¿Qué debe hacer Mesa? Tres analistas le señalan 3 caminos

Dos expertos afirman que si la transacción fue privada, Mesa no tiene que dar ninguna explicación. Otro le pide dar la cara y dice que el tema está mal manejado.
lunes, 12 de agosto de 2019 · 00:58

Página Siete  / La Paz

El candidato de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, es exigido por el gobernante MAS y Bolivia Dice No para que explique si recibió o no un pago para ser Vicepresidente de Gonzalo Sánchez de Lozada en la fórmula del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), antes de las elecciones de 2002. Él aseguró que no responderá a ninguna denuncia que crea que es una “guerra sucia” en su contra. Ante ello tres analistas políticos le muestran igual número de sugerencias para superar este momento.

El analista Julio Alvarado señala que Mesa no tiene por qué explicar si la transacción económica fue con recursos privados y entre privados, sobre todo cuando ambos no eran funcionarios públicos. “Si fuera cierto no es delito porque ese dinero fue de un partido político a un candidato, pero si el dinero salió de las arcas del Estado, ahí los responsables son los dirigentes del MNR (de entonces) porque hicieron mal uso del dinero público”, manifestó.

Alvarado consideró que “si el dinero fue público habría que preguntarle al MNR de dónde lo sacó (entonces)”.  Afirmó que el ataque del yerno de Goni, Mauricio Balcázar, del MAS y de Bolivia Dice No al candidato de CC es parte de una “guerra sucia”.

“Tomo esa denuncia como guerra sucia en pleno proceso electoral; si fuera cierto ¿por qué no se lo hizo cuando Mesa era Presidente? ¿Por qué recién ahora se hace público? Porque el MAS en las encuestas está muy mal, ese es el origen y tienen que descabezar a la segunda fuerza más votada en las encuestas”, sostuvo el analista Alvarado.

El también analista Iván Arias sugirió a Mesa “dar la cara” si la transacción fue entre privados, pero dijo que la acción de Balcázar es una “irresponsabilidad y una vendetta”, y si el yerno de Goni no tiene nada contra el Estado debería estar en el país.

“Mesa hace muy mal negando una transacción comercial, una transacción privada; Mesa para meterse en política tuvo que dejar de ser empresario y eso tiene un precio y un costo; Mesa estaba cuidando su empresa, cuidando sus inversiones para meterse en política y eso no es un acto de corrupción, quizá éticamente no es correcto”, sostuvo.

Arias afirmó que “el problema es que el tema está muy mal manejado, no es con memoriales (que se hace frente) y cada vez que le hablan le sale urticaria, es una transacción (económica) entre privados” de entonces.

El analista dijo que “si nos ponemos a pensar en el Mesa (del programa) De Cerca de PAT ¿qué le diría a un político? Dé la cara, diga la verdad y no escape a la prensa. Eso habría dicho Mesa periodista, analista y opinador. Eso se lo tiene que aplicar a sí mismo, decir aquí está  y no esquivar porque le hace daño”.

Arias anticipó que Mesa continuará acorralado por la prensa y los políticos que quieren restarle votos, “seguirán hurgando el tema” que  debió cerrarlo hace dos años cuando Balcázar ya  le advirtió con una publicación. “No sé si bajarán los votos, le bajará su discurso de no corrupción, de hablar con la gente; no creo que haya habido transacción ilegal, era privado, pero su silencio de no decir y aplicar su propia receta como analista le puede perjudicar en su credibilidad”.

Finalmente, el analista Carlos Cordero sostuvo que si Mesa no da la cara es parte de una estrategia política. “Responde a una estrategia de no entrar en una guerra de confrontaciones, de no reaccionar ante las descalificaciones que pueden hacer otras candidaturas, si se responde se da argumentos a los partidos y lo más peligroso es que puede perder votos; el hecho de no responder lo único que genera a los medios es más curiosidad; es una cuestión de imagen”, añadió.

Sostuvo que si Mesa no ingresa en la confrontación, no pierde votos, porque “mientras queda en la incertidumbre es ganancia, no hay pérdida de votos y cuando se confirma o se niega enfáticamente, también la guerra negativa se vuelve búmeran para quien ha lanzado”. Cordero dijo que en última instancia el tema victimiza a Mesa. “Él está asumiendo el rol de ser blanco de la guerra negativa de otros partidos y me da la impresión que en la estrategia de Comunidad Ciudadana ven que le hace ganar votos, no le hace perder, contrariamente a lo que puedan creer otras campañas que con acusaciones va a perder”, dijo.

Mencionó que el MAS con todas las acciones diarias que protagoniza y con los recursos que dispone no puede superar la barrera del 40% en la intención de voto y Mesa está segundo con todas las acusaciones y el tercero está donde está pese a que gasta dinero y realiza acusaciones.
 

Mesa: No explicaré si es “guerra sucia”

El candidato de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, dijo que no responderá a la acusación de haber recibido un dinero del MNR antes de las elecciones de 2002, para convertirse en el acompañante en la fórmula de Gonzalo Sánchez de Lozada (MNR), porque es parte de una “guerra sucia”. 

“No, para mí no es un tema álgido en absoluto. Yo no voy a explicar nada que tenga que ver con una guerra sucia. Resulta que hemos llegado a un punto en el que el Gobierno, el señor (Óscar) Ortiz y el gonismo colocan a una persona nefasta, como el yerno de Gonzalo Sánchez de Lozada, como punta de lanza de un conjunto de acusaciones y resulta que mágicamente los medios de comunicación le dan más tiempo que a una estrella de rock”, dijo Mesa a El Deber.

El yerno de Goni, Mauricio Balcázar, acusó a Mesa de recibir 1.200.000 dólares para que sea el candidato a Vicepresidente por el MNR. Sobre el proceso judicial  contra el escritor Emilio Martínez y la directora de la Unidad de Investigación Financiera, Teresa Morales, por la presentación  de boletas  a PAT, hace 17 años, Mesa dijo que es una demanda de CC.

 

 

65
208