Elecciones 2019: Patzi propone "olvidar" el tema mar y que el pueblo administre la justicia

Patzi, en una entrevista con ANF, afirma que, si llega a ser Presidente, no será una prioridad fiscalizar los 14 años de gestión del MAS. Dice que ese trabajo le corresponde a la Contraloría.
sábado, 07 de septiembre de 2019 · 14:48

ANF

El candidato presidencial por la agrupación política Movimiento Tercer Sistema (MTS), Félix Patzi, asegura que en caso de llegar al Gobierno afianzará los lazos comerciales con Chile, pero dejando de lado la “melancolía” de bolivianos por el tema marítimo, ya que considera que es un “engaño”. Además, plantea que para terminar con la retardación judicial y los delitos, la justicia debería ser administrada por la población.

Durante una entrevista con la Agencia de Noticias Fides (ANF), Patzi, que también funge como gobernador de La Paz, conversó sobre sus propuestas de Gobierno y expuso su intención de legalizar la droga en el territorio nacional como un medio para reducir el narcotráfico; devolver la institucionalidad a los policías y militares porque, considera, el actual Gobierno ha politizado ambos organismos.

ANF: ¿Usted cree que existen presos políticos en el país? ¿Qué medidas asumirá para liberarlos?

FP: No creo que sea el concepto de presos políticos. Honesta y objetivamente hablando son personas que evidentemente tienen incidencia política aquí en Bolivia y el gobierno ha buscado problemas principalmente en su administración pública; ese ha sido el tema fundamental y evidentemente han encontrado problemas. Los supuestos perseguidos han sentido que no había aquí una justicia objetiva al ser acusados y enjuiciados o procesados. Dependiendo del caso esa sí es una situación real. Pero perseguidos políticos no son. Tienen problemas de administración y la justicia no es totalmente objetiva, neutra; por temor a eso se han escapado.

Esa es la realidad; ahora lo que correspondería es tener una justicia que sea neutral y objetiva y a partir de eso someter lo que indican las normas. Particularmente hay normas hechas hace años y no se ha modificado nada. La Ley Safco de la contraloría establece claramente los tipos de responsabilidad y a eso cualquier autoridad tiene que ser sometida.

ANF: ¿Cómo va a garantizar el Estado de derecho y el respeto a los derechos humanos en el país?

FP: Aquí hay algunos problemas estructurales que hay que solucionar. Lo primero, hay que encontrar las causas y no solamente atacar el efecto. Generalmente las normas bolivianas, particularmente en los últimos tiempos, se ha ido haciendo en función de los efectos, pero no de las causas, hay que encontrar las causas. Nosotros hemos planteado en el programa de gobierno algo muy conciso y es prácticamente otorgar el poder al pueblo, de manera real, no de manera discursiva. Cuando nosotros decimos por ejemplo en la economía que la gente, la ciudadanía, los jóvenes, sobre todo, deberían tener su propia empresa y eso es toda una filosofía. 

No se está apostando a un patrón privado ni a patrón estado, donde esa empresa además de ser dueña de toda la empresa, da trabajado directo. Ahí por ejemplo ya no hay afectación de ningún derecho laboral qué es parte del derecho humano. Ya no hay asalariado, ya no va a ser perjudicado como trabajador, No está reclamando si se le ha pagado de acuerdo a la ley general del trabajo, o si le afectaba en aguinaldos, o si le ha afectado en ciertos beneficios sociales porque como empresario, el trabajador va a poder diseñar ahora cuánto distribuir al salario, o cuánto distribuirá la protección social, o cuánto distribuir o asignar para el crecimiento económico de su empresa.

O sea qué desaparece la violación de Derechos Humanos. En la política igual, cuando decimos que el pueblo decida sobre las normas, sobre las leyes o políticas públicas y el pueblo va a decidir, no va a ser un grupo político, ni un presidente, ni un gobernador, sino que ellos solo van a ser los viabilizadores de esta decisión colectiva. Prácticamente el derecho no va a estar de ninguna manera violentado. Estamos solucionando ese problema de manera estructural y otorgando el poder, la soberanía, la libertad la autodeterminación al pueblo.

