La página electoral:

Patzi plantea que los jóvenes tengan sus propias empresas

El candidato del MTS explicó que para implementar esa iniciativa se requiere que se modifiquen dos leyes del Estado: Ley Safco y la Ley de Bancos.
viernes, 07 de junio de 2019 · 00:04

Laura Maldonado  / La Paz

El candidato a la presidencia del Movimiento Tercer Sistema (MTS), Félix Patzi, plantea que los jóvenes tengan incentivos para crear su propia empresa. Para cumplir esa meta, el postulante explicó que se deben modificar al menos dos leyes del Estado.

“La única manera de que los jóvenes puedan tener su propio emprendimiento es que ellos mismos sean propietarios de los medios de producción”, afirmó el gobernador Patzi.

La autoridad detalló que para implementar esa  propuesta se debe cambiar la Ley 1178  Safco (norma de administración y control gubernamental), para que las empresas de jóvenes “puedan participar en licitaciones del Estado”. 

El Gobernador agregó que también se debe reformar la Ley de Bancos, para que las compañías de jóvenes “accedan a créditos con requisitos accesibles”.   

“Que los jóvenes tengan su propia empresa, para que no tengan patrón Estado, o Patrón Privado y accedan a la Soberanía Económica Personal”, se lee en uno de los puntos de la plataforma programática del candidato. 

Patzi comentó que el objetivo de la iniciativa apunta a que una vez que los jóvenes se capaciten,   tengan la posibilidad de crear una empresa,  “según su capacidad adquirida y académicamente certificada, con apoyo del Estado”. El Gobernador detalló que el respaldo público puede darse, por ejemplo, a través de un “capital semilla” (capital de arranque).

Más planteamientos 

Entre otras, el postulante también propone que las autoridades judiciales sean elegidas por las universidades,  “para castigar los delitos de Estado”; y que el pueblo, “mediante su organización territorial”, trate “los delitos en la sociedad”.  

La diputada oficialista, Rosa Chuquimia, sostuvo: “todos los partidos, al parecer, ponen la mirada a la juventud por ser un voto codiciado para las elecciones”. 

En abril se conoció que el MTS difundía su programa de gobierno a través de un video en  inglés.  “El MTS  presenta a las bolivianas y los bolivianos, que viven dentro y fuera de Bolivia, su propuesta de Programa de Gobierno 2020-2025 en idioma inglés, que es la continuación de un proceso continuo de mensajes similares, en idiomas aymara, quechua, castellano, guaraní y otros”, se lee en la descripción del  audiovisual que se difundió por las redes sociales. 

 Las  propuestas

  • Emprendimiento El MTS propone que los jóvenes tengan su propia empresa.
  •  Consenso Esa fuerza plantea que las  normas y políticas públicas se  decidan  por medio de  deliberación colectiva.
  • Jueces   El frente  propone que las    universidades elijan a las autoridades judiciales.
  • Formación  El MTS plantea “educación secundaria dual, especializada y profesionalización gradual”.

Punto de vista 
Franklin Pareja  Analista político


 “Capital semilla,  destacable pero no novedoso”  


La propuesta económica para los jóvenes, parte del supuesto de que este grupo etario necesita soberanía económica, a través del emprendedurismo para mejorar su condición de vida, lo cual no necesariamente es una situación que los jóvenes buscan como principio de su emancipación. Tampoco es que por ser jóvenes les beneficiaría más el emprendedurismo.

 Esto llevaría a pensar que partimos de un supuesto que considera que la condición de joven es una virtud o un mérito, aspecto que no es así. La juventud es  una ventaja competitiva, pero si no se contemplan los factores clave en el diseño de las políticas públicas, con una visión integral, esta ventaja prácticamente se diluiría por su inviabilidad técnica y sostenibilidad económica. 

Es destacable pero no novedoso que la propuesta piense en un fondo de capital semilla, pero muchas veces las situaciones negativas están dadas por las escasas oportunidades que brinda el sistema, y esto está vinculado más que todo a la debilidad institucional de un Estado que no promueve ni brinda reglas claras, desincentivando la inversión no sólo a los jóvenes. 

Por otra parte, no se debe perder de vista que muchos jóvenes podrían aspirar  a realizar una carrera en el sector público y otros en el  privado.

 

 

 

26
16