592 exautoridades del MAS y sus familias serán investigadas

Verificarán las declaraciones juradas de quienes fueron ministros, viceministros y directores en entidades que ejercieron esos cargos entre 2006 y 2019.
miércoles, 08 de enero de 2020 · 01:30

 Carlos Quisbert / La Paz

El Gobierno de transición iniciará procesos contra 592 autoridades del anterior gobierno, entre ministros, viceministros y directores de entidades que ejercieron sus cargos entre 2006 y noviembre  de 2019. El ministro de Justicia, Álvaro Coimbra, confirmó a Página Siete que  entre los investigados están los hijos de Evo Morales, así como testaferros.

“Es una preinvestigación, porque no se está acusando a nadie. Se hará una verificación de declaraciones juradas, cuentas bancarias, movimientos de dinero, compra de inmuebles para descartar que se está haciendo un lavado de dinero”, explicó anoche el ministro Coimbra.

 Señaló que entre los investigados estará la hija del expresidente Morales, Eva Liz,  y “todos sus familiares”. Aseguró que de acuerdo a la información del Banco Central de Bolivia (BCB) y datos de la  cooperación internacional los exfuncionarios realizaron grandes movimientos de dinero, aunque no precisó las cifras ni las  fechas.

   “Resulta que en el último tiempo muchos exfuncionarios del Gobierno están poniendo inmuebles a nombre de otras personas. Se están realizando poderes y pretenden legalizarlos  en diferentes consulados y embajadas  y eso nos llama la atención”, indicó Coimbra. 

Explicó que la investigación se inició en el marco de las atribuciones del Star-Gira, que es una entidad conformada desde 2007 por la Cancillería, la Procuraduría, la Fiscalía, la Unidad de  Investigaciones Financieras (UIF) y el Ministerio de Justicia. El funcionamiento del Grupo Interinstitucional de Trabajo para la Recuperación de Activos (Gira) está auspiciado por el Banco Mundial y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc).

Coimbra destacó que en la gestión del MAS el Star-Gira abrió 71 procesos, pero que los mismos, señaló, fueron abiertos con fines políticos contra opositores al gobierno de Evo Morales.

Afirmó que uno de los primeros indicios que se maneja para la investigación de una supuesta legitimación de ganancias ilícitas, en contra de Morales, está el caso de la residencia Nº 80 de la calle 31 en  la zona de Achumani, conocida por los vecinos como “la casa de Evo”, la que no figura en la declaración jurada del expresidente.

 “Es la casa que él (Morales) dijo que de manera violenta fue saqueada, donde se encontraron su ropa y varios de sus objetos personales, no figura en su declaración jurada. Hay cuentas bancarias que llaman la atención, y si no declara la propiedad de un  inmueble se está cometiendo un delito”, aseveró.

Sobre la posibilidad de que los militantes del MAS tomen estos procesos  como una persecución política por parte del Gobierno de transición, Coimbra descartó esta posibilidad. “No podemos  cometer los mismos abusos que hemos criticado en los 14 años de gobierno de Evo Morales. No es una cacería de brujas, hay suficientes indicios. En estos años se han cometido muchos delitos que no pueden quedar  impunes, pero ellos tendrán la oportunidad de defenderse”, aseguró.

 

     Los exministros

  • Bombas Luego de la renuncia de Evo Morales, el 10 de noviembre, la Fiscalía inició varios procesos contra las exautoridades del MAS. Una de las primeras procesadas fue la exministra de Culturas  Wilma Alanoca  por estar involucrada en la elaboración de bombas molotov para que   los masistas usen contra los cívicos.
  •   Quintana Luego de Alanoca, por diferentes hechos  se abrió proceso contra los exministros Juan Ramón Quintana, Alfredo Rada, Tito Motaño, César Cocarico, Amanda Dávila y Gisela López, entre otros, además del mismo expresidente Evo Morales por el presunto delito de terrorismo.
423
49