“Es inaceptable que Evo use Argentina para fomentar inestabilidad y violencia”

Mauricio Claver-Carone es asesor del presidente de EEUU, Donald Trump, además de director principal para Asuntos del Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional.
domingo, 19 de enero de 2020 · 00:04

Mery Vaca/ La Paz 

Mauricio Claver-Carone es asesor del presidente de EEUU, Donald Trump, además de director principal para Asuntos del Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional. Un peso pesado de Washington que el miércoles estuvo en La Paz para darle su respaldo al gobierno de Jeanine Añez y para diseñar un plan de cooperación, que incluye la lucha antidrogas, aunque sin mencionar la palabra DEA. 

Recibió a Página Siete para esta entrevista no sin antes decir que lee este diario y que ha seguido la trayectoria de Bolivia a través de sus páginas.

Claver-Carone envía un fuerte mensaje  a Argentina y asegura que EEUU y aquel país están trabajando de forma conjunta para limitar las acciones políticas de Evo Morales en su refugio.

¿Cuál es el motivo de su visita a Bolivia?

El primer motivo es mostrar nuestro agradecimiento y nuestra cooperación y estrechar los lazos con el gobierno interino actual. Lo que han hecho en tan poco tiempo es admirable, el desmantelar 14 años de políticas irresponsables. Queremos comenzar una nueva página. Una de las cosas que nos ha afectado mucho, tanto en Ecuador como en Bolivia, es el alejamiento casi perverso, el enfrentamiento que ha habido entre Bolivia y los Estados Unidos. Somos dos aliados naturales, tenemos los mismos valores. Queremos  sentar las bases para que tras este proceso electoral  nunca demos un paso hacia atrás, para que sigamos dando pasos hacia adelante. Segundo, es una muestra de confianza en el gobierno interino, en el estrechamiento de lazos de Estado a Estado. Tercero, EEUU está muy comprometido en el éxito de Bolivia. Creo que es la primera vez en algún tiempo que vemos a Bolivia como una prioridad en nuestras relaciones hemisféricas. El éxito que tenga Bolivia en esta transición y el éxito que está teniendo Ecuador  son modelos para Venezuela y otros países. Y, el cuarto motivo consiste en trazar un proyecto de país a país, un proyecto de cómo podemos ayudarnos. Creo que es el momento para sentar las bases que Bolivia forme parte de la iniciativa de crecimiento económico que lanzamos en diciembre “América crece”, que ha puesto a disposición del hemisferio occidental herramientas de financiamiento, infraestructura, para que los inversores norteamericanos se sientan confiados en invertir. Ya el presidente Trump la semana pasada firmó el permiso para acelerar y sobrepasar algunos de los impedimentos legales que había debido al comportamiento del gobierno anterior para reanudar la asistencia, la cooperación con el gobierno y el pueblo de Bolivia con entidades como Usaid o con entidades bajo la bandera de “América crece”, además de cooperación en temas de seguridad, de transparencia electoral y la lucha contra la corrupción, contra el crimen organizado y el narcotráfico. 

Entonces ¿usted cree que Bolivia puede ser un ejemplo para Venezuela? ¿No cree más bien que aún existe el riesgo de que Bolivia pueda convertirse en la Venezuela de Maduro?

El pueblo boliviano ha dado un gran ejemplo al mundo. Yo  no veo retroceso en ese sentir que es palpable en las calles  en lo que leo  al estar aquí. El pueblo boliviano ha sido  heroico. Han empezado un camino hacia un futuro diferente y usualmente cuando un pueblo pasa un camino hacia un futuro mejor, no es imposible, pero es muy difícil (un retroceso). Bolivia iba claramente hacia lo que era la Venezuela de Maduro, es donde la llevaba Evo Morales, el fraude, la corrupción. Pero el pueblo boliviano dio un rechazo absoluto y un voto de confianza a la democracia. No solamente creo, sino que sé que Bolivia podría ser un ejemplo para Venezuela. La única diferencia es el papel que han jugado las Fuerzas Armadas aquí en Bolivia, que han sido realmente bolivianas, han puesto el país sobre el partido y sobre el caudillo. Sobre las críticas, sea de Evo Morales, sea de la izquierda radical, de que en Bolivia hubo un intento golpista, todo lo contrario, yo no he visto a ningún general de las Fuerzas Armadas bolivianas diciendo que quieren ser presidentes o dictadores.

