Shirley Franco: “No quiero a una mujer haciendo historia, quiero ver a muchas haciendo política”

La candidata a la vicepresidencia por Bolivia Dice No dice que el voto útil es un chantaje para la ciudadanía.
domingo, 22 de septiembre de 2019 · 00:45

Página Siete  / La Paz

  La candidata a la vicepresidencia por Bolivia Dice No (BDN), Shirley Franco, no se enoja ni se incomoda con las preguntas. Contesta cada una con amabilidad y a algunas de ellas con una sonrisa. Pero, no por eso baja la guardia con sus rivales políticos. Califica a Evo Morales de autoritario y a Carlos Mesa de mesiánico. El voto útil, al que apela Comunidad Ciudadana (CC), le parece un chantaje. 

¿Cómo se siente de haber sido incorporada en la campaña después de la renuncia de Edwin Rodríguez?

Yo me incorporo formalmente a la alianza Bolivia Dice No luego de las primarias, en abril. Como integrante de la plataforma “Jóvenes por la unidad” de Cochabamba, hemos suscrito nuestra adhesión a Bolivia Dice No. Lo que me ha animado a tomar esta decisión (de ser candidata) es el hecho de que nosotros somos un proyecto político serio, que se viene construyendo hace más de seis años. Como parlamentaria he trabajado muy de cerca con Óscar Ortiz, lo propio con Rafael Quispe, con Wilson Santamaría, con varios de los elementos más destacados de la alianza.

 

Rodríguez renunció porque consideró que la oposición debía unirse en torno al candidato mejor ubicado,  es decir, Mesa. ¿Cuál es su opinión sobre la posibilidad de que BDN termine  favoreciendo a Evo Morales?

Nosotros hemos apostado a la unidad, hemos construido la unidad posible con más de 50 organizaciones con las que hemos suscrito acuerdos, hemos sido los últimos en inscribirnos en las elecciones primarias. El primero en inscribirse ha sido Carlos Mesa y ha cerrado las puertas a la posibilidad de una articulación de toda la oposición. El último en inscribirse buscando agotar todas las vías para la unidad ha sido Bolivia Dice No, lo que es una muestra clarísima de hasta dónde hemos tratado de insistir para que se logre la unidad. 

Bolivia Dice No ha tenido un crecimiento grande en la primera etapa, pero en las últimas encuestas parece que llegó a su techo. ¿Cuál es la apuesta cuando falta menos de un mes para las elecciones y todo indica que será difícil remontar?

Nosotros estamos lejos de llegar al techo. Hemos empezado con 2% y hoy nos encontramos bordeando el 13%, ha sido un crecimiento sostenido y permanente. Estamos convencidos de que este crecimiento va a ser más acelerado ahora que estamos a menos de un mes del día D y estamos intensificando aun más la campaña. Habrá un remonte porque nosotros estamos apostando a los votos de los indecisos que hemos visto que no han mermado y que más bien  se han ampliado. La gente está dudando de las opciones por las que inicialmente había apostado.

¿Y qué le hace pensar que los indecisos votarían por Ortiz? 

El nivel de conocimiento que tenía Óscar Ortiz cuando inició esta campaña era aproximadamente del 14%, hoy nuestro candidato supera el 60% (de conocimiento). Los indecisos conocen plenamente a los otros dos candidatos, pero pese a conocerlos, no han optado por ellos. Entonces nosotros estamos apostando a hacer conocer a nuestro candidato y a cautivar ese voto indeciso.

 La candidatura de Carlos Mesa apuesta por el voto útil que beneficiaría al segundo, no al tercero. ¿Qué opina al respecto?

Esa es una estrategia que me parece desesperada  que la han aplicado desde el día cero de la campaña. La estrategia del voto útil termina siendo un chantaje y creo que los bolivianos lo han identificado de esa forma. Yo diría más bien que esa estrategia ha sido contraproducente y puede ser también la responsable de este desmantelamiento que ha tenido en términos de crecimiento Comunidad Ciudadana.

En caso de que Evo sea elegido presidente el 20 de octubre, ¿no se va a sentir responsable por haber sido la tercera opción?

Nosotros estamos apostando a que vamos a llegar a una segunda vuelta para competir con Evo Morales. Lamentablemente hay una segunda opción que tenía muchas expectativas de crecer, pero la fuerza con la que empezó ya no es la misma, en absoluto. De un 40% de intención de voto bajar al 20%, estamos hablando de que tiene menos de la votación que sacó Samuel Doria Medina el año 2014. Creemos que  la segunda vuelta pasa por Óscar Ortiz y Evo Morales Ayma. 

Las encuestas indican que CC es la segunda opción. ¿Qué le hace pensar que está desmantelada su propuesta?

