Evo proyecta que este año PIB cerrará en $us 43.000 millones

En noviembre de 2018, el entonces ministro de Economía, Mario Guillén, afirmó que se había fijado para el 2019 un PIB de 44.921 millones de dólares.
miércoles, 07 de agosto de 2019 · 00:26

Página Siete  y agencias / La Paz

Durante su discurso por el 194 aniversario de Bolivia, el presidente Evo Morales calculó ayer que este año el producto interno bruto (PIB) cerrará en 43.974 millones de dólares, la cifra es menor en 947 millones de dólares a la proyectada en el Presupuesto General del Estado 2019 (PGE 2019).

En noviembre de 2018, el entonces ministro de Economía, Mario Guillén,   afirmó que se había fijado para el 2019 un PIB de 44.921 millones de dólares.

“En 180 años, el PIB alcanzó 9.574 millones de dólares, ahora nuestro PIB es de 40.581 millones de dólares y para este año se estima 43.974 millones de dólares”, mencionó durante su discurso  en la sesión de honor de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), que se desarrolló en Trinidad, Beni.

Morales señaló que en 2025 “mínimo vamos a tener más de 60.000 millones de dólares del producto interno bruto”.

“Si el 2025 seguiríamos con 10 millones de habitantes, con seguridad el PIB per cápita sería más de 6.000 dólares”, agregó.

No obstante, no mencionó con cuánto cerrará el crecimiento económico este año.

El Ministerio de Economía calcula que se alcanzará el 4,5%. En cambio los organismos internacionales como la Cepal, Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI) estiman que el país no superará el 4%, un porcentaje que lidera con respecto a los países de América del Sur.

El PIB es el valor de la producción de todos los bienes y servicios producidos durante un determinado periodo de tiempo. Es decir, este indicador mide el nivel de la actividad económica de un país,  según la explicación del Ministerio de Economía. 

La tasa de crecimiento del PIB mide cuánto la economía ha crecido en su capacidad de generar nuevos bienes y servicios respecto a un periodo anterior.

El mandatario también afirmó que el dinamismo del sector agropecuario se constituyó en uno de los principales impulsores del crecimiento económico de Bolivia en los últimos 13 años.

“El dinamismo del sector agropecuario se ha constituido en uno de los principales impulsores del crecimiento de la economía boliviana en los últimos años. Favorecido por las políticas gubernamentales destinadas a garantizar la seguridad con soberanía alimentaria”, dijo.

Manifestó que la producción de biocombustibles incrementará la producción de alimentos, además alentará la industria nacional y evitará la importación de combustibles.

Por otra parte, destacó la creación de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) y el respaldo que brinda para contribuir en la formación de pequeños productores.

“Además de realizar el almacenamiento, transformación y distribución de alimentos en el país. Gracias a Emapa no hay especuladores, ni especulación de alimentos”, mencionó.

Entretanto, los empresarios manifestaron opiniones divididas y contrapuestas ante el informe económico del presidente Morales, según ANF.

Al respecto, el presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Ivo Blazicevic, afirmó que el sector  afronta una difícil situación con una caída del 16% de sus ingresos en el primer trimestre del año.

“Es necesario un cambio de visión; ajustar el modelo, mirar el mundo como nuestro mercado en lugar de mirar la demanda interna y dejar de hacer política con los salarios”, afirmó.

El gerente general  del IBCE, Gary Rodríguez, consideró que el presidente Morales hizo un “estratégico acercamiento” al sector empresarial.

Otros datos

  • Empleo Sobre  la desocupación en el país, Morales dijo que está entre las más bajas de la región y que entre 2017 y 2018, a nivel nacional, se crearon 341 mil nuevos empleos, gracias al  modelo económico que se sigue.
  • Pobreza Aseguró que también se marcó un hito en la reducción de la pobreza, pues de 38,2% de extrema pobreza registrada en 2005, se bajó el indicador a 15%. Anunció que la meta para  2025, cuando se celebre el bicentenario del país, es llegar a 5% de extrema pobreza.
  • Diplomacia Sobre las relaciones internacionales, destacó que Bolivia recibió la visita de importantes líderes del mundo y se logró acuerdos con países como India, China y Rusia.

Afirman que se tienen las mejores carreteras para la integración

En 13 años de gestión del gobierno del presidente Evo Morales, la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) construyó 5.389 kilómetros de carreteras nuevas, “como resultado de la nacionalización de los hidrocarburos, la creación de empresas estratégicas y el buen manejo de la economía”.

“La generación de recursos a partir de la nacionalización de los hidrocarburos, la creación de empresas estratégicas y la buena administración de la economía han permitido desarrollar obras viales de gran magnitud. No solo se ha invertido en infraestructura estratégica, sino también en el área social”, dijo el presidente ejecutivo de la ABC, Vladimir Sánchez.  

Señaló que los recursos generados por las fuentes estatales  permitieron construir más infraestructura vial en el país en comparación de lo que se hizo en gestiones de gobierno anteriores al 2005. 

“Antes de 2005, se construyó en el país un total de 1.098 kilómetros de carreteras asfaltadas, con una inversión de 1.035 millones de dólares. Esa cantidad de kilómetros construidos fue superada cinco veces en la actual gestión. De 2006 al 2018 se han construido y entregado más 5.300 kilómetros de carreteras pavimentadas, con una inversión que sobrepasa los 7.300 millones de dólares”, precisó. 

Sánchez afirmó que a la cantidad de kilómetros construidos hay que añadirle otros 3.000 kilómetros que están en este momento en fase de construcción y reconstrucción en toda la Red Vial Fundamental (RVF) de Bolivia. 

Por ejemplo, mencionó se está construyendo una RVF para unir La Paz y Beni con Pando. 

Recientemente se ha entregado el puente Peña Amarilla (480 metros) que une los departamentos de Pando y Beni y el puente de Integración San Buenaventura – Rurrenabaque (374 metros) que vincula Beni con el norte de La Paz. 

 Y está en construcción el puente Madre de Dios (601 metros) y la carretera Rurrenabaque – Riberalta (508 km) que fortalecerá el Corredor Amazónico hacia el norte del país. Otra de las obras nuevas es la carretera Puerto Ganadero – San Ignacio de Moxos (60 kilómetros), que convertirá a la capital mojeña en un importante polo de integración y desarrollo, porque permitirá comercializar la producción de alimentos del altiplano y los valles hacia suelo beniano y, viceversa.

 

1
23

Otras Noticias