Prácticamente este elemento de afectación a los Derechos Humanos va desapareciendo. Hasta en la justicia, cuando se afecta en la justicia al derecho humano, principalmente cuando la justicia es manipulable, es mercantil u obedece a intercambio de favores, esa es la justicia qué existe. Nosotros decimos que nuestra propuesta es estructural ya qué más bien la justicia será administrada, juzgada, investigada por la propia colectividad a través de sus organizaciones territoriales. Desde la ciudad, la junta de vecinos de distritos. Prácticamente no va a existir ninguna violación de Derechos Humanos. Entonces el derecho humano se soluciona paulatinamente de manera estructural. Es la única manera real de que cualquier violación de derecho humano sea perjudicada.

ANF: Si fuera Gobierno ¿qué acciones inmediatas de fiscalización hará a los 14 años de administración del Estado, en materia de corrupción? ¿Evo Morales y Álvaro García Linera tendrán que ser investigados?

FP: Aquí las normas son bien claras. En nuestro país cuando asumí como gobernador todos me han pedido que haga toda una búsqueda de los documentos para hacer caer al gobernador y yo he sido bien explícito en que yo he venido a hacer proyectos con la población, a trabajar con la población y no solamente a buscar y juzgar. Eso me va a quitar el tiempo, me va a quitar recursos económicos y aquí las normas son bien claras. Hay auditorías externas, auditorías internas y eso tiene que continuar.

Hay la Contraloría, las asambleas nacionales, asambleas departamentales para su fiscalización, hay fiscalía ¿Por qué tenemos que dedicarnos solamente a eso? Nuevamente digo, y diría lo mismo que cuando me han elegido como gobernador. Ahora como presidente haría lo mismo. Trabajaría más bien con proyectos que beneficien a la población y la mayor parte del tiempo estaría ocupado en eso. Y estas cosas de mala administración, en el hipotético caso de que existieran, que se encarguen las auditorías, que se encarguen la Contraloría y las entidades especializadas. Se les debe entregar toda la documentación y ellos harán; yo no soy ninguna autoridad para dedicarme a esos asuntos judiciales a una persona.

ANF: ¿No va a ser una prioridad?

FP: No, para cualquier administración pública tiene que haber el control, la fiscalización tiene que existir y existe y tiene que ser. Ahora el problema del gobierno es que han relativizado los procesos de control fiscal, me imagino. Pero por ejemplo en la gobernación todos los días están la Fiscalía y la Contraloría, sobre todo pidiendo informes y mandando documentos, observaciones, subsanaciones, etcétera. La misma actitud debería ser asumida por la Contraloría para todos los niveles del Estado, sea nacional, sea del partido, cualquiera. Eso es natural y debería ser así, y entonces va a proceder, no hay necesidad de estar contratando otras cosas ya que nuestras normas son bien claras al respecto.

ANF: ¿Se impulsarán auditorías a las megaobras y a las empresas estatales? ¿Por ejemplo, empresa de azúcar, planta de urea, Quipus, lácteos, BoA, entre otros?

FP: Precisamente para eso está la Contraloría (General del Estado), para eso son las auditorías internas. Hay auditorías técnicas, auditorías financieras, está normado y para eso incluso hay Ministerio de Transparencia y cada entidad tiene su unidad de transparencia dónde pueden denunciar. Nosotros tenemos varios procesos en la gobernación de la anterior gestión y ya está en curso, por eso yo tengo que dedicarme todos los días a eso.

ANF: ¿Cuál será su política exterior? El Gobierno alejó a Bolivia de Estados Unidos y se acercó a China ¿cómo planteará estas relaciones internacionales? ¿Apoya a Venezuela?

FP: Hay que ser pragmático en la relación con el mundo. Hay que ser pragmático, y ¿por qué pragmático? En primer lugar, al país le interesa varias cosas, uno por ejemplo vender los productos. ¿Y quiénes son los mayores compradores poblacionalmente? Son tres, Asia por la cantidad de población que tiene, Europa y Estados Unidos. América Latina es menor, yo diría totalmente marginal. Entonces hay que relacionarnos para exportar, para dinamizar la economía. Pero también hay que relacionarse con los que te permiten la compra, la donación, el crédito, la tecnología que es muy importante y también el capital.

Hay que pensar que en cualquier país no es suficiente el capital. Evidentemente eso es crédito, entonces hay que ver quién te facilita mejor esto sin muchos condicionamientos y relacionarnos con ellos, independientemente del tipo de país que sea, capitalista, socialista. ¿Y sabemos también, que los países que están en vías de socialismo en América Latina, en que nos pueden beneficiar? En nada.

