Evo quiere regresar, pero hay diferencias internas en el MAS

A finales de septiembre, el expresidente dijo que si su partido gana en primera vuelta, “al día siguiente” estaría regresando al país por Yacuiba.
martes, 20 de octubre de 2020 · 01:38

Luis Escóbar  / La Paz

Altos dirigentes del Movimiento Al Socialismo (MAS) no se ponen  de acuerdo con el retorno del expresidente Evo Morales, quien  está  asilado en Argentina. Mientras unos postulan por su retorno inmediato, otros consideran que debe esperar un tiempo antes de pisar suelo boliviano. Pero, el exdignatario ya expresó su intención de regresar al país.

A finales de septiembre, el propio Morales se aventuró a decir que ganarían en primera vuelta, pero -en esa oportunidad- dijo que  conseguirían  un 40%, colocando a  su principal contrincante, Carlos Mesa, con un 26%. “Ganamos las elecciones, al día siguiente estoy entrando por Yacuiba, retornando a Bolivia”, dijo en esa ocasión. 

Pero  el lunes, Morales no cruzó la frontera tal como lo anunció. La presidenta del Senado, Eva Copa, dijo que el expresidente aún debe esperar. “No creemos que sea el momento adecuado, él tiene todavía temas que solucionar”, dijo.

El  vocero del MAS, Sebastián Michel, coincidió en asegurar que aún  no es propicio el regreso de Morales. “En este momento él no puede retornar, no tiene las garantías fundamentales, no tiene un debido proceso, no es conveniente que venga. Una vez que se restablezcan las garantías, él podrá venir acá libremente”, dijo.

Michel se refirió a los actuales procesos penales que fueron abiertos contra Morales  en  el gobierno de transición por los delitos de sedición, terrorismo, financiamiento e incitación pública a delinquir, entre otros.  Dijo que a partir de ahora es una decisión personal de Morales volver  al país. “Todos los bolivianos tienen derecho a transitar libremente”, sostuvo.

En cambio, el dirigente cocalero  Leonardo Loza  dijo que Morales tiene todo el derecho de retornar a  Bolivia. “Por supuesto que sí (puede regresar). Él es boliviano como cualquiera de nosotros. Tiene todo el derecho de retornar a nuestro país. Para preservar su vida y por la dictadura, nuestro presidente estuvo fuera, seguramente coordinaremos para que nuestro presidente pueda retornar al país”, explicó.

 “No cometió ningún delito, en vano la derecha se asusta de Evo Morales. Él es más humano que la misma derecha y estoy seguro que cuando vuelva no encarcelará, ni maltratará  a nadie. Trabajará como cualquier otro boliviano para el país”, aseguró y  se aventuró a afirmar que Morales se dedicará a “formar” nuevos liderazgos.

El vicepresidente electo, David Choquehuanca, sugirió que Morales será “bienvenido”.  Consultado en  Fides sobre el posible retorno de Morales, el excanciller dijo: “Todas aquellas personas que apuestan a una Bolivia digna, a una Bolivia que crezca, todas las personas que buscan el bienestar del pueblo boliviano son bienvenidos, todos tenemos oportunidad de reflexionar, de recapacitar y de aprender de los errores”.

En cambio, el expresidente quiere  regresar al país y reiteró esta determinación ayer en una conferencia de prensa  en Argentina. “Tarde o temprano vamos a volver a Bolivia. Eso no es un debate. Es cuestión de tiempo. Mi gran deseo es volver a Bolivia, donde nací como dirigente sindical y de ahí llegué a ser presidente del Estado Plurinacional”, precisó. Calificó de “guerra sucia” los procesos que fueron abiertos en su contra en Bolivia. “Soportamos y aguantamos tanta provocación. Ellos ya sabían que íbamos a ganar con más del 50%, yo también sabía”, dijo.

Ayer  en una reunión -vía web- con los cocaleros del trópico de Cochabamba, Morales denunció que intentaron hacer fraude en esta elección. “El sábado en la noche suspendieron  el  conteo rápido para no informar los primeros datos, como sucedió el año pasado. La derecha (…) sabía que (el MAS)  iba a ganar con más del 50%; con una diferencia del 20%. Ayer (domingo) a las 20:00, dos empresas debían informar de los resultados a boca de urna, tardaron tres horas y (cuando) denunciamos públicamente y recién informaron”, dijo. 

“Conversé con el compañero Lucho (Luis Arce) tres o cuatro veces. Tenemos mucha tarea, hay que seguir cuidando y controlando el voto. Sería largo comentar, pero un día informaremos en detalle todo lo que hemos organizado”,  dijo. Aseguró que enfrenta  30 demandas. “Van a recordar, todos los procesos se van a caer, ya (Arturo) Murillo seguramente está escapándose, tengo informaciones por ahí, tal vez más tarde con ustedes, con el Estado Mayor vamos a compartirlas”,  indicó.

El analista político Marcelo Arequipa  explicó   que aún hay “demasiados factores internos y externos” que imposibilitan la idea de que Morales  vuelva  automáticamente al país y lo “peor” sería generar impunidad. 

“Si eso ocurriera, el MAS se estaría condenando a sí mismo. Morales, primero, debe responder a sus acusaciones,  todos los procesos judiciales que se le abrieron deben ser resueltos. Eso es importante para dar certeza al país. Incluso, sea el que sea el proceso judicial, si lo resuelve, habrá cumplido con su propia responsabilidad”, sostuvo  Arequipa. 

El concejal por el MAS Jorge Silva afirmó que el retorno es una decisión “personal” de Morales y no es una decisión política. “Todo ciudadano con una denuncia o proceso judicial debe tener un debido proceso (…) Se deben dar todas las garantías y restaurar los derechos fundamentales”,  indicó.

En la actualidad, los exministros Juan Ramón Quintana, Wilma Alanoca, Javier Zavaleta, Hugo Móldiz y Héctor Arce, además del exgobernador de Oruro Víctor Hugo Vásquez y el exdirector de la Agencia de Gobierno Electrónico y Tecnologías de Información y Comunicación (Agetic) Nicolás Laguna permanecen en la residencia de la Embajada de México como asilados. A poco menos de un año, el Gobierno de transición no  les  dio  los  salvoconductos 

Con el actual escenario,  Arequipa dijo que se debería hacer una “una investigación seria y concreta” sobre las elecciones anuladas del 2019. “Ahí se repartirán responsabilidades y pagarán quienes cometieron actos ilegales. Ahora, algunos ministros que se metieron a la embajada pensando que su vida corría riesgo, me imagino que podrán salir  tranquilos”, dijo. 

La  ministra de Relaciones Exteriores, Karen Longaric, dijo que “el siguiente gobierno  definirá  si respeta los mandamientos de (aprehensión)  contra esas personas o si las libera de responsabilidades”.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

Más de
9
210