Duelo de mujeres: la corrupción en Cochabamba y sus consecuencias

Las candidatas a primeras senadoras del MAS y CC por la Llaj- ta hablan de cómo enfrentar este flagelo.
domingo, 11 de agosto de 2019 · 00:00

Ivone Juárez  / La Paz 

Rocío Molina y Andrea Barrientos están en campaña a través de las redes sociales y golpeando puertas en las diferentes zonas y regiones de Cochabamba, hablando con la gente de sus propuestas  y de la visión de país que  proponen los partidos  a los que representan. Buscan  la primera senaturía de su región para llegar a la Asamblea Legislativa. 

La primera es una experiodista de 46 años que va con la sigla del MAS, con la que ya llegó a la Alcaldía de  Cochabamba en 2015, como concejala. La segunda va con CC. Es su primera vez en política. ¿Sus antecedentes ? Tiene 30 años, es una milleniall empresaria de los bienes raíces y  es animalista.

 Viven en la misma ciudad y, si bien tienen una lectura similar de los problemas de su departamento, su visión sobre la lucha contra la corrupción  está encontrada, igual sobre el rol que juegan actualmente las  mujeres en la administración del Estado y en las tareas legislativas.

 “Trabajamos para cambiar la lógica perversa de la chicana”

Rocío Molina  es desde 2015  concejala de la Alcaldía de Cochabamba por el MAS. Su carta de presentación es la investigación sobre el caso de las mochilas chinas que tiene  al alcalde José María Leyes del opositor Demócratas en la cárcel.

  “Descubrí el caso a raíz de denuncias de  padres de familia, que se quejaban de la calidad del desayuno escolar: que no se los daba completo, que no tenía registro sanitario. Me llevó más de cuatro meses investigar el caso. Las fuentes no querían hablar,  la Alcaldía estaba cerrada. Asambleístas del MAS  me ayudaron, pues  por su rango tenían acceso a información que yo no. Cuando denuncié el caso, el 2 de abril de 2018, no tenía idea de  su magnitud. En un primer momento, la administración de Demócrata negó todo, luego fueron los mismos funcionarios  que se hicieron eco de las denuncias y a fundamentarlas”, cuenta.

 ¿Cómo califica la celeridad de la justicia en este caso, comparado con otros  que involucran a autoridades del MAS?

Lo que menos hubo es celeridad de la justicia. Pese a las apabullantes pruebas que presenté, la parte acusada logró retrasar con un sinnúmero de maniobras la instrucción del primer proceso, por no decir los ocho siguientes. A más de un año, estamos recién terminando la fase de instrucción. ¿Cómo podemos hablar de celeridad? El acusado, el alcalde Leyes, nunca  declaró sobre el caso. A diferencia de otros alcaldes del MAS que ya están condenados o fueron  obligados a renunciar.  El caso del alcalde Leyes es uno de los que más retraso tuvo, aprovechando los resquicios de una justicia burocrática y lenta. Pero estamos trabajando para cambiar esta lógica perversa de la chicana, y aquí destaco el proyecto de ley de abreviación procesal.

¿Su propuesta al respecto?

Lucharé contra la corrupción como siempre lo hice. El mandato del Presidente Evo es cero tolerancia a la corrupción y a través de mi experiencia en Cochabamba quiero trabajar para generar políticas de transparencia en el Estado, mejorar los mecanismos de fiscalización y por sobre todo trabajar en una cultura de denuncia ante cualquier hecho irregular. Debemos parar esa perversa lógica que persiste en algunas instancias subnacionales y nacionales de la coima.  Ahí destacó la ley Marcelo Quiroga Santa Cruz y, por supuesto, la labor del Viceministerio de Justicia en el apoyo a los denunciantes y el esclarecimiento de responsabilidades sin importar el color político.

¿El MAS perdió fuerza  en Cochabamba por  la  corrupción?  