En ese plan de practicidad no creo que nos compren, no tienen ciencia desarrollada, son realmente atrasados. ¿De qué nos beneficia al país? Por lo tanto, automáticamente esa pragmaticidad no creo que haya. No creo que haya mayores relaciones con ese tipo de países como Venezuela, Cuba, porque no tienen capacidad por ese hecho, no por ideología. Eso debería ser lo último y lo menos importante para cualquier gobierno.

ANF: ¿Entonces quiere decir que va a restablecer las relaciones políticas con Estados Unidos?

FP: Depende en ese contexto y de qué conviene. Depende de cada evaluación de coyuntura histórica en las tendencias que se está desarrollando a nivel internacional. No puedes en este momento a partir de una ideología, aferrarte, porque somos gobierno y como gobierno se tiene que tener una evaluación permanente del desarrollo y del desenvolvimiento internacional. Eso debía ser evaluado en función de esa pragmaticidad para mayor beneficio para el país.

ANF: En el tema del Silala ¿Cree que tiene que continuar la demanda ante la Corte Internacional de Justicia o más bien plantear una negociación con Chile?

FP: En este momento ya está iniciada la situación por lo que no creo que haya ningún presidente que corte ese proceso. Tiene que haber una continuidad porque ya está hecho y ni siquiera depende de Bolivia. La demanda está hecha por Chile y no podemos abandonar. La defensa tiene qué continuar porque si abandonamos daríamos mayores ventajas para que Chile sea beneficiado.

ANF: ¿Usted potenciaría otros puertos alternativos a los de Chile, o más bien profundizará esa relación? ¿Cuáles deberían ser los procesos de integración regional en los que Bolivia debería participar?

FP: Ahí hay que ser bien claro y simple. Con Chile hay que tener otra relación, para mí diplomática, y hay que olvidarse del tema del mar porque eso ya es un engaño, engañarnos a nosotros mismos y de ese engaño Chile se beneficia más que nosotros.

Nosotros importamos sin ningún tipo de condiciones por esta relación de alejamiento con Chile y tampoco hacemos prevalecer a plenitud el tratado. Hay que hacer prevalecer totalmente el tratado y en eso hay que acudir, si no se respeta ese tratado, a cualquier organismo internacional. Ahí sí nos darían la razón porque al fin y al cabo el de 1904 ha sido un tratado.

Podemos culpar, decir que nos han invadido, que ha habido guerra y es cierto, pero esa es nuestra historia. Podemos despotricar contra nuestros antepasados, pero han hecho ese tratado. Es un acuerdo mutuo en ese tiempo, nosotros somos herederos de ese tratado y seguir cantando el himno a Antofagasta es perjudicarse. Con Chile hay que tener una relación comercial y Chile podría ser muy beneficiosa para el país, incluso en la venta de recursos y en el intercambio comercial puede ser increíblemente ventajoso.

ANF: ¿Olvidarse del mar?

FP: Las generaciones pasan y el problema es que nosotros estamos acostumbrados a la melancolía y no deberíamos vivir de la melancolía. Deberíamos empezar a vivir a partir de una realidad. Esto es una realidad. Si quieres cambiar esta situación tiene que haber una guerra, pero en estos tiempos modernos donde ya no se discute los estados nacionales, las guerras son más económicas y de territorios. En ese caso no corresponde hablar en ese sentido y tenemos que entrar en una relación comercial.

Yo soy honesto al respecto, y no ahora, siempre he sido en todo porque hay que ser realistas. Yo soy el único que ha dicho, cuando estaba en La Haya nuestra demanda para la Corte de Justicia Internacional, que es bien simple la decisión. Aquí hay un tratado, por tanto, no corresponde la demanda y eso iban a decir y que por lo tanto diplomáticamente pueden conversar entre los países, listo. Chile va a decir hay un tratado, ese era el asunto y tal como he dicho lo han hecho. Porque para eso no necesitabas ser especialista, en cuestiones jurídicas internacionales, no necesitas, la cuestión es leer el tratado. Cualquiera podría asumir eso.

Ahora, otra cosa es que con Chile bilateralmente por alguna piedad algún presidente (del vecino país) surgiera que hablemos del mar. Esa es otra situación, pero eso nunca va a ocurrir por parte de Chile porque es una política de Estado el no tocar el tratado. Gente izquierdista, derechista, militar, civil, esa es su política respecto al tratado y en ese sentido ¿qué podemos esperar?

