Presidenta Áñez: El TCP debe garantizar al país que nunca más estará al servicio de intereses oscuros

La presidenta Áñez garantizó el financiamiento para la construcción de un edificio acorde a las necesidades del TCP.
viernes, 03 de enero de 2020 · 23:24

ABI

La presidenta Jeanine Áñez inauguró el viernes el "Año Constitucional 2020" en la ciudad de Sucre, Chuquisaca, y afirmó que el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) debe garantizar a los bolivianos que nunca más estará al servicio de intereses oscuros.

"Hoy ustedes tienen la obligación de actuar en correspondencia y deben garantizar al país que nunca más esta institución se pondrá al servicio del poder para beneficiar intereses oscuros", dijo la jefa de Estado en su discurso.

La mandataria, quien cumple una intensa agenda en esa urbe, capital de Bolivia, instó a los juristas a consolidar un TCP que brinde garantías a la sociedad y que responda solo a la fuerza normativa de la Constitución y no a intereses hegemónicos de poder de ningún Gobierno de turno.

"Bolivia necesita de su institucionalidad democrática, hoy los ciudadanos los están observando y con mucha esperanza, no nos defrauden", dijo.

En la oportunidad, lamentó que, en los últimos 14 años, durante la administración del expresidente Evo Morales, el TCP emitió varias sentencias que ponían en evidencia su sometimiento al Órgano Ejecutivo y más aún con el fallo que dictó esa instancia en noviembre de 2017 para habilitar al binomio del MAS a la reelección.

"Gran parte de la gran crisis que afrontamos en los últimos días se originó en esta polémica sentencia constitucional, lo que deja un mensaje muy claro a este tribunal y en general al Órgano Judicial, que tenemos que añadir una fuerte dosis de institucionalidad, meritocracia e independencia, caso contrario corremos el serio riesgo de concentración absoluta de poder en un solo órgano", advirtió.

En ese marco, la presidenta Áñez garantizó el financiamiento para la construcción de un edificio acorde a las necesidades del TCP.

Por su parte, el presidente del TCP, Paul Franco, expresó su deseo de trabajar para consolidar en el país el retorno de la tranquilidad, la paz y la convivencia pacífica, tras la convulsión social generada entre octubre y noviembre del pasado año por los resultados de las elecciones fraudulentas que derivaron en la renuncia de Morales.

"Estamos comprometidos con dotarle al país de la estabilidad social, que precisa, de la tranquilidad que todo ciudadano añora, porque la Constitución instituye el derecho a la paz", indicó.

Consideró urgente acercar al TCP más al pueblo con la socialización y difusión no solamente de la jurisprudencia, sino también del principio de independencia de esa instancia.

"Tenemos muchas proyecciones en el Tribunal Constitucional, el sentir común de mi sala plena es que estamos dispuestos a permanecer y cumplir con el rol que la Constitución y las leyes nos imponen. Ejercer el control de constitucionalidad", dijo Franco.