Hay una serie de incongruencias dentro de Comunidad Ciudadana. Primero, haber apostado por una estrategia del voto útil antes de iniciar la contienda electoral, que los bolivianos lo han asumido como chantaje, como un comportamiento hasta antidemocrático,  porque uno no puede apostar por defender la democracia y eliminar el pluralismo político, es una total inconsistencia. Yo digo desmantelada porque los números no los acompañan, es decir, porque han bajado de 40% de preferencia hasta el 20%. Carlos Mesa podría haber sido una gran promesa, pero el haber asumido una posición tan hermética, despreciar la unidad, creo que eso ha sido algo que le ha jugado muy en contra. No bastaba prestarse una sigla y utilizar también las primarias para habilitarse. Carlos Mesa, si bien tiene un liderazgo, no está sostenido a ninguna base social, en ninguna militancia, en ninguna estructura.

Algunos analistas dicen que los incendios pueden mover el voto y que el primer afectado será Evo Morales, pero también Bolivia Dice No porque Rubén Costas es gobernador de Santa Cruz. ¿Cuánto cree que pueden afectar los incendios a la candidatura de Óscar Ortiz?

Yo creo que las encuestas todavía no están reflejando el descontento que tienen los bolivianos respecto al manejo negligente que ha tenido el Gobierno sobre el atentado al patrimonio natural. La Gobernación de Santa Cruz ha asumido acciones desde principios de agosto y prácticamente ha solicitado ya el 17 de agosto auxilio al Gobierno nacional.  La alianza Bolivia Dice No ha sido la única que le ha dado un viraje de 180 grados a la campaña porque no sólo hemos suspendido la campaña, sino que más bien hemos volcado toda nuestra estructura para poder recolectar elementos para los bomberos. Mi persona ha gestionado, por ejemplo, que dos brigadas de voluntarios sean trasladadas desde Cochabamba hasta Santa Cruz;  también hemos dispuesto más de 60 casas de campaña como centros de acopio y la ciudadanía ha respondido muy bien.

Óscar Ortiz propone medidas destinadas a limitar los asentamientos de pequeñas extensiones, no así a los grandes negocios agroindustriales. Habla de 20 hectáreas como límite. ¿Por qué no cuestionan también al sector agroindustrial poderoso y grande que hay en Santa Cruz?

La única opción política que ha asumido con seriedad este tema de la Chiquitania ha sido la alianza Bolivia Dice No. Hemos hecho cuatro acciones de orden legislativo, hemos solicitado la abrogación de la Ley 741 y la anulación de los decretos. Hemos solicitado la declaratoria de desastre nacional,  hemos presentado un proyecto de ley para la declaratoria de una pausa ecológica. En nuestro programa más bien estamos apostando por dar subsidios al traspaso de agricultores tradicionales a agricultores orgánicos, con lo que se busca la regeneración del suelo. Tampoco es la ampliación de la frontera agrícola lo que nosotros estamos apostando, es más bien a aumentar la productividad en menor extensión de tierra. Hay que pensar un nuevo modelo agroindustrial y para ello también estamos proponiendo innovación tecnológica. El chaqueo es una práctica agrícola primitiva que no se debería de estar practicando con la misma frecuencia que se practica y sigue ocurriendo porque el Estado no ha dotado de ningún tipo de tecnología para que podamos pasar a métodos y prácticas agrícolas alternativas.

 En contraposición a su propuesta, los empresarios cruceños están pidiendo ampliación de la frontera agrícola. ¿La respuesta a ese pedido, entonces, sería no?

Nosotros hablábamos de repensar un modelo agro-productivo. No podemos asumir que la soberanía alimentaria sólo pasa por la ampliación de la frontera agrícola, que irá degradando nuestros suelos. Tenemos que tener una mirada más a largo plazo, más de respeto y de convivencia con el medioambiente.

¿Y esa mirada a largo plazo será posible con la presión de los sectores agroindustriales en Santa Cruz? Óscar Ortiz fue parte de la Cainco, se dice que es el candidato de esa élite que está en el centro del problema. 

Todo cambio y con cualquier sector implica resistencia, pero son aspectos que se tienen que discutir con los sectores que estén involucrados. Todo cambio puede generar una resistencia, pero eso no quiere decir que sea imposible.

¿Cuál es el sello que quisiera dejar en la vicepresidencia en caso de llegar al cargo?

Quiero restablecer la independencia de los órganos del Estado. Algo que ha devastado la institucionalidad en nuestro país ha sido la eliminación de la independencia de los órganos del Estado. La Asamblea Legislativa debe dejar de ser una caja de resonancia del Palacio de Gobierno, hoy es únicamente eso. Yo concibo la democracia como una construcción de consensos y de pactos, por eso creo que lo que más daño le ha hecho a nuestro país ha sido este cheque en blanco de los 2/3 que le han dado los bolivianos al MAS. Eso ha permitido que se delegue a las máximas autoridades en el Órgano Judicial y en el Órgano Electoral. Eso tiene que cambiar. Estamos proponiendo delegar el proceso de selección a una comisión técnica especializada e independiente. La Asamblea luego debe proceder a la homologación de esa preselección.

 ¿Y cuál será su aporte a la lucha de las mujeres?

Desde el día cero que he ingresado al servicio público, he tenido una lucha muy comprometida (para con las mujeres). Yo creo que toda ley que no se cumple termina siendo perjudicial para los objetos que se han creado. Hoy tenemos la Ley 348, que si bien se puede constituir en un avance legislativo, es netamente retórico porque las mujeres no están encontrando justicia pese a que tienen este instrumento legal. Yo quiero garantizar la persecución penal de todas las violencias que están tipificadas en la Ley 348. Se garantiza la persecución penal institucionalizando los cargos dentro de la justicia, garantizando la estabilidad laboral en los servicios legales municipales. El segundo eje es que desde el Estado impulsemos una comunicación no sexista y empecemos a abordar temas como las brechas salariales, y el acceso y permanencia en la educación.

¿Cuál es el rasgo que más le disgusta de Evo Morales?

Su personalidad autoritaria, la que lo ha hecho una persona que se siente intocable por la ley y se siente con la voluntad de poder decir ofensas públicas a las mujeres, incluso a sus propias ministras, y no pedir disculpas. 

¿De Carlos Mesa?

De Carlos Mesa, yo diría su conducta mesiánica. Creo que ese personalismo contra el que estamos luchando en el caso de Evo Morales  se ha sentido en el caso de la candidatura de CC. El MAS sobreexplota la imagen de Evo Morales y yo  siento que Comunidad Ciudadana tiene resabios de eso. No se conoce a sus candidatos a senadurías, a diputaciones, todo se sostiene en la explotación de la imagen de Carlos Mesa. La alianza BDN no sólo está luchando contra el MAS, nosotros estamos apostando por cambiar un modelo de democracia caudillista que tenemos. 

¿En BDN no se da eso?

Nosotros no sólo nos sostenemos en la imagen de Óscar Ortiz, nos sostenemos en el trabajo que han realizado todos los miembros de esta alianza, en todas las candidaturas. Creemos en un equipo de trabajo, no creemos necesariamente que un mesías, una persona va a salvar el país.

¿La paridad en el  Legislativo ha hecho la diferencia para las mujeres o no?

Yo no quiero ver a una mujer haciendo historia, quiero ver a muchas mujeres haciendo política.  Una cosa que siempre he escuchado es que las mujeres que ingresan al Parlamento no están suficientemente preparadas, pero me pregunto cuándo se  ha cuestionado a los hombres si están preparados para ingresar en la política. Creo que sí ha habido avances en el tema de paridad, pero el desafío pasa porque todas las mujeres asumamos una agenda de género y que estas mujeres estén empoderadas y entiendan el enfoque de género.

Parte de esa agenda de género es la ampliación de las causales del aborto legal. ¿Estaría de acuerdo en su ampliación? ¿Cómo votó cuando se incluyó la reforma en el Código Penal?

Yo he sido bastante crítica porque la ampliación que estaba proponiendo el MAS estaba estigmatizando con el aborto a las mujeres pobres. Creo que tenemos que trabajar para que se cumpla lo que está establecido hoy en la ley, las causales que ya están reconocidas. Hace dos meses hemos tenido el caso de una niña que ha entrado en coma a consecuencia de que la interrupción del embarazo no se hizo a tiempo porque nunca salió la sentencia del juez. Para hablar   del aborto también tenemos que hablar de la irresponsabilidad paterna, somos una sociedad que no se escandaliza de la irresponsabilidad paterna. Muchas veces la decisión que toman las mujeres de abortar la toman movidas por esta situación de abandono. Detrás de esa decisión puede existir alguien que financia, alguien que presiona. Una discusión de ampliar las causales del aborto, que está muy pendiente y sí se debería abordar inmediatamente, es por qué sólo se criminaliza a la mujer respecto a la decisión del aborto.

Como cochabambina, cómo ve el caso Leyes. ¿Lo ve como un perseguido político o como un corrupto?

No soy quién para juzgar. Nosotros siempre hemos sido implacables con la corrupción, defendemos principios y valores, no defendemos personas. Lo único que se exige es que exista una justicia que actúe basada en lo que está descrito en la ley. 

Hay analistas que sostienen que la apuesta de Bolivia Dice No es solamente regional.

Les garantizo que mi fuerza está en Cochabamba y este es un proyecto nacional. Lo que nos diferencia de las otras candidaturas es que nosotros queremos desconcentrar el poder.

 

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

13
67