Estricto protocolo y regalos para Mako

La princesa Mako se encuentra en el país para conmemorar los 120 años de la migración japonesa.
martes, 16 de julio de 2019 · 00:44

Erika Segales / La Paz

Aproximadamente una decena de custodios se encargaron de la seguridad de la princesa Mako de Akishino, de Japón, quien visita Bolivia. En su primer día en la urbe  paceña sus actividades  estuvieron marcadas  por un estricto protocolo, que prohibió a la prensa tomarle fotos  mientras ella consumía alguna bebida o comida, tampoco se permitió cruzar delante de ella, adelantarle el paso, retroceder    o caminar detrás de la princesa, entre otras estrictas restricciones.

 Antes del almuerzo,  el presidente Evo Morales le regaló  un busto de Bartolina  Sisa, su libro autobiográfico  Mi vida, de Orinoca al Palacio Quemado y El Libro del Mar. Ella correspondió entregándole una vasija de color azul.

  La princesa Mako, de Japón, también visitó las líneas de Mi Teleférico. En la foto se la observa junto a César Dockweiler, gerente de esa firma.

 La princesa Mako se encuentra en el país para conmemorar los 120 años de la migración japonesa. 

“Quiero que sepan hermanas y hermanos, ministros, movimientos sociales,  Japón nos ha condonado más de 500 millones de dólares y después de condonarnos seguía apoyándonos, cooperándonos. Para el gobierno todavía era difícil conseguir algún crédito. Con la condonación bajamos la deuda externa”, resaltó Morales.

Por su parte, la princesa Mako afirmó: “Es realmente alentador que los inmigrantes japoneses y sus descendientes hayan aportado al desarrollo de Bolivia, y que hayan sido un puente de integración entre ambos países”. La visitante  resaltó que en Bolivia hay  aproximadamente 13.000 residentes japoneses, especialmente en el oriente del país.

 La princesa Mako y el canciller Diego Pary en la entrada del Palacio Quemado.

Los actos oficiales por su vista se iniciaron con la presentación de una ofrenda floral ante los restos del Mariscal Andrés de Santa Cruz y Calahumana, en plaza Murillo. El acto contó con la presencia del canciller Diego Pary y otras autoridades.  

En la tarde, la princesa Mako visitó líneas de la empresa   Mi Teleférico.  Posteriormente, visitó  el Palacio Consistorial,  donde fue declarada huésped ilustre y recibió, además,  las llaves de la ciudad por el alcalde Luis Revilla. 

Antes de finalizar la tarde se traslado hasta el Museo de Etnografía y Folklore, donde se deleitó con una demostración de la cueca paceña y tinku, y asistió a una exposición de bonsáis en el Jardín Japonés.

 Estará en el país  hasta el 20 de julio. Esta jornada tiene previsto arribar al departamento de  Santa Cruz. 
 

 El presidente Evo Morales y la princesa Mako se toman una foto en el último piso de la Casa Grande del Pueblo.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

416
109