¿Darle tanto protagonismo a las Fuerzas Armadas como lo está haciendo usted, no es darle argumento a la retórica del golpe?

No, todo lo contrario. Al revés, Evo Morales como Nicolás Maduro en Venezuela  quiso destruir a las Fuerzas Armadas. Nicolás Maduro está intentando destruir a las Fuerzas Armadas porque quiere que el poder armado sean milicias, sean colectivos, sean grupos extralegales, precisamente  para prevenir que en un futuro las Fuerzas Armadas tengan la capacidad para proteger la Constitución  y al pueblo, eso es un gansterismo. Lo mismo que hizo Nicolás Maduro con ese gansterismo, es lo que intentó Evo Morales aquí en Bolivia, pero hoy en día tenemos un gobierno interino completamente civil admirable, un proceso y un modelo para la región.

Evo Morales dice que Estados Unidos está detrás de lo que él considera un golpe porque se ha desbloqueado la ayuda. ¿Qué puede decir al respecto?

Cada vez que Evo Morales le echa la culpa a los Estados Unidos o a quien sea, está insultando al pueblo boliviano porque el único actor trascendental fue el pueblo boliviano. Las varias metas que tenemos de cooperación son con el gobierno soberano. Nosotros nunca hemos impuesto ni pensamos imponer nada porque respetamos nuestro papel. Nosotros somos socios y quisiéramos ser los socios primarios de Bolivia, somos los socios naturales de Bolivia.

¿Sin condicionamientos?

Nunca le hemos puesto nosotros condicionamientos.

Aquí existe como una teoría en ese sentido.

Nunca le hemos puesto ningún tipo de condicionamientos. Los socios básicamente tienen una relación amigable. Obviamente el

Gobierno de Bolivia tiene sus prioridades que nos las comunican; nosotros tenemos prioridades que les comunicamos, pero el éxito de esta transición democrática en Bolivia y el modelo que representa es en sí del interés de los Estados Unidos. Al revés, lo único que Estados Unidos pide es que se respete la Constitución de Bolivia.

¿Qué opina de la declaración de Morales en sentido de que constituiría milicias en Bolivia?

Lo que ha dicho Evo Morales no debe sorprender. Lo más interesante es que desde que Evo Morales renunció, en México, Cuba, ahora en Argentina, el mundo ha visto al Evo real. Él se había vendido como una caricatura de que era pacífico, pero lo que hemos visto es a un Evo Morales que auspicia y fomenta la violencia, quiere fomentar milicia. Nosotros le advertimos al Gobierno argentino que eso iba a pasar, se lo advertí al entonces presidente electo  Alberto Fernández  desde antes que ocurrieron estos eventos.

¿Usted personalmente?

Yo, personalmente y desafortunadamente ojalá me hubiese equivocado, pero ahora Argentina está viendo el problema que le significa Evo Morales. El hecho de que esté usando territorio argentino para fomentar la violencia, la insurrección, para poner en peligro la vida de bolivianos y a lo mejor de argentinos, es un dolor de cabeza para la Argentina, francamente un dolor de cabeza que creo que Argentina podría haber prevenido. Hemos ido trabajando cercanamente con el Gobierno argentino para ir tomando ciertas medidas, para intentar prevenir que se puedan efectuar algunas de las retóricas.

¿Qué tipo de medidas?

En su calidad de asilado en Argentina obviamente habrían límites a las actividades políticas, sin mencionar y que no debería haber ninguna referencia a la violencia. Creo que hubo un gesto esta mañana (miércoles) de parte del Gobierno argentino, en el cual le pidieron que debía bajar la retórica y (le dijeron) que fomentar violencia era algo inaceptable en sí. Hasta el momento no se le ha permitido y hemos asumido el compromiso que no se le permitiría ir hacia la frontera (con Bolivia) y que estaría limitado a Buenos Aires, que sería positivo.

¿Ese fue un pedido de ustedes o fue una decisión del Gobierno argentino?

El Gobierno argentino es soberano y toma sus propias decisiones, yo creo que se han ido dando cuenta. Argentina tiene muchos problemas. Yo con el Gobierno argentino siempre he sido muy claro, ellos tienen un problema económico grave, mi consejo es que deberían enfocarse (en eso). Yo, si fuese Alberto Fernández, yo no estuviera pensando en nada que no fuese el Fondo Monetario y Vaca Muerta.

¿Eso significa que Estados Unidos podría imponerle una sanción a Argentina por Evo?

Hemos estado trabajando estrechamente. A pesar de lo que se ha escrito y a pesar de las discrepancias que hemos tenido, ellos deberían enfocarse en esos problemas. Se le advirtió que Evo Morales solo le iba a traer dolores de cabeza, que Evo Morales solo iba a restarle atención que debería estar prestándole a temas domésticos. En ese momento pensaron que podían manejar la situación. Nosotros vamos a seguir trabajando eso con ellos. Para Estados Unidos es inaceptable que Evo Morales esté usando el territorio sea de Argentina sea de México o de cualquier país de la región para fomentar la inestabilidad, para fomentar la violencia y la insurrección en Bolivia. 

¿Para la estabilidad boliviana no es mejor que Evo esté en Argentina a que regrese a Bolivia?

Sin duda, sin duda. Nosotros le brindamos el apoyo inmediato al Gobierno mexicano, para que Evo pudiera salir a México, a un país democrático, abierto. Para la paz y la estabilidad en Bolivia era muy importante.  Ahora bien,  él para empezar debería respetar las normas, debería respetar la soberanía de esos países y esos países también deberían fomentar los límites de lo permisible. Lo que estamos viendo actualmente con Argentina es que hemos ido progresando y ojalá no se pinte peor la situación.

¿Cómo ha visto la actuación de México tanto en la primera parte del asilo como en la residencia en La Paz?

Evo mostró ser muy mal agradecido con México porque se fue hacia Cuba y ni se despidió. Sí hay una situación en la embajada, la cual se está intentando resolver, pero es un tema entre el Gobierno de Bolivia y de México, son temas de justicia y veremos cómo se desarrollan.

¿Qué opinión le merece el hecho de que España se haya involucrado con un operativo con encapuchados?

Nuevamente, es un tema de justicia de Bolivia, nosotros no tocamos las instituciones, la soberanía, el proceso judicial en Bolivia. De la misma manera que nosotros respetamos los procesos judiciales y la soberanía de Bolivia, pienso que todos los países, incluyendo México y España, deberían respetar la soberanía y los procesos judiciales en Bolivia.

¿Hay algún interés de que la DEA vuelva a Bolivia?

Es muy fácil encasillar los temas bajo siglas o bajo una agencia u otra. Hay muchas vías de cooperación para eso, y el Presidente acaba de firmar la semana pasada una orden ejecutiva que permite el restablecimiento de cooperación de todos los tipos: comercial y de seguridad. Lo que más quisiéramos es que Bolivia tenga las instituciones fuertes y efectivas para que ellos puedan llevar a cabo todas estas investigaciones.

¿Eso quiere decir que vuelve la ayuda antidrogas, pero no la DEA?

No vamos a encasillarnos en retórica y en cosas del pasado, cuando la lucha en el siglo XXI tiene muchas vías, la vía financiera, la vía policiaca, la vía de inteligencia, vamos a dar todo tipo de cooperación de gobierno a gobierno para que las instituciones bolivianas sean efectivas para llevar adelante estos retos.

¿Por qué EEUU ha descertificado a Bolivia en los últimos años si es el país que más coca ha reducido comparando con Colombia y Perú? ¿Fue una decisión política?

Podemos discrepar con el contenido de la pregunta, pero creo nadie estaría en desacuerdo en sentido de que Evo Morales no tenía ningún tipo de voluntad política no solamente para pelear contra los narcóticos, sino para luchar contra la corrupción. Todo eso se une, la corrupción está muy ligada a los narcóticos, el enriquecimiento ilícito también. Francamente esas descertificaciones fueron muy bien merecidas porque no tuvo la voluntad política para pelear contra esos males.

¿Para cuándo la reposición de embajadores?

Es un proceso que se llevará a cabo, nos gustaría mutuamente tener un proceso completo, ojalá para antes de la toma de posesión de la nueva administración que gane las elecciones. Es una aspiración.

HOJA DE VIDA

  • Cargo Es Asistente Adjunto del Presidente y Director Principal para Asuntos del Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional.
  • Antes Fue director ejecutivo interino de los Estados Unidos en el FMI y a sesor principal para Asuntos Internacionales en el Departamento del Tesoro.
     

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente.
   

315
93