Desde 2010, el Gobierno destinó Bs 6 mil MM para comunicación

El MAS justifica esa asignación de recursos y afirma que la población debe informarse sobre los proyectos y obras que ejecuta el presidente Morales.
jueves, 04 de julio de 2019 · 07:08

Beatriz Layme  / La Paz 

Desde 2010,  el gobierno de Evo Morales destinó 6.390  millones de bolivianos para   comunicación y publicidad, de acuerdo con el estudio que realizó Julio Linares, a base de los datos del Ministerio de Economía y Finanzas.


    El presupuesto que designó el Gobierno  para comunicación y publicidad  cobra vigencia   en medio de la polémica de los recursos que destinan las organizaciones políticas para la campaña electoral, rumbo a los comicios del 20 de octubre.

  En criterio de la oposición,  el Movimiento Al Socialismo (MAS), que impulsa la  reelección del presidente Evo Morales y de Álvaro García Linera, tiene mayores ventajas sobre   sus rivales políticos, porque tiene a su disposición recursos y bienes del Estado,  que son utilizados a título de “gestión de Gobierno”.    

De acuerdo con el estudio de Linares, entre 2010 y 2019  el Gobierno  elevó el monto  para publicidad, de 119 a 457 millones de bolivianos. Por otro lado, en 2011,  el Ejecutivo asignó 66 millones de bolivianos para la administración de medios estatales,  y para este 2019,  el presupuesto para ese ítem subió  a 150 millones de bolivianos (ver más detalles en la infografía).

El MAS justificó el  incremento en el presupuesto,  con el argumento de que son recursos asignados en el marco de la transparencia de  información para  la población boliviana. 

“No somos un Gobierno que no informa a su pueblo”, dijo Leonardo Loza, dirigente cocalero del trópico de Cochabamba, quien sostuvo que los recursos son destinados para que la población se informe de los proyectos y obras que ejecuta Morales. 

Frente a ese criterio, Wilson Santamaría, diputado de oposición, sostuvo que el MAS gasta, a título de gestión de Gobierno,  recursos en  los viajes de Morales en helicóptero, y para viáticos  del personal técnico y de seguridad que acompaña al Primer Mandatario en diferentes actos de entrega de obra, “en los que pide apoyo a su reelección”. 

“Si sumamos todo eso, es una cantidad millonaria de recursos”, dijo Santamaría, quien lamentó que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) no haya aprobado un reglamento específico para regular el uso de bienes y recursos del Estado en el proceso electoral.

 De acuerdo con el estudio de Linares,   para este 2019,  año electoral,  “el derroche” en propaganda gubernamental es mayor, pues en 2014 el Gobierno gastó 1.039 millones de bolivianos y para este 2019 presupuestó 1.083 millones de bolivianos.

El informe subraya que entre 2014 y 2019 el Ministerio de Comunicación contó con mayor presupuesto que otros 10 ministerios. Además,   para este año cuenta con un presupuesto que dobla al del Ministerio de Desarrollo Productivo y es cinco veces mayor  que el  del Ministerio de Culturas. 

“Incluso es 10 veces mayor al presupuesto del Ministerio de Deportes”, se lee en las conclusiones del informe del economista.

José Luis Bedregal, miembro del directorio de Comunidad Ciudadana, manifestó que la principal fuente de campaña del MAS son los recursos del Estado. “Aquí hay un mal manejo de los recursos del Estado. A título de gestión de Gobierno, con recursos públicos,  realizan actividades político-partidarias”, expresó el dirigente político.    

Frente a ese criterio, la diputada del oficialismo Rosa Chuquimia  señaló que el presidente  Evo Morales no goza de ningún beneficio,  y manifestó que si bien utiliza el helicóptero y  los vehículos,  es  porque “es su derecho, ya que está cumpliendo su rol institucional como Primer Mandatario”.
 

  Punto de vista 
Jorge dulon   Analista político 

“Estos gastos  responden  a una estrategia”  

Estos gastos  responden  a una estrategia que ha sido permanente desde el Gobierno, que tiene que ver con desarrollar publicidad y propaganda política de manera permanente, no sólo para lo que ellos dicen que hacen, que es visibilizar las obras públicas y las acciones públicas del Gobierno, sino  sobre todo para  hacer una campaña política permanente. 

Ello se puede ver en las cifras. Cuando se acercan elecciones, si uno hace el análisis de los datos de estos nueve años, vemos que en años estratégicos hay una buena cantidad de recursos que han sido presupuestados para hacer justamente campaña política. 

Por ejemplo, en 2014, entre publicidad del Gobierno, medios estatales, transmisiones gubernamentales y otros gastos desde el Ministerio de Comunicación tenemos 1.039 millones de bolivianos que habrían sido gastados. 

En 2014 había elecciones. Entonces ahí hay algo  sintomático. Lo mismo sucede en  2019,  esos 1.083 millones de bolivianos que se presupuestaron  para este año tienen que ver  con el fortalecimiento de las acciones que se van a emprender en términos de  propaganda política, para favorecer al Gobierno y a las candidaturas ilegales  de Morales y  García Linera. 

Esto se complementa con el presupuesto de  2018 que son 810 millones de bolivianos, con el de 2017 que son 702 millones  bolivianos. ¿Por qué? Porque en el referendo del 21 de febrero  de 2016 arrojó  un resultado que el Gobierno no cumple y a partir de ese no cumplimiento el Ejecutivo  tiene una posición de repostular  a  Morales ilegalmente; y por lo tanto en  2017 establece un presupuesto ya adecuado en comunicación para propaganda política;  en 2018 aumenta ese presupuesto; y en 2019 aumenta a dos veces más.

 

 

47
159