Arce ganó a Morales, ven que el masismo va más allá del evismo

Las organizaciones sociales del partido azul piden renovación de dirigentes y ya no quieren al entorno del expresidente en el gobierno de Arce.
miércoles, 21 de octubre de 2020 · 01:50

Yolanda Mamani Cayo   / La Paz 

El Movimiento Al Socialismo (MAS), con  Luis Arce  como candidato, logró al menos  6% más de respaldo electoral  que Evo Morales, cuando candidateó  por cuarta vez consecutiva en las elecciones fallidas  de 2019.  Expertos ven que el masismo va más allá del evismo. 

Los resultados de los comicios   del 20 de octubre de 2019 dan cuenta de que el MAS, con Morales como postulante,  logró el 47% frente al 36% de Comunidad Ciudadana (CC). No obstante, esa elección fue anulada por el Legislativo el 23 de noviembre tras el fraude  y la auditoría que realizó a esos comicios  la Organización de Estados Americanos (OEA). Ese organismo detectó manipulación dolosa en actas y en el procesamiento de resultados. 

En los comicios del  domingo y según el conteo rápido  de  Tu Voto Cuenta, el MAS logró el 53% y CC el  30%. 

Para el MAS y sus movimientos sociales, el triunfo de Arce refleja que esa organización política va más allá de un nombre o un caudillo. Aunque el peso específico del expresidente aún es “fuerte” en la cúpula azul, le recuerdan   que “no es dueño del Instrumento” y que ese frente responde a todas las organizaciones que hacen parte del partido azul.

El periodista y analista Rafael Archondo identifica un elemento clave  que diferencia al MAS que postuló en  2019 de  la versión del partido azul que participó en los comicios del   domingo: las ausencias de  Evo Morales y Álvaro García y una presencia activa  de David Choquehuanca.

“Al no estar Evo Morales ni Álvaro García en la papeleta,  gran parte del electorado del MAS regresó al MAS porque el referendo  de 2016   demostró que la mayoría del pueblo no estaba de acuerdo con la reelección, con la repostulación perpetua de Evo Morales”, dijo   Archondo a Página Siete.

El analista político subraya  el rol del excanciller y electo vicepresidente, quien “a lo largo de la campaña hizo una autocrítica profunda del comportamiento del MAS a lo largo de su gestión de Gobierno. Dijo que las personas que estaban en el entorno de Morales no iban a volver al Gobierno,  no se iban a repetir los errores del pasado”.

El analista Marcelo Arequipa puntualiza dos aspectos que beneficiaron al MAS. “Lo primero es que se ha reactualizado a los tiempos y ha desplazado esa insistencia absoluta e innecesaria que tenía el MAS porque Evo Morales siga siendo candidato”.

El otro punto es que Arce “ha sabido leer y entender” que en una coyuntura de crisis sanitaria y económica la ciudadanía estaba reclamando por planteamientos para solucionar esos temas y Arce supo responder a ese requerimiento en su campaña.

Para  Pablo Solón, exembajador de Bolivia ante la ONU,   “el MAS no ganó por Evo sino a pesar de Evo”,  quien pretendía “marginar” a Choquehuanca elegido por los sectores sociales.  De no ser por el excanciller -sostuvo Solón-, el resultado hubiera sido otro, en especial si Diego Pary hubiera sido el acompañante de Arce, como buscaba  Morales.

“El resultado de las elecciones 2020 muestra que en el 2019 el MAS hubiera ganado las elecciones tranquilamente si dejaba de insistir en la reelección inconstitucional de Evo Morales”, afirmó  Solón. 

Desde las organizaciones sociales afines al MAS destacan el rol de  Morales,  pero con el triunfo y nuevo liderazgo de Arce perfilan al partido azul más allá del expresidente y líder cocalero; piden “renovación” en la dirigencia de las organizaciones  sociales y, sobre todo, rechazan la presencia en el nuevo Gobierno del entorno que acompañó a Morales en sus tres gestiones consecutivas.

“Nosotros ya no queremos gente que ha maleado el instrumento político. Queremos hombres dignos, hermanas dignas representantes en la estructura administrativa organizacional y política. Nuestro hermano Lucho constantemente en la campaña ha aclarado que no volverán los exministros. Ninguno”, subrayó la ejecutiva de la Confederación Sindical de Mujeres de Comunidades Interculturales de Bolivia  Angélica Ponce.

Sobre el rol de Morales en la administración de Arce  y su presencia en el país, Ponce dijo: “El hermