Enviado de Trump aboga por más democracia y menos coca ilegal

El oficialismo ratifica que la reelección es un derecho establecido en la Convención Americana. La oposición, en cambio, insiste en que se vulnera el 21F.
sábado, 27 de julio de 2019 · 01:58

Erika Segales / La Paz

El vicesecretario de Estado Adjunto para el Hemisferio Occidental de Estados Unidos,  Kevin Michael O’Reilly, subrayó ayer las virtudes del sistema democrático y expresó el deseo  de su gobierno de que se reduzca la producción de coca ilegal en Bolivia.  

“Bolivia y Estados Unidos comparten la misma meta de tener instituciones democráticas que expresen la voluntad del pueblo. Los procesos plenamente democráticos incluyen no sólo elecciones libres y justas,  sino también las libertades de prensa, de asociación, el Estado de Derecho aplicado de manera equitativa y justa para todos, y la transparencia del sector público”, expresó ante  periodistas bolivianos. 

El diplomático señaló que en un país es fundamental el respeto de la independencia del Poder Judicial, el pluralismo político y la libertad de expresión. Indicó que éstos son  pilares esenciales en cualquier democracia.

Respecto al proceso electoral boliviano,  O’Reilly sostuvo: “Los ciudadanos bolivianos son quienes deben elegir a sus líderes, a través de procesos plenamente democráticos, transparentes y sin interferencias”.

El diplomático agregó: “Estados Unidos no apoya ni a candidatos ni a partidos políticos, sí apoyamos el fortalecimiento de la democracia, la transparencia y el Estado de Derecho en Bolivia y en todo el mundo”. 

Consultado sobre cómo ve el que algunos mandatarios de la región recurran a  la figura de la reelección pese a que la Constitución de su país no lo permite, la autoridad indicó que en el caso de Bolivia el pueblo ya expresó su voluntad. 

“Nosotros tuvimos un debate hace décadas, más de medio siglo, sobre las normativas de la reelección. Como cualquier otra democracia en el mundo, cada sociedad toma la decisión según sus normas constitucionales y la voluntad de su pueblo, por ejemplo, aquí  el pueblo expresó su voluntad”, afirmó.

En el referendo constitucional del 21 de febrero de 2016, el   51,3% dijo “No” a la reelección.  

Pese a los resultados, el 28 de noviembre de 2017  el Tribunal Constitucional  dio vía libre a la “reelección indefinida”,   en “aplicación”  al artículo 23 de la Convención Americana de Derechos Humanos.

“La comunidad internacional, respetuosa del derecho internacional, así como el secretario general de Estados Americanos, establece que Bolivia vive en una democracia plena y que estas elecciones tienen la legalidad correspondiente”, señaló el diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS) David Ramos.

Por su parte, el senador de Unidad Demócrata  Yerko Núñez  indicó: “El respeto al voto es el pedido del pueblo, de la comunidad internacional que cree en la democracia, en el respeto a la CPE. No puede haber democracia cuando no se respeta la Constitución ni el voto del soberano y por eso se ha recurrido a instancias internacionales; a nivel nacional hay una indignación en la gran mayoría de la población”.

O’Reilly   también expresó su preocupación por la alta producción de coca ilegal. Sostuvo: “Bolivia es el tercer productor de coca en el mundo, después de Colombia y Perú, entonces esto sigue siendo un tema de interés para todos los que quieren ver más controles sobre el crimen organizado y el comercio de drogas (…). Esperamos ver una reducción de la producción ilícita de coca”. 

En respuesta,   Ramos  dijo que el diplomático debería preocuparse más por “cuál es el país más consumidor de cocaína”. En ese marco, el legislador sostuvo   que Estados Unidos debería trazar una política para reducir el numero de consumidores. 

El opositor Núñez   expresó que cerca del 90% de la coca del Chapare se destina al narcotráfico y que el presidente Morales “legalizó esta situación” al ser, a la vez, el presidente de las seis federaciones de productores de coca del trópico cochabambino.

En otros temas, el diplomático norteamericano  se refirió a la crisis  político-económica venezolana  bajo el régimen del   presidente Nicolás Maduro. 

“Entendemos que es muy difícil responder a una tragedia tan grande. Cada gobierno del hemisferio tiene que tomar sus decisiones sobre cómo apoyar a los venezolanos. Esperamos que todos los gobierno de este hemisferio acompañen al Grupo de Lima”. Esta instancia desconoce a Maduro y apoya a Juan Guaidó.

Bolivia y Estados Unidos  no tienen relaciones diplomáticas a nivel de embajadas después de que en 2008  el presidente Morales expulsó al entonces embajador Philip Goldberg.

Al respecto,   Kevin  Michael  O’Reilly  afirmó que su gobierno “tiene la mejor intención de trabajar en una relación bilateral positiva y respetuosa con el Gobierno boliviano en el marco de la democracia y el respeto del Estado de Derechos”. 
 

 Diputado Cárdenas: “La visita se hace en un momento electoral”

ANF  / La Paz

 La llegada a Bolivia del vicesecretario de Estado Adjunto para el Hemisferio Occidental, Kevin Michael O’Reilly, generó la desconfianza del Movimiento Al Socialismo (MAS), partido que ha cuestionado la visita de este emisario norteamericano e incluso lo acusó de arribar al país para organizar a la oposición de cara a las elecciones generales.

“La visita se hace en un momento electoral, en un momento en el que la oposición tiene muchos problemas. Tiene caos la oposición (…).   Ojalá no esté viniendo a darles un tipo de mensaje a la oposición porque tenemos una oposición muy acostumbrada al tutelaje, a esperar el amparo y la bendición de la embajada norteamericana”, manifestó ayer  el diputado del MAS  Lino Cárdenas  en contacto con los medios.

O’Reilly llegó al país el miércoles para cumplir una serie de actividades en las ciudades de La Paz y Santa Cruz, entre las cuales destacaron la reunión con el canciller de Bolivia, Diego Pary, con quien trató temas bilaterales y comerciales, e instituciones académicas y deportivas.

Ante los cuestionamientos del MAS, O’Reilly decidió aclarar, en la mañana de esta jornada, que durante su visita a Bolivia no sostuvo ninguna reunión con los candidatos presidenciales ni con ningún político opositor.

“No tuvimos reuniones y no tuve con candidatos ni con partidos durante mi estadía en el país”, aseguró el diplomático norteamericano  durante un encuentro con los periodistas.

Asimismo, dijo que EEUU espera que las elecciones generales del 20 de octubre se lleven a cabo a través de procesos plenamente democráticos transparentes y sin interferencias.

 

 

226
11