Lizárraga: Se está emulando el binomio dictatorial de Morales y García Linera

La exministra de Comunicación asegura que han asesorado mal a la presidenta Añez para que sea candidata a la presidencia y que con esa decisión ella traicionó al pueblo boliviano.
lunes, 27 de enero de 2020 · 08:46

Página Siete Digital / La Paz

La exministra de Comunicación, Roxana Lizárraga, en una conferencia de prensa este lunes dio lectura a su carta de renuncia irrevocable y manifestó que con la candidatura de Jeanine Añez se está emulando el binomio dictatorial de Evo Morales y Álvaro García Linera y que Jefa de Estado está traicionando al movimiento que se manifestó en las calles en favor de la democracia. 

“Nos molestó mucho, que se haya hecho la transmisión de la candidatura por el canal estatal (…) y lo que me llama la atención es que de una de las direcciones de comunicación desde muy temprano el día de hoy hayan salido (…), respaldando la candidatura de Jeanine Añez valiéndose en artículos de la Constitución Política del Estado”,  indicó Lizárraga.

Dichos artículos se difundieron, según detalló, con la finalidad de sustentar que Añez puede quedarse como presidenta mientras es candidata a la presidencia, así como Evo Morales y García Linera lo hicieron en su momento. “Están emulando a Evo Morales, ¿no es que queríamos cambiar?, ¿qué estamos cambiando entonces?”, indicó a los medios.

Para la exministra de Comunicación, la presidenta Jeanine Añez "nos ha hecho sentir que Bolivia podía cambiar, pero es necesario cambiar la forma de hacer política en Bolivia". Sostuvo que  envió un mensaje a la Jefa de Estado para manifestarle que ser candidata a la presidencia era un error, pero sabía que iba a ser “en vano”; en ese sentido ella había tomado la decisión de dimitir a su cargo antes del 24 de enero.

Lizárraga indicó que estaba dispuesta a acompañar a Añez hasta el último día de transición  y decir “el deber ha sido cumplido”, pero existe una injerencia de los Demócratas que en su desesperación han tratado de utilizar a una mujer, que en su momento no fue tratada bien ni por su propio partido político.  

“Creo que a la presidenta la han traicionado, le han hecho creer cosas y le han asesorado muy mal (…) y al haber creído ella tanto en algunas personas  que tenían sus intereses políticos porque ya eran cadáveres políticos. A ella la han utilizado, pero al tomar esta determinación, porque tampoco es una niña o una persona adolescente, ha traicionado. Por lo menos, yo sí he sentido esa traición, creo que la mayor traición se la llevan los bolivianos al permitir que un grupito de políticos tradicionales, de los que queremos que se vayan, tome las decisiones y decidan que  se traicione  esa gran movilización de 21 días que ha recuperado la democracia y  no podemos permitir que nuevamente esté en peligro la democracia”, apuntó.

La exautoridad gubernamental hizo referencia a que quisiera que exista “una mujer valiente en Santa Cruz que le diga a Rubén Costas que se retire, que se vaya de Demócratas, que se vaya de la Gobernación”. A su entender porque  figuras como la de la máxima autoridad de Santa Cruz  no pueden estar a la cabeza de las decisiones que se tomen en Bolivia.

Aseveró que las pititas, los luchadores en las calles, los jóvenes en las plataformas, los pueblos indígenas, los cocaleros con los que se reunió durante su periodo como titular en el Ministerio de Comunicación no votaron por Costas, una autoridad que en 14 años “ha sido socio de Evo Morales”.

Del mismo modo, considera que si el gabinete ha acompañado esta decisión de respaldar la candidatura de Añez han traicionado la lucha de las calles.  

 

371
54