Mapa de la desinformación en época electoral: Mesa, el TSE y Áñez fueron los más atacados con fake news

¿Cuál fue el candidato más atacado en redes sociales?, ¿Qué temas fueron los que más circularon? y ¿Quiénes dieron más datos engañosos durante la campaña? Son algunas de las interrogantes que Bolivia Verifica respondió en este informe.
viernes, 16 de octubre de 2020 · 00:04

Bolivia Verifica

A pocas horas de la jornada electoral decisiva que vivirá el país, Bolivia Verifica presenta un análisis de las verificaciones realizadas durante los tres últimos meses. Se hizo un estudio en base a 403 notas publicadas entre el 15 de julio y el 15 de octubre, sobre diversos temas, de las cuales más de la mitad fueron falsas (58%).

En este tiempo se observó un incremento de noticias sobre temas electorales. Tras analizar 193 noticias -entre verificaciones de fake news y análisis de discurso -identificamos que seis de cada diez eran falsas, que unos actores políticos fueron más atacados que otros, qué temas fueron recurrentes y qué actores políticos mintieron más según nuestro análisis de discurso.

Aquí te presentamos un mapa de cómo se movió la desinformación en los últimos tres meses en Bolivia, especialmente en asuntos electorales.

Péndulo en redes sociales: de coronavirus a elecciones

El descenso de la curva de casos de coronavirus en Bolivia parece coincidir con el ascenso de la curva de fiebre electoral. Dentro del lapso temporal analizado, constatamos que el contenido relacionado a los temas sanitarios fue lo más fuerte durante el mes de julio, descendió drásticamente en agosto y en septiembre fue prácticamente inexistente en redes sociales.

Debido al contexto de tensión política, agosto fue un mes marcado por los bloqueos, enfrentamientos y marchas; todo eso se vio reflejado en redes donde primó el contenido desinformativo que apuntaba a promover la convulsión social. Imágenes y videos fuera de contexto (muchos de la gestión 2019) reflotaron con bastante viralidad, sobre todo en Facebook (70%) y en menor medida en WhatsApp (10%).

El cese a las protestas y el inicio de las campañas electorales en septiembre tuvo su correlato de fake news en redes, el contenido generado se alternó entre notas falsas sobre alianzas partidarias, proyectos de leyes inexistentes, estado de salud de los candidatos y encuestas falsas.

Los primeros días de octubre tuvieron la misma tendencia que septiembre, primando el campo electoral por encima de las otras temáticas. No obstante, volvió a aparecer, aunque de manera aún débil, el contenido relacionado a salud.

Notas electorales: De cada diez notas, seis fueron falsas

De 193 verificaciones relacionadas únicamente al ámbito electoral, 115 resultaron ser falsas, 50 fueron engañosas y sólo 28 llegaron a ser verdaderas. Entre los subtemas más recurrentes estuvieron Candidaturas/campañas electorales, votos/encuestas y conflictos sociales.

Dentro de Candidaturas/campañas electorales reportamos videos fuera de contextos, como cuando Luis Fernando Camacho (Creemos) habló de “bajarse de su candidatura”, en una grabación de inicio de año, o el video que refleja el apoyo de El Alto a Carlos Mesa, que circuló como si fuese actual cuando se trató de un suceso de la gestión 2019.

En la categoría votos/encuestas alertamos de la gran cantidad de plantillas de encuestadoras alteradas y gráficas inventadas que tenían la firma de alguna empresa inexistente de estudio de opinión. En ese mismo subtema, advertimos de la manipulación del “peso regional del voto”, ante imágenes y cadenas de WhatsApp que desinformaban al afirmar que «bastaba el 70% del voto cruceño para ganar la elección», entre otros cálculos imprecisos.

En cuanto a conflictos sociales, circularon fotografías falsas de armamento y videos antiguos de agresiones a simpatizantes de partidos que no corresponde a esta etapa preelectoral. Desmentimos también las imágenes que aseguraban que hay grupos de extranjeros ingresando a Bolivia para desestabilizar el país.

Mesa, Áñez y el TSE blanco de fake news

En estos tres meses de análisis, los candidatos más atacados en redes fueron: Carlos Mesa (35%), seguido de Jeanine Áñez (28%) y Luis Arce Catacora (11%). Áñez declinó su candidatura a mediados de septiembre y a partir de allí se registró un descenso de fake news en redes.

Los ataques a Mesa (Comunidad Ciudadana) estuvieron enmarcados en su pasado político, con reflote de videos antiguos y manipulados; puesta en duda de su estado de salud, con supuestos informes médicos; tweets falsos de anuncio de alianzas y propuestas inexistentes atribuidas a su plan de gobierno, como el aborto y el matrimonio entre personas del mismo sexo.

