Renuncia de Rodríguez pone en jaque a Ortiz y beneficia a Mesa

sábado, 13 de julio de 2019 · 01:24

Página Siete  / La Paz 

La renuncia de Edwin Rodríguez a la candidatura a la vicepresidencia de Bolivia Dice No puso en jaque a  Oscar Ortiz y beneficia a Comunidad Ciudadana (CC), frente  que saludó la dimisión porque “contribuye a clarificar las opciones políticas” que tiene el electorado.  

Ayer,   Rodríguez envió una carta al Tribunal Supremo Electoral (TSE ). En su misiva,  el también senador afirma que en un congreso extraordinario de Movimiento Originario Popular  se analizó la coyuntura. 

En esa reflexión  salió a relucir la estrategia de Demócratas, “que cuestiona, critica y ataca al candidato de oposición Carlos Mesa, en lugar de interpelar, cuestionar y atacar al  inconstitucional binomio oficialista”. 

En la misiva de Rodríguez se agrega que  esa estrategia “tiende a dividir a la oposición”, además que  resta votación a CC y favorece  al binomio del MAS,  “que pretende  obtener una distancia electoral mayor al 10% del segundo más votado y así ganar en primera vuelta y consolidar un gobierno dictatorial”. 

Con esos antecedentes, el senador afirma que aceptó el pedido del  Comité Cívico Potosinista (Comcipo) de dimitir.  

Luego, en declaraciones a la prensa, Rodríguez manifestó  que el jueves recibió el pedido de  Comcipo de deponer intereses, porque Potosí es la región que más “sufrió” por el Gobierno.  

“Hay un enemigo   de Potosí en Palacio de Gobierno, ese enemigo se llama Evo Morales y mientras  esté en el poder, Potosí siempre va a estar humillado y postergado”, afirmó.

Rodríguez también dijo que “lamentablemente” Bolivia Dice No está tercera en preferencia y que estar en ese sitial “es dividir el voto y posibilitar  que Morales sea nuevamente gobernante  dictador”. 

En ese marco, el senador afirmó: “nosotros no estamos respaldando ninguna candidatura de nadie, estamos exhortando a la concentración del voto  de la oposición. Si hubiese sido Perico Pérez  quien esté segundo, a ese señor Pérez le hubiésemos apoyado, porque aquí de lo que se trata es de que la dictadura no se instaure en Bolivia”. 
 
Después de las 13:00, Rubén Costas, líder de los Demócratas y Oscar Ortiz, candidato a la presidencia de Bolivia Dice No,  pidieron disculpas al electorado y hablaron de traición. 

“Hoy han vuelto a aparecer las viejas mañas de la vieja política; de aquellos tiempos en los que se compraban y vendían candidatos; de aquellos políticos que compraban lo que no convencían”, afirmó Costas. 

El líder político agregó: “Los mercaderes de la traición están entre aquellos que se asustaron con el crecimiento de la candidatura de Oscar Ortiz”.

Según Costas, legalmente, la renuncia “no tiene ninguna validez formal, tal y como ha señalado recientemente el TSE; es sólo una acción política que persigue favorecer las opciones del MAS y de CC, descabezando la única opción viable del NO”.

El Gobernador cruceño aseguró que Bolivia Dice No tomó “la decisión de seguir adelante”.  

Por su parte, Ortiz expresó que  “este episodio sólo puede ser interpretado, desgraciadamente, en términos económicos”.

El candidato agregó:  “Tengo las cuentas claras y las manos limpias, llevo 13 años luchando desde la oposición contra la corrupción del gobierno del MAS, y no voy a permitir que un nuevo acto corrupto impida esta candidatura”.

Rodríguez, al respecto, declaró  a  Panamericana: “Hay un viejo dicho que se escucha y se lee cuando hay acusaciones falsas y difamaciones o cuando hay insinuaciones, es que ‘el ladrón piensa que todos son  de su misma condición’”.

Carlos Mesa, candidato de CC, afirmó que la renuncia de Rodríguez “contribuye a clarificar las opciones políticas” que tiene el electorado. “Hoy Bolivia debe decidir, si después dje 13 años, desea permanecer en el camino de abuso de poder del MAS o quiere un nuevo rumbo hacia un mejor país”, agregó. 

Un comunicado de CC indica que esa fuerza respeta y valora “en alto grado la decisión democrática” de Rodríguez.  

Manuel Canelas, ministro de Comunicación, afirmó que esta y otras  renuncias en filas opositoras  muestran “la debilidad de las ‘alternativas’ de la oposición”.

Cara  a cara


  Oscar Ortiz 


— “Quiero decirle al país, al MAS y a todos los otros, que mi candidatura no tiene precio”.

— “Quiero compartir mi sorpresa total y expresar mi profunda convicción de que este episodio sólo puede ser interpretado, desgraciadamente, en términos económicos”.

— “Tengo las cuentas claras y las manos limpias, llevo 13 años luchando desde la oposición contra la corrupción del Gobierno del MAS y no voy a permitir que un nuevo acto corrupto impida esta candidatura. Ahora voy solo, ahora vamos a redoblar el esfuerzo”. 

Edwin Rodríguez 


— "Hay un viejo dicho que se escucha y se lee cuando hay acusaciones falsas y difamaciones o cuando hay insinuaciones, es que ‘el ladrón piensa que todos son de su misma condición’”.

— “Nosotros no estamos respaldando ninguna candidatura de nadie, estamos exhortando a la concentración del voto  de la oposición”.
 
 — “Hay un enemigo   de Potosí en Palacio de Gobierno, ese enemigo se llama Evo Morales y mientras Evo Morales esté en el poder, Potosí siempre  estará humillado y postergado”.
 
 

Punto de vista 
 Franklin Pareja   Analista político 

“Un duro golpe a  Bolivia Dice No”

Es la segunda renuncia de un candidato, y al igual que la anterior (Jaime Paz), se hace de forma unilateral, sin discusión y debate al interior de la fórmula. El acompañante se entera en los medios, lo cual demuestra fragilidad en la alianza, lo poco orgánica y estructurada que es  la forma de funcionar de estas candidaturas eventuales, la ausencia de cohesión interna.

Esta renuncia constituye un duro golpe a la fuerza Bolivia Dice No (BDN). Pareciera que hay fricción entre Rodríguez y  Demócratas, se lo nota molesto e insatisfecho, fustiga duramente a su frente, utiliza argumentos poco novedosos y creíbles, más parecen pretextos para romper con la fórmula que una genuina razón patriótica. 

Se intuye más bien que hay una presión muy fuerte que podría estar instrumentalizada por un esquema opositor más amplio y poderoso, en la perspectiva de consolidar una fuerza con reales probabilidades de éxito; por otra parte, esta acción podría detonar en una situación similar en  otras fuerzas pequeñas o residuales que siguen en disputa.

Ortiz, de momento, queda en una situación incómoda y debilitada. Le queda replantear su estrategia, buscar un sustituto, continuar solo o en definitiva negociar con CC. Para el MAS la renuncia de Rodríguez no es buena noticia. Ante el debilitamiento de BDN, podría cambiar el rumbo de las elecciones, dado que el capital político de Ortiz es precisamente el que requiere CC para viabilizar con mayor probabilidad de éxito la derrota de Evo Morales. Esta cuarta elección varía de todas las anteriores por la incertidumbre, ahora sí Morales puede perder.
 

 

 

455
37