De Morales a Andrónico: "Tienes que consolidar la ruta de Evo"

En marzo de este año, el presidente Evo Morales emitió un discurso en el que identificó a Rodríguez como uno de los líderes que continuaría con su legado junto a la presidenta del Senado, Adriana Salvatierra y el ministro de Comunicación, Manuel Canelas.
lunes, 03 de junio de 2019 · 17:34

María Carballo / La Paz

Andrónico Rodríguez tiene 29 años y es el vicepresidente de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba desde septiembre del año pasado. Cuando tenía 18 o 19 años ya era presidente de las juventudes estudiantiles. Después empezó como dirigente de su sindicato cocalero, estuvo dos gestiones en la central, siguió otras dos en la federación y hace menos de un año ganó la vicepresidencia de las seis federaciones, que es el cargo que le sigue al de Evo Morales. Obtuvo a sus 22 años la licenciatura en Ciencias Políticas de la universidad San Simón de Cochabamba.

En marzo de este año, el presidente Evo Morales emitió un discurso en el que identificó a Rodríguez como uno de los líderes que continuaría con su legado junto a la presidenta del Senado, Adriana Salvatierra y el ministro de Comunicación, Manuel Canelas.

En entrevista con Página Siete, el dirigente contó detalles de su relación con Evo Morales y el cómo aprende a ser líder y dirigente social. Admite que si en algún momento tuviera que suplantar al Mandatario, lo haría, pero "es muy prematuro pensar en eso", dijo.    

Usted empezó muy joven como dirigente sindical. ¿Cómo fueron sus inicios?

Desde 2002, cuando estaba en colegio, he visto cómo los militares perseguían a nuestros padres (cocaleros), cómo nuestros padres bloqueaban. Nosotros también bloqueábamos, no íbamos a clases y de ahí se me vino la inquietud de luchar. Veía a  los gringos altotes, con gafas oscuras y que hablaban inglés, asustaban a los uniformados.

Pero, ¿cuáles fueron sus inicios como dirigente sindical?

He ido creciendo el 2004, el 2005, iba detrás de mi padre a escuchar lo que decían en los debates porque mi padre era dirigente. De ahí me empezó a inquietar, hablaban de por qué vienen los gringos acá, se debatía mucho.

A mis 22 años, en 2012, finalicé la carrera de Ciencias Políticas y me eligieron como presidente de las juntas universitarias de las Seis Federaciones.

De 2013 a 2014, en mi sindicato ayudé en la secretaria de actas, pero ayudé con todo. De 2014 a 2015 me llevan como secretario de relaciones a la Central y de ahí en adelante hasta 2018, me reeligen como ejecutivo de la Federación.

Sus inclinaciones como dirigente, ¿lo llevaron a estudiar Ciencias Políticas?

Yo lo veía a mi padre que apenas cursó el cuarto de primaria, pero tenía la capacidad de organizar, orientar, más allá tampoco (podía), había mucha carencia en algunos dirigentes, por eso me inquieté por los libros, a estudiar.  

¿Por qué se inclinó precisamente a apoyar al proceso de cambio y al MAS?

Desde muy niño, he visto al Presidente (Evo Morales). En el 97 cuando fue electo diputado, yo veía el rostro del Presidente y nos sorprendió, su nombre, se hablaba bastante de que era dirigente, que era de la clase nuestra. Siempre me sorprendió los discursos del Presidente, con una visión a largo plazo, cómo generar estabilidad en el Trópico.

¿Usted siguió a Evo Morales desde que usted era niño?

Sí, yo diría que sí; desde muy jiño he seguido, he escuchado sus discursos, analizaba lo que expresaba, como la gente se sentía identificada.

Usted conoce de cerca al Presidente, ¿cómo es él?

Cuando era dirigente ejecutivo de base, lo veía muy lejano, los primeros meses no podía ni saludarle, lo veía muy lejano y un poco soberbio; luego hubo más confianza, me llamó, conversamos y ahora lo veo tan humano y orgánico.

Muchos dirigentes se quejan de que impone, pero en realidad, él sugiere, siempre sugiere. Lo que pasa es que algunos lo tomamos como que la palabra del Presidente es ley.

¿Cómo es su relación con él?

Él conversa, sonríe, comparte sus inquietudes, sus chistes. Nunca he pensado saludarle, caminar a su lado, hablarle, conversarle o ir en su movilidad al aeropuerto. A veces me lleva en su helicóptero, conversamos, planificamos, siempre cruzamos información y planificamos los ampliados.

¿El Presidente lo instruye para ser líder?

Sí, él me cuenta como era de joven como dirigente, la situación, como no había presencia de Estado. Él cuenta que cuando era joven no había movilidad ni camino.

Ahora tienen todo, me dice, tienes que ir a los sindicatos, me dice. Tienes que ir a los sindicatos, tienes que organizar, tienes que consolidar la ruta de Evo, me dice.

¿Qué otras cosas aprendió del Presidente?

Tiene muy buenos modales, sobre todo respecto a la mujer, él reconoce que tiene actitudes machistas, nos inculca el respeto a la mujer, que no hay que tratarla como objeto. Él instruye que en los sindicatos haya un ejecutivo y una ejecutiva.

De forma personal, ¿usted aprende de Evo Morales a ser líder?

Sí, bastante, yo veo a veces cómo habla, cualquiera diría que los ministros lo asesoran. En algunos casos, cuando se cubría la ruta de Ivirgazama a Chimoré, venía (Morales) todo el camino saludando y decían que el Presidente está dando instrucciones a la ministra de Saneamiento (Salud) y decía que la ministra de Saneamiento (Salud) es muy terca, muy soberbia, la que no es ministra, Ariana Campero.

(Morales) le decía que la salud no es mercancía, que la salud no es negocio, le estaba dando instrucciones.

¿Se siente preparado para ser un líder con un rango más alto en el MAS o en las organizaciones?

No sé, yo no me siento preparado para ir a grandes puestos. La verdad en este momento no se me viene a la mente un espacio, ni en la Alcaldía ni en la Gobernación.

Si llegara el momento de hacerlo, ¿lo haría?

Yo creo que sí, pero es muy prematuro pensar en eso.

34
229

Otras Noticias