Bolivianos en el extranjero votan entre colas y retrasos

Pese a cambios de recintos y a reclamos por inhabilitación en algunos países, la jornada en el exterior transcurrió sin grandes incidentes. En Chile hubo "votaciones simbólicas".
lunes, 19 de octubre de 2020 · 00:04


Página Siete  / La Paz

En una jornada marcada por la pandemia de Covid-19, miles de bolivianos que residen en el extranjero emitieron su voto este domingo. Con largas filas e inesperados cambios de algunos recintos, un total de 301.631 compatriotas estaban llamados a las urnas en 30 países, siendo Argentina (47%), España (20%) y Brasil (14%) las naciones donde se concentra el mayor electorado boliviano. 

Corea del Sur, Japón y China fueron los primeros en habilitar las ánforas a un total de 260 personas, entre los tres países. Según los reportes del Tribunal Supremo Electoral (TSE), las tres votaciones transcurrieron sin incidentes, al igual que las de India, Rusia y Egipto. 

En Buenos Aires  se registraron largas filas en el recinto del barrio de Liniers, mientras que la escuela que estaba prevista para los votantes de Recoleta fue cambiada “a fin de evitar el aglomeración de gente”.

“Dentro de todo, (la jornada estuvo) bien. El único inconveniente fue al comienzo que llegamos a la escuela donde estaba previsto votar y estaba una información en la puerta donde decía que había una modificación de recintos”, apuntó Guetty Castro, uno de los residentes que tuvo que caminar siete cuadras para llegar al nuevo lugar de votación. “Me dijeron que hubo un cambio porque esa escuela era muy cerrada y querían un lugar  más ventilado. Pero a estas alturas, yo creo que la mayoría ha ido allí y después se ha tenido que ir al otro lado”, añadió. 

En España, las medidas de bioseguridad fueron la norma, lo que llevó a que las fuerzas de seguridad llamaran la atención de los organizadores tanto en Madrid como en Barcelona, porque no se estaba cumpliendo la distancia social en las filas. Éstas llegaron a ser de hasta cuatro cuadras en algunos recintos. 

En el Instituto Cervantes, en la capital española, se congregaron votantes desde las 7:30, pero hubo un atraso con la llegada de jueces electorales y algunas mesas abrieron cerca de las 10:00. En La Farga, en Barcelona, se habilitaron las 34 mesas con puntualidad y no se controló la restricción de horarios por carnet, en vista de que muchas personas vienen de lejos para emitir su voto.  

“En la mañana no estaban organizados, para nada. No habían los voluntarios que te orientan para hacer la fila y tal. Había como mucho cuatro para la fila que era”, detalló Katheryne Crespo, desde Barcelona. “Lo que había era aglomeración de personas fuera. Al entrar veías mesas donde no había gente”, añadió.

Votantes,  afuera de la Feria Internacional de Barcelona. 
Foto:Katheryne Crespo

Tanto en Argentina como en España se registraron quejas por las personas inhabilitadas para votar. Según anunció el TSE, poco más de 50.000 residentes bolivianos en el extranjero fueron inhabilitados por diversos motivos, entre los que se incluyen el no haber sufragado en los dos últimos comicios, es decir, el Referéndum de 2016 y las Elecciones Judiciales de 2017. 

Precisamente Argentina es el país que registró mayor número de inhabilitados (24.247), seguido por España (15.321). 

En Brasil, la jornada transcurrió sin mayores inconvenientes. Río de Janeiro habilitó las urnas en un salón de fiesta al frente del Consulado de Bolivia, donde cada votante debió medirse la temperatura antes de ingresar. 

“No hubo la aglomeración de personas que estábamos esperando, porque están respetando mucho el tema de los horarios”, apuntó Samuel Cabrera, residente de Brasil desde hace 35 años. “Estamos al pendiente de que nuestro país tenga la seguridad de que sea todo en paz y estamos justamente para cumplir con nuestro deber”. 

En Sao Paulo, también se hizo énfasis en la seguridad de los ingresos con termómetros y alcohol en gel. Y pese a los cambios de último momento —se cambiaron cinco de los recintos en los últimos días— la jornada transcurrió con tranquilidad. 

“Me sorprendió, porque lo hallé organizado y todo el mundo aparentaba estar tranquilo”, señaló Armando Talavera, quien lleva seis años en Sao Paulo. “El año pasado lo vi mucho más desorganizado. Tal vez porque no había muchas restricciones, entonces estaba todo el mundo abollado”, evaluó. 

En el caso de Chile, estaban llamados a las urnas 32.017 residentes, pero debido a la falta de autorización de las autoridades locales, los ciudadanos de algunas regiones del norte del país no pudieron emitir su voto. Una decisión que ya había sido anunciada por el TSE a principios de semana y que afecta casi al 90% del electorado en ese país. 

Bolivianos  en el Museu da Policia Militar, en Sao Paulo. 
Foto:Camila Nuñez

“No es posible que casi el 90% de los  bolivianos en Chile no puedan acceder al derecho al voto. Además (es) algo discriminatorio, tomando en cuenta que en unos días más se desarrolla en todo Chile el plebiscito”, afirmó Ronald Montecinos, quien participó en una votación simbólica en Iquique, que se replicó en Arica, Antofagasta, Calama y Copiapó. 

“Fue una forma de protesta en contra de la ineptitud de las autoridades bolivianas que no tuvieron tal vez la capacidad de poder gestionar y garantizar el derecho de voto”, explicó. 
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

Más de