La desinformación para afectar a Áñez (Juntos) se concentró en imágenes alteradas que apuntaban a señalar el uso de recursos del Estado para la campaña, como ambulancias llevando supuestos banners con su rostro, tuits falsos sobre alianzas aún antes de su renuncia y capturas de pantalla de noticieros con pie de imagen alterada para anunciar beneficios a su gabinete, desaprobando su gestión.

Luis Arce Catacora (MAS) sufrió la reaparición de videos que circularon como si fuesen actuales, como cuando fue increpado en el aeropuerto de Cochabamba, hecho ocurrido a inicios de la gestión; o la vinculación con videos de otro contexto, como cuando se afirmó que le echaron agua en Camiri, cuando hasta ese momento, ni siquiera había visitado el municipio. Ambos ejemplos dentro de la categoría candidaturas/campañas electorales.

Un actor crucial para el proceso democrático es el Tribunal Supremo Electoral a la cabeza de Salvador Romero. Ésta instancia no se libró de los ataques en redes e incluso, fue víctima de mayores fake news que Jeanine Áñez, ocupando el segundo lugar de marea desinformativa que busca generar desconfianza en el proceso electoral.

Entre los subtemas utilizados para atacar al árbitro electoral están la puesta en duda de idoneidad en su gestión, sugiriendo por ejemplo alianzas con algunos frentes políticos a través de fotografías falsas o fuera de contexto; en segundo lugar aparece el cuestionamiento al sistema electoral (participación electoral), criticando la distribución de escaños o desinformando sobre voto urbano/voto rural, un tercer subtema recurrente estuvo condicionado por la posible pérdida de personería jurídica de algunos partidos políticos, en esa línea, circularon imágenes con el rostro del presidente del Tribunal Electoral a quien se le atribuía frases falsas como “analizaré con los movimientos sociales si se quita personería al MAS”.

Dentro de todo ese embate desinformativo, se crearon páginas falsas con afectación directa a Salvador Romero, presidente del Tribunal Supremo Electoral. Desde allí, a través de la usurpación de identidad usando su nombre e imagen, se emitieron mensajes partidarios intentando dinamitar su credibilidad e imparcialidad.

¿Quién miente más?

Dentro del análisis que realizamos en Bolivia Verifica, además de la verificación de noticias falsas, revisamos el discurso público de actores políticos para someterlos al contraste de datos e identificar si lo que dicen es falso, verdadero o engañoso.

Considerando los tres meses analizados, tenemos en revisión a trece actores políticos, desde candidatos hasta ministros.

Para poder hacer la revisión de una frase es necesario que sea vertida en el ámbito público (porque una de las consideraciones decisivas es el impacto de audiencia); y que la frase sea verificable (aquella que tiene un dato concreto, no es una opinión y no proyecta el futuro, pues no se puede verificar lo que sucederá el día de mañana).

En ese sentido, verificamos 8 frases de Jorge Tuto Quiroga, 8 frases de Luis Arce, 3 frases de Arturo Murillo, 2 de Evo Morales, 2 de Jeanine Áñez, 2 de Chi Hyun Chung, 2 de Feliciano Mamani y, una por cada uno de los restantes actores (Mesa, Rek, Cárdenas, Camacho, y Doria Medina).

Dentro de lo verificado tenemos a Victor Hugo Cárdenas, Evo Morales y Chi Hyun Chung como los que reportan mayor falsedad y, a Samuel Doria Medina, Luis Fernando Camacho, Jeanine Añez y Centa Rek como los emisores de mensajes engañosos.

Los demás actores presentan una mezcla entre falsedad y engaño; y otros tienen cierto porcentaje de veracidad en sus afirmaciones verificadas.

Conclusiones

Bolivia Verifica detectó una paulatina electoralización del contenido de las fake news. Durante el tiempo analizado hubo un correlato con el contexto social boliviano, los meses de mayor conflictividad fueron reflejados en contenido que buscaba provocar mayor confrontación.

En el ámbito electoral se registró circulación masiva de contenidos falsos que buscaron afectar candidaturas y poner en duda la credibilidad del Órgano Electoral.

Carlos Mesa fue el actor político más afectado por falsedades, seguido de Jeanine Áñez y Luis Arce, sin embargo, también se registró una tendencia a generar incertidumbre sobre el proceso electoral y la transparencia del TSE.

En términos generales, los discursos analizados presentaron un alto porcentaje de falsedad y engaño; y sólo cuatro de los trece actores políticos bajo la lupa, tuvieron un porcentaje de veracidad en sus aseveraciones.

Todos estos datos presentados buscan graficar la desinformación en el país con el objetivo de alertar a la ciudadanía sobre la constante producción de contenido falso y engañoso que pretende contaminar el debate público y dañar los cimientos democráticos. Pero no sólo queremos incentivar la participación ciudadana mejor informada, también aspiramos a incrementar el costo de la mentira de los actores políticos.

Esa es nuestra apuesta en el trabajo cotidiano de lucha contra las fake news y de cara a las elecciones nacionales de este 18 de octubre. Dicho esto, ¡ciudadanos/as, vamos a las urnas!