Muebles de Evo valen Bs 2,4 MM, sólo la cama Bs 21.000

UD lamenta que el Gobierno prefiera comprar muebles en vez de apoyar a los enfermos con cáncer. En el MAS afirman que la denuncia es parte del show político.
martes, 06 de agosto de 2019 · 00:22

Beatriz Layme  / La Paz

Vía “contratación directa”, el Ministerio de la Presidencia compró muebles para la Casa Grande del Pueblo por un valor de 2,4 millones de bolivianos. Sólo por una cama de madera se pagó 21.670 bolivianos.

El mobiliario fue adquirido en 2018 de la empresa Industrias de muebles Hurtado, con el fin de equipar los diferentes ambientes de la Casa Grande del Pueblo, entre los que figura  la  suite presidencial. Ese espacio está en el piso 24, y cuenta con sauna, jacuzzi y una sala de masajes, según los planos del edificio.

De acuerdo al contrato administrativo para la adquisición de bienes 048/2018, modalidad de contratación directa,  la empresa “entregará” 363 muebles de 108 tipos y características, por un total de 2.440.071 bolivianos. El  monto  fue pagado en tres cuotas. El documento fue suscrito el 1 de noviembre de 2018.

De acuerdo a la documentación, el 10 diciembre se concretó la primera entrega. En la lista figuran: una cama de madera “con respaldar tapizado”, por un valor de 21.670 bolivianos; una “butaca tapizada en tela”, por  10.405 bolivianos; un “sofá doble tapizado en tela tipo 2”, por 15.834 bolivianos; un “mueble para TV de madera tapizado en tela”, por un valor de 12.414 bolivianos; una credenza de madera con cajones, por  10.848 bolivianos.

 Luego se entregó  un sofá triple tapizado en tela, por un valor de 18.562 bolivianos; y una mesa  dividida en tres partes, por  45.000 bolivianos.

En agosto de 2018 fue inaugurada la Casa Grande del Pueblo. En aquella oportunidad, la entonces ministra de Comunicación, Gisela López, mostró a los periodistas los ambientes, excepto la suite.

Luego, la ministra condujo a los periodistas hasta su despacho, donde afirmó que no se compraron nuevos muebles, sino que se estaba “reutilizando el mismo mobiliario de sus anteriores oficinas”.

Sobre la adquisición del mobiliario, Página Siete consultó ayer al canciller Diego Pary, quien solicitó trasladar la pregunta al ministerio que corresponde.

Por su lado, el diputado David Ramos (MAS) restó credibilidad a los documentos y afirmó que la oposición acusa al oficialismo en  su “desesperación”, ante los resultados evidentes de un nuevo triunfo el 20 de octubre.  

“La oposición con sus aliados de los medios de comunicación sólo quieren mostrar lo que no existe. Si tienen pruebas que denuncien ante las autoridades como corresponde y no estar mediatizando”, dijo  Ramos, quien afirmó que la oposición miente todos los días, “como disco rayado”, y por tanto sus denuncias “no son nada creíbles”.

La adquisición de muebles se respalda en el Decreto 3494 de febrero de 2018, que autoriza al Ministro de la Presidencia equipar la Casa Grande del Pueblo.    

Desde Trinidad, el senador Yerko Núñez, jefe de bancada de Unidad Demócrata, exhibió la documentación de adquisición de los muebles y lamentó que el presidente Evo Morales prefiera  autorizar la compra de muebles, con un valor de más de 2,4 millones de bolivianos, que garantizar la atención gratuita a los enfermos de cáncer.

“Imaginen, hay dinero para el palacio del rey, pero no hay dinero para miles de ciudadanos que están enfermos con cáncer. Una silla ejecutiva cuesta 11.000 bolivianos y la cama donde seguramente descansa el Presidente cuesta más de 21.000 bolivianos”, reprochó Núñez.

 

La Casa Grande del Pueblo 

En agosto de 2018 fue inaugurada la Casa Grande del Pueblo, que tiene más de 20 pisos y cuatro sótanos. La obra demandó una inversión de 240 millones de bolivianos. 

Está edificada sobre una superficie de 29.492 metros cuadrados y tiene una altura de 119,8 metros.

Además de la planta baja, tiene varios pisos destinados a  oficinas, auditorios, salas de prensa, salones de exposiciones, un comedor para 260 comensales, oficinas para el personal de apoyo, una biblioteca y un  helipuerto, ubicado en la terraza.

Por unas gradas se ingresa al segundo y tercer piso, donde hay  salas dedicadas a la exposición de obras plásticas, entre otras.

El principal auditorio está en el cuarto piso, que tiene  una capacidad para 1.000 personas. El sitio sirve para reuniones del presidente Evo Morales con diversas organizaciones sociales. También es utilizado para eventos culturales y diferentes actividades.

Entre los pisos 15 y 20 funcionan los Ministerios de la Presidencia, Comunicación, Culturas, Medio Ambiente y Energía.

En el piso 23 está el despacho del Presidente, mientras que en el piso 24 está la suite presidencial, que cuenta con una biblioteca, comedor, sauna, jacuzzi y un gimnasio, además de dos dormitorios para su equipo de seguridad.

 

 

20
460