Bolivia enviará alto diplomático a España para bajar la tensión

El representante será enviado a la embajada boliviana en Madrid, “para mantener estrechas relaciones con el Reino de España”.
jueves, 02 de enero de 2020 · 00:03

Página Siete y EFE / La Paz

El  gobierno de transición de la presidenta Jeanine Añez busca resolver el impasse con España -por su decisión de expulsar a dos diplomáticos españoles- con el envío de un alto representante a su embajada en Madrid, sin dejar de defender la medida que desencadenó la tensión y que fue rechazada por varios Estados de la Unión Europea (UE).

La Cancillería emitió un comunicado, en el cual expresa su deseo de “superar este impasse a la brevedad y mantener estrechas relaciones con el Reino de España, en el marco del tradicional respeto y la amistad que siempre las han caracterizado”.

Para avanzar en esa dirección, “el Gobierno Constitucional de Bolivia acreditará en la Embajada de Bolivia en Madrid a un alto representante diplomático”, anunció el Ministerio de Relaciones Exteriores boliviano, que agregó que lo ocurrido el 27 de diciembre fue lo que condujo a declarar “personas no gratas” a los diplomáticos españoles.

La Cancillería informó que aquella situación fue “debidamente explicada en el comunicado emitido” en esa fecha por el Ministerio de Exteriores y, de ser necesario, se ofreció a entregar la información adicional que se requiera, señala el comunicado.

El ministerio que está a cargo de la canciller Karen Longaric también reconoció el apoyo de la UE al país en áreas como el fortalecimiento de la democracia y las nuevas elecciones generales que están previstas para este año, y aseguró que desea mantener en un alto nivel las “excelentes relaciones” con ese bloque y las naciones que lo conforman.

La posición de España

El Gobierno español calificó el lunes como un “gesto hostil” la decisión del Gobierno boliviano y replicó con la expulsión de tres diplomáticos del país que habían sido designados durante la administración de Evo Morales.

Por su parte, el subsecretario mexicano de Relaciones Exteriores para América Latina y el Caribe, Maximiliano Reyes Zúñiga, señaló, también el lunes, que el Gobierno de su país mantiene la “comunicación necesaria” con el de Bolivia, pero no existió un diálogo formal.

Al respecto, se pronunció desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, el expresidente Morales, quien condenó “enérgicamente” la decisión que tomó el gobierno de Añez y advirtió de que “no se han respetado los derechos internacionales”.

La decisión boliviana de expulsar a los diplomáticos españoles se originó en la visita de estos a la embajadora de México en su residencia en La Paz, el pasado viernes, acompañados de individuos encapuchados y “presumiblemente armados”.

La UE consideró que “la expulsión de funcionarios diplomáticos es una medida extrema e inamistosa que debe reservarse a situaciones de gravedad”. Bolivia se ratificó en su decisión, antes de invitar al país europeo a superar la tensión diplomática.

41
29