ANF: ¿Entonces, los bolivianos tienen que olvidarse del mar?

FP: Los bolivianos tienen que retomar otro tipo de conducción del país. Tenemos que entrar a otra relación y que ya no prime la melancolía.

ANF: ¿Las organizaciones sociales que son la base política del MAS dicen que son las únicas que garantizarán la estabilidad del futuro Gobierno, ¿cómo va a vincularse a estos sectores?

FP: Los sectores sociales y las organizaciones sociales son la pieza fundamental de cualquier Estado. Las organizaciones son los beneficiarios de cualquier proyecto o de cualquier política del Estado y ese es su rol. Por lo tanto, su rol es de reivindicación, es de demanda. Lo que se ha confundido en estos últimos tiempos es que esa función de demanda, de reivindicación de sus necesidades, los han convencido de que también son entidades políticas.

El miembro de la organización social puede ser político, pero ya no es miembro de la organización social, es militante de un partido y tiene derecho a ser militante. En ese sentido cualquier estado tiene que trabajar con las organizaciones sociales para atender sus demandas y sus necesidades. Es imposible prescindir de las organizaciones sociales.

ANF: ¿Qué piensa de la consulta previa libre e informada ¿Se aplicará en temas de exploración y explotación de hidrocarburos y minerales, en el marco de los derechos indígenas?

FP: En la Constitución está establecida esta consulta previa y a los que viven en el lugar tanto como a los foráneos debe aplicarse. Pero en esa aplicabilidad también sabemos cuáles serán los resultados. Si te beneficias de los recursos o no te beneficias, y eso siempre está en debate y seguirá estando en debate. Hay conservacionistas puros de la naturaleza y hay los que manejan el tema ambiental de manera sostenible y yo estoy en la línea de manejar lo ambiental en esta visión sostenible, no conservacionista.

¿De qué nos sirve recurso guardado, no tocado, si esto puede beneficiar a la gente y a la población? Lo único que he dicho varias veces es que por ejemplo debía haber una regalía asignada a los recursos naturales, ya que nunca hemos asignado regalías a los recursos. Se habla por ejemplo del proyecto del Bala, va a afectar evidentemente, va a haber daño, pero ese daño ambiental también se puede recuperar. Si como obligación se asigna del mismo recurso una regalía para la recuperación, sea alcalde, sea gobernador, del gobierno central, tiene que hacerlo para recuperación de ese daño ambiental y para dar mejor oportunidad a los afectados.

¿Y de dónde va a salir el recurso?  de la naturaleza que nos da los recursos. Hemos hablado de regalías, los beneficios con el gobierno central, municipal, pero con la población nunca hemos hablado y peor con la naturaleza. Tiene que asignarse a la naturaleza, solamente de esa manera puede tenerse un manejo sostenible de todo lo que es el tema ambiental y en esa condición yo creo que se puede conversar de la consulta previa, con esos beneficios que otorga a la población viviente y a la naturaleza que nos está dando bondades. 

FP: En términos de seguridad en general es otorgando la administración al pueblo. Por ejemplo, en este momento hay feminicidios, hay asaltos, todo tipo de delitos y es cada vez mayor, y la policía va creciendo por lo que necesita mayor presupuesto. Esa no es la solución. Pero si al pueblo le encargas que administre totalmente disminuye la violencia intrafamiliar. Si están autorizadas por ley las juntas de vecinos, ellas van a tratar y el vecino va a tener potestad de intervención, entonces eliminas totalmente la violencia intrafamiliar, incluso el feminicidio. El vecino sabe cómo vive la familia y puede decir en una reunión de junta de vecinos que esta familia se está comportando mal, tomaremos la acción para controlar a la familia, si se ha separado, si es irresponsable entonces tomaremos acciones, hagámoslos sentar y asuman la responsabilidad los dos y son controlados.

Y si llega alguien de otra zona van a ver de dónde viene, que hace y eso no lo hará la policía ni un fiscal sino el propio vecino. Eso es más efectivo. Hay un asalto hoy día y la gente por no ser implicada en el asunto, por no ser investigada o por no declarar como testigo prefiere evitar, pero si lo llevas a la junta de vecinos se soluciona ahí y prácticamente va a desaparecer. Además, nuestra seguridad hoy está pensada en el liberalismo siempre como punitivo. Hagámoslo correctivo, a las personas hay que darles la oportunidad de corregirse y eso es solamente haciendo castigos visibles en beneficio de la comunidad. Si alguien está cometiendo un delito nunca más va a querer hacerlo porque será estigmatizado de esa manera y eso afecta la moralidad.

Entonces esta es la estructura de control de la disminución de la inseguridad. Ahora, hay temas bastante complicados como coca, narcotráfico, droga, todo eso. Y eso no es voluntario porque, aunque saques leyes voluntarias internas va a seguir existiendo, entonces hay que ser honesto y hay que convertirlo en tema internacional. Hay que llevar a Viena, a todos los lugares de una vez y sentar precedente internacionalmente para encararlo. Hay que ser honesto, hay consumidores y eso tiene su efecto en el crecimiento de la coca u otros productos y son los jóvenes y mayores porque decir que los jóvenes se drogan es falso, ya que también los mayores lo hacen.

Entonces hay que encarar internacionalmente, yo alguna vez había planteado la legalización de la droga como mecanismo regulador de toda esta situación de generación de carteles, de narcotráfico clandestino. La corrupción, con una regulación bien estricta de la legalización de la droga, puede ir desapareciendo totalmente esta situación. Yo voy a empezar a plantear como tema internacional. Esto no puede ser tema interno y no es un tema interno ya el tema del narcotráfico definitivamente es un tema internacional y como naciones tenemos que empezar a asumir esta situación.

ANF: ¿Eso significa que la DEA va a regresar?

FP: No, la agencia estadounidense Administración para el Control de Drogas, DEA (por sus siglas en inglés), no es una política internacional, es un organismo operativo de Estados Unidos. Cuando digo internacionalmente hay que tratar de ver por ejemplo cómo legalizamos la droga o levantemos las prohibiciones de la coca para poder industrializar y vender. ¿Por qué no se puede vender un producto industrializado de la coca?  tampoco puedes vender al extranjero porque el convenio de Viena te perjudica, así como ningún componente de la coca. Pero si levantas esas restricciones ese momento la coca va a ser consumida de manera legal.

ANF: ¿En el país qué instituciones deberían encarar esa lucha teniendo en cuenta además que en los últimos años se han involucrado militares policías en este tema del narcotráfico?

FP: En este momento estamos pensando cómo controlar y ni policías ni militares van a poder controlar porque la demanda de consumo es mayor, por lo tanto alguien tiene que proveer esa demanda. Entonces discutamos bien. Una vez discutido hay que ver la regulación y la regulación de impuestos, controles sanitarios, autorizaciones, etcétera. Y eso implica muchos organismos como cualquier producto. Esa es la solución.

ANF: ¿Legalizar la droga?

FP: Esa es la solución, pero no depende de Bolivia, depende del mundo. Hay que ser honesto, no hay que ser hipócrita porque ahorita estamos trabajando con hipocresía. Juzgamos a un país y un país está siendo imposibilitado de solucionar porque el consumidor está ahí y también está aquí. Entonces una vez discutamos este tema internacionalmente.

ANF: ¿Y si se legalizaría no habría más?

FP: Eso precisamente es discusión técnica. ¿En qué consiste la legalización? En discusión técnica de expertos, médicos, biólogos, todos lo que saben de las cualidades y los daños. El alcohol es droga y el alcohol es regulado y controlado; es lo mismo con el cigarro que es droga, pero es controlado y mientras está controlado está permitido el consumo porque ya sabe uno por qué lo está haciendo.

ANF: ¿Qué papel le daría usted en su gobierno a los policías y militares?

FP: Deberían seguir existiendo porque son instituciones de seguridad nacional.

ANF: ¿Cómo las fortalecerá?

FP: En primer lugar, las dos instituciones están concebidas como seguridad interna en su conjunto. Ciudadana y territorialmente ese su rol y su función por la que se creó en el mundo. Eso debería seguir existiendo. Ahora como esas instituciones pueden ser más fuertes porque hoy día son muy débiles, porque precisamente se ha politizado a la institución policial y militar y se le ha quitado la institucionalidad. Hay que fortalecer la institucionalidad de estas instituciones.

¿Qué significa institucionalidad?  es profesionalizar no más y que sus méritos y sus ascensos dependen de la profesionalización. Y la profesionalización es mayor conocimiento, mayor especialización. Hoy día una felicitación de un dirigente creo que vale 500 puntos y una otorgación de un reconocimiento de una autoridad, de Gobernador o alcalde, vale puntos también. Pero su capacitación en algún diplomado vale menos puntos que sus reconocimientos. Por eso hay que darle profesionalidad.

Debería devolverle la institucionalidad y la institucionalidad también significa romper con la estructura antigua. Por ejemplo, debería romperse con la jerarquía frenada o jerarquía limitada. Hoy día por ejemplo la jerarquía de sargento, oficial es limitada porque no puedes ascender más allá de la jerarquía oficial, eso debería romperse. Todos deberían empezar de sargento inicial y deberían llegar hasta general en ambas instituciones, esa es una modificación a la ley. Ahí es donde yo era muy insistente en la descolonización porque para mí era eso la descolonización. Pero no hemos tocado nada, sigue siendo la misma y siguen las recomendaciones para entrar al Colegio Militar o la academia de policías. Sigue la misma lógica, entonces eso hay que cambiar radicalmente. Eso yo haría.

ANF: Se ha dicho que el problema carcelario tiene raíz en la crisis judicial ¿Qué propuesta tiene para resolver los problemas que existen al interior de las cárceles como el hacinamiento, corrupción, vulneración de derechos, precaria infraestructura?

FP: En la propuesta que estamos haciendo por otorgar la justicia al pueblo disminuiría la violación de derechos humanos y la justicia sería correctiva. Ya no irían a la cárcel. Estarían en la cárcel solamente los patológicos. Por ejemplo, si agarramos un asaltante y es sancionado por la junta de vecinos haciendo un muro perimetral; si sigue reincidiendo pese a que le has dado la oportunidad para que se corrija y no lo hace, esa persona psicológicamente está mal y no va a cambiar, entonces se lo lleva a la cárcel. Por lo tanto, la población carcelaria va a ser realmente por tipos patológicos.

Hoy día están mezclados por todo tipo de delitos, por robo, los que no pagaron pensión familiar, los que han asesinado, todos están ahí mezclados. Evidentemente el que ha llegado inocente, ahí ha aprendido perversidades para sobrevivir y ya no tiene miedo a la cárcel. Entonces hay que darle la justicia al pueblo para que ahí se castigue y se dé oportunidad para que se corrija la gente. Y los patológicos deberían ir a la cárcel y el hacinamiento de por sí bajaría.

ANF: ¿Esa propuesta sólo se aplica con delitos menores?

FP: Todos (los delitos). Feminicidas, también porque no puede juzgar de igual manera. La población va a juzgar de manera más eficiente y para eso hay compensaciones. Te voy a contar una historia al respecto, un accidente de asesinato en una comunidad en Canadá y ahí por ejemplo la población en deliberación ha juntado dos familias y ha hecho que arreglen sus diferencias. Hay un método de compensación y la familia que ha sido afectada ha sido compensada siempre y cuando esté de acuerdo. Pero, el estado ¿qué ha hecho? ha metido un proceso que no ha terminado y sigue el proceso ya 10 años, mientras que la familia había solucionado rápidamente.

Todo tipo de problemas puede solucionar la sociedad y más rápido y eficientemente y puede ser nada perjudicial para la sociedad. Nuestra mente es punitiva, está fabricada para que si matas un gato es biocidio y a la cárcel. ¿Qué es eso?  por favor, una hormiga pisas y es biocidio es a la cárcel. Nuestra mente, nuestra formación en derecho es el liberalismo y todo hay que cambiar. Por eso nosotros apostamos por un programa de transformación.

ANF: ¿Ampliará las cárceles?

FP: No, para qué, sí la justicia la vamos a dar a la sociedad. Si va a ser correctiva.

ANF: Entonces, ¿ya no habría cárceles?

FP: Ojalá. Ese es el sueño, pero lamentablemente siempre va a haber patológicos. Si llegáramos a una sociedad sin ningún tipo de delincuentes sería una sociedad realmente genial, sería una sociedad inédita en la historia humana.

ANF: ¿Quién debería administrar los sistemas penitenciarios, los civiles o las instituciones?

FP: Yo creo que el problema no es de administración en las cárceles. La administración debería continuar para qué, por qué, ese no es problema.

ANF: ¿Qué propuesta tiene para la retardación de justicia?

FP: Nuevamente ese tema de retardación existe porque está delegado al individuo. La solución es del juez mientras que cuando das al pueblo prácticamente solucionaríamos muy rápido porque estarían encargados los pueblos, juntas de vecinos. Entonces desparecería totalmente la retardación y ya no existiría ni fiscal.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

252
51