Las últimas encuestas dicen que tenemos un apoyo del 55%. Era verdad que perdimos apoyo en la ciudad en las  municipales, cuando ganó Demócratas, pero hoy creo que, luego de la crisis y el desencanto de este partido por la corrupción, el MAS empezó a recuperar terreno. En cuanto a si es más difícil hacer campaña, no lo creo; sino que ahora tenemos una multiplicidad de escenarios que antes no teníamos, pero también tenemos muchos más medios humanos y comunicacionales.  Creo que el mérito de la campaña es la fuerza de la propuesta hacia la Bolivia del bicentenario y  un discurso fuerte con la utilización de diversos canales de comunicación.
 

¿Cómo ve la participación  de las mujeres en el Parlamento? 

Una vez vencida la etapa de participación cuantitativa hay que pasar a lo cualitativo,  continuar con el liderazgo de la mujer, pero introduciendo  nuevos temas, que con una lógica diferente harán de esta sociedad más inclusiva. El MAS tuvo la  capacidad de impulsar liderazgos de mujeres a nivel nacional y local. Creo que llegó el tiempo de las mujeres en la política y estamos trabajando para desarrollar una agenda legislativa relacionada con mejorar las condiciones de vida de las familias. Un ejemplo, la Ley de economía del cuidado que promulgamos en el municipio de Cochabamba debería extenderse a nivel nacional. Es una norma que garantiza la participación de la mujer en la vida económica, social y política con el apoyo del Estado.
 

Parlamentarias justificaron  declaraciones machistas  de autoridades del MAS, ¿hará lo mismo?

La posible justificación del machismo no es algo privativo de un partido u otro.  No se dio sólo en el MAS, sino también en la oposición. Le recuerdo un solo caso. El de Unidad Nacional, donde valientes mujeres denunciaron maltratos de senadores y la denuncia no pasó a mayores. Creo que más que el problema de un partido en específico, es un problema de la sociedad, empezar a “despenalizar”, a sacar a la luz que el machismo, pese a los avances, es un problema real. Si bien se hizo un avance, visibilizando los estereotipos descalificadores, todavía nos falta mucho por hacer y merece un compromiso de todos los actores políticos.

En una  palabra

  •  Aborto:  Consenso, no una  decisión precipitada.  
  • Mujer en política:  Imprescindible.
  •  Corrupción en Bolivia:  Crece.
  • Feminicidios:  Tragedia.
  • Salud:  Prioridad.
  •  Machismo:  Ignorancia.
  • Problema de Cochabamba:  Seguridad ciudadana, servicios básicos y empleo.
  • Propuesta:   Potenciar el desarrollo de Cochabamba a partir de cinco áreas.

“Me interesa   transparentar el  uso de la cosa pública”

Por el momento, mientras llega el tiempo de hacer campaña por los medios masivos, Andrea Barrientos está enfocada en las redes sociales y en la estrategia puerta a puerta para llegar a los cochabambinos y explicar la propuesta qué tiene Comunidad Ciudadana “para construir una Bolivia mejor”.

“Mi familia, mis abuelos, son del Valle Alto, y yo le tengo un cariño especial a esa región por herencia. Estuvimos por Punata, Tarata, Arani, inauguramos una casa de campaña en San Benito. Desde antes de la candidatura  enfocamos el trabajo en organizar la estructura partidaria necesaria para poder afrontar esta elección”, dice la candidata millennial que maneja una empresa relacionada con los bienes raíces que se mueve en el marco de la tecnología.

Asegura que en ese contacto con la gente escucha que ésta tiene una gran preocupación: la corrupción que campea en el departamento, sobre todo en las alcaldías controladas por el MAS.

¿Qué le dice el cochabambino sobre la corrupción?

 Al hacer la campaña  evidenciamos la preocupación de la gente sobre la corrupción, sobre todo en el área metropolitana, donde el MAS perdió mucha fuerza. Los siete municipios de esta área, que están en manos del partido oficialista, están manchados por hechos de corrupción. El único que no está en manos del partido oficialista es el de Cercado, que está en manos de Demócratas, pero también tiene manchas atroces de corrupción. La gente quedó decepcionada con el partido de gobierno, lo que nos facilita  el trabajo, y por lo que  confiamos en poder dar una solución concreta a Cochabamba, sobre todo en la lucha frontal contra la corrupción.

¿Cómo evalúa el caso de las mochillas chinas?

Una atrocidad que José María Leyes siga siendo vicepresidente de Demócratas. Eso nos da una muestra de quién quiere realmente luchar contra la corrupción y a quién no le interesa. Pero, además, podemos ver que cuando se trata de un alcalde de oposición, el Gobierno y la justica obran rápidamente; pero cuando se trata de un alcalde del oficialismo, como es el caso de  los  de Sacaba, Sipe Sipe o Quillacollo, la justicia no trabaja de la misma manera, no hay tanta celeridad. Por supuesto que tienen que ser sancionados, pero no a partir del color de la bandera concreta, sino del hecho concreto.  Leyes está involucrado en un hecho de corrupción evidente para todos los cochabambinos y debe ir a la cárcel, igual que los alcaldes de Vinto,  Quillacollo,  de Sipe Sipe, porque cometieron faltas graves contra la población e hicieron mal uso de los recursos del Estado.

Si llega al Senado, ¿qué propondrá?

Me interesa el tema del gobierno abierto y la transparentación del uso de la cosa pública. Eso, por supuesto, va ligado a nuestro plan de gobierno, el hecho de luchar frontalmente contra la corrupción. 
 

¿Cómo es hacer campaña en Cochabamba, plaza electoral del MAS? ¿En el Chapare?

No sentimos ningún tipo de rechazo; al contrario, recibimos un gran recibimiento, el cariño es inmenso. En el área metropolitana el MAS perdió mucha fuerza por los hechos de corrupción. Estuvimos en el  Chapare, tenemos un equipo de gente y lo visitaremos más seguido. Es una zona difícil para nosotros, pero sabemos que la gente  se siente decepcionada del MAS y de cómo el sindicalismo caló, obligándolos a participar en ciertas actividades. Es un sindicato que ya no vela por los derechos de los productores de hoja de coca; sino  que  los  obliga a ser  serviles al MAS.
 

¿Cómo ve la participación  de la mujer en el Parlamento?

Es una decepción que en 13 años no se hubiese avanzado en la temática de género teniendo tantas parlamentarias. Otra decepción es que, cuando existen casos de machismo concretos dentro del MAS, sean las mismas parlamentarias las que los defiendan. Por otra parte, siento que el rol de la mujer en política es instrumentalizado, porque no existe un debate a profundidad entre las estructuras orgánicas de los partidos.  
 

¿Alguna propuesta que llevará al Senado?

Que se incremente el presupuesto para la lucha contra violencia de género, específicamente en casos de prevención. En el municipio del Cercado sólo se destina el 0,02% del presupuesto, lo que es nada. No podemos luchar contra un sistema patriarcal contra la violencia de género si no trabajamos en prevención, entre eso, el desarrollo de la primera infancia. Por dólar que se invierte en la primera  infancia, el Estado recupera en la etapa adulta entre siete a 11 dólares. Esas son cosas que nos toca analizar, pensar y poner en la mesa de discusión.

En una  palabra

  • Aborto:  Debate y diálogo. 
  • Salud: Tratamientos gratuitos para el cáncer.
  •   Feminicidios:  Dolor y frustración.
  •  Corrupción:   Hizo perder espacio al MAS.  
  • Empleo:  Matrimonio entre el Estado  y privados.
  • Problemas  en Cochabamba:   Empleo,  violencia de género y basura.
  • Propuestas:  Nueva forma de hacer negocios, prevención e  industrialización de la basura.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

79
29