García Linera y opositores se desafían a debatir en quechua y de seis a uno

Evo Morales llegó a la presidencia en 2006 y desde entonces y en los siguientes procesos electorales, nunca se sentó a debatir con sus oponentes en urnas. 
miércoles, 05 de junio de 2019 · 17:48

María Carballo / La Paz

A cuatro meses de las elecciones generales, está en mesa de debate el debate entre candidatos. Aunque suene redundante, el desafío de los opositores al presidente Evo Morales para hablar sobre diversos temas de coyuntura y respectivas propuestas de gestión gubernamental vuelve a ser noticia.

Evo Morales llegó a la presidencia en 2006 y desde entonces y en los siguientes procesos electorales, nunca se sentó a debatir con sus oponentes en urnas. 

El vicepresidente Álvaro García Linera aseguró ayer que participará en todos los debates a los que se invite al presidente Evo Morales e incluso dijo estar dispuesto a debatir con los seis candidatos opositores al mismo tiempo.

“Yo voy a todos los debates que tiene el Presidente. Que pongan a los cuatro candidatos al frente. A los seis si quieren, para no aburrirme”, señaló García Linera, al ser consultado sobre si participará de un debate entre candidatos a la Presidencia que podría ser organizado por el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

No es la primera vez que lo hace. En abril de 2017, García Linera retó a debatir en bloque y no "uno por uno" a la unidad de seis opositores, entre ellos dos expresidentes, que denuncian una supuesta persecución política en Bolivia.

"Convoco al debate a los seis juntos para que no se quejen luego de que los he abusado uno por uno", dijo a la agencia ABI.

Un año después en mayo, en una entrevista en el programa No Mentirás de la red PAT, el Vicepresidente dijo que los líderes opositores le tienen miedo a su cerebro y que “todos son mediocres”, refiriéndose a Tuto Quiroga, Jaime Paz Zamora, Carlos Mesa, Víctor Hugo Cárdenas, Rubén Costas y Samuel Doria Medina, a quienes desafió a un debate.

“Tienen miedo a las 70.000 millones de neuronas que están trabajando en mi cerebro”, expresó el Vicepresidente y afirmó que en la oposición no hay intelectuales.

“La derecha es casi por definición intelectualmente mediocre. Por lo general las personas inteligentes son de izquierda", dijo el mandatario y retó a los seis líderes a debatir en conjunto, “póngase al frente los reto a debatir" desafió.

Ayer volvió a tocar el tema y el primero en criticar su desafío fue el diputado de Unidad Demócrata (UD), Rafael Quispe, quien escribió en su cuenta de Twitter: "Nunca va a debatir, #GarcíaLinera no tiene capacidad de debate, no le hablen de tema, es tiempo perdido. 1. Le dirán todas sus verdades 2. No tiene justificativo ante tanta denuncia 3. No tiene moral, ah, tampoco título 4. El sol y la luna". 

Por otro lado, el candidato a la vicepresidencia por la alianza Bolivia Dice No, Edwin Rodríguez, potosino de nacimiento y senador por Demócratas, retó al debate a García Linera, pero en quechua.

"Nos hablaremos y nos debatiremos en quechua o en aymara también, pero además debatiremos algo que no es aburrido, como el 21F, que es algo que a todos nos interesa, que en quechuita me explique el Vicepresidente por qué quiere perpetuarse en el poder (...) que el pueblo sepa cuáles son nuestros argumentos y ver quién tiene la razón (...) No necesita seis, necesita uno (...) el Vicepresidente es un miedoso, le tiene miedo a debatir en quechua", afirmó.

El candidato del FPV, Israel Rodríguez, retó también al vicepresidente, Álvaro García Linera, a debatir “entre intelectuales” 

“Ante la burla del candidato ilegal Álvaro García Linera de debatir con 6 candidatos a la misma vez, mi persona, al contrario, le hace una invitación pública para debatir verdaderamente sobre propuesta de gobierno para solucionar todos los problemas del país como (corrupción, endeudamiento, industrialización, economía, desempleo, inseguridad, salud, etc. ) y de paso también de ideología”, afirmó.  

El político agregó: “Ambos tuvimos la educación y formación de distinta forma, por eso planteó el debate de intelectual a intelectual”.

27
50