidad Nuevo Pacto de Florida.
32
300