La noche en que la violencia política rebrotó en Santa Cruz

Hay más de una decena de detenidos, al menos cinco heridos y propiedades privadas afectadas.
jueves, 12 de septiembre de 2019 · 21:37

Juan Carlos Véliz / La Paz

Las imágenes y videos divulgadas esta noche en las redes sociales y los medios televisivos hicieron recordar lo ocurrido en 2008 cuando la llamada “media luna” plantó cara al gobierno del presidente Evo Morales y lo obligó a negociar la nueva Constitución Política del Estado.

Todo comenzó cuando el MAS intentó tomar las rotondas del centro de la ciudad como parte de una estrategia electoral territorial que fue impedida por universitarios, activistas del 21F y según se informó grupos afines a la otrora Unión Juvenil Cruceñista (UJC).

Un grupo de ciudadanos se apostó entre las avenidas Alemania y Mutualista para rechazar la concentración del MAS, los militantes del partido del presidente Evo Morales al verse superados tuvieron que dispersarse pero la tensión fue creciendo después de que los activistas ingresaron a instalaciones de la casa de campaña masista que fue saqueada.

Los que se encontraban en esas instalaciones denunciaron que los jóvenes ingresaron violentamente a la sede del MAS, donde funcionaba un consultorio médico, y se habrían llevado equipos médicos, computadoras y habrían agredido a los militantes y gente que se encontraba en el lugar.

En la calle se registraron peleas campales entre bandos, pero los que llevaron la peor parte fueron los masistas que ataviados de poleras azules o banderas del partido tuvieron que huir para evitar más agresiones. Según el reporte de medios televisivos, ambulancias llegaron al lugar de los hechos y se llevaron al menos a tres personas lesionadas.

La Policía llegó de inmediato con motos y camionetas para evitar enfrentamientos pero tuvo que alinearse al bando masista y gasificó a los activistas del 21F, detuvo a más de una decena de personas, cometió excesos durante la detención y el comandante de la Policía cruceña, Igor Echegaray, se declaró víctima de la “intolerancia” y denunció que también fue agredido.

Algunos activistas del 21F denunciaron que universitarios detenidos fueron entregados a grupos de militantes del MAS para “torturarlos” y “grabar videos” para que culpen de los incidentes al Comité Pro Santa Cruz y a la Unión Juvenil Cruceñista.

Echegaray, quien encabezó el operativo, no precisó la cantidad de detenidos, dijo que la Policía estaba aún realizando el recuento de detenidos. “Como todos los policías hemos sido agredidos con piedras, con objetos contundentes, fuimos víctimas de la intolerancia y la falta de respeto. No a título de protesta vamos a atacar a propiedad privada” dijo hace instantes en declaraciones a los periodistas.

La tensión se mantuvo hasta hace instantes en inmediaciones del Cristo Redentor. Lo que tenía que ser una “tarde azul” del MAS se convirtió en una oscura noche en la que rebrotó la violencia política a 39 días de las elecciones generales del 20 de octubre.

Como corolario de esta frágil situación, campesinos afines al MAS prevén ingresar a Santa Cruz en una marcha para exigir a la Gobernación de Santa Cruz que anule la ley de pausa ambiental que prohibe asentamientos humanos en la zonas devastadas por el incendio forestal en la Chiquitania.

El presidente del Comité Pro Santa Cruz, Fernando Camacho, pidió al Gobierno y la Policía que frene la marcha de los campesinos para evitar más tensión en Santa Cruz. Camacho se trasladó al cuarto anillo y Virgen de Cotoca donde, según dijo, esperará a los marchistas para sentarse en una mesa y evitar un cerco a la Gobernación de Santa Cruz.

Sobre la violencia de esta tarde y noche dijo que se debe investigar a los que causaron daños y responsabilizó de los hechos al partido de Gobierno y acusó al ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, de “armar otro Porvenir” y otra “Calancha” en referencia a los hechos ocurridos en 2008 durante la pulseta Gobierno-media luna.

 

 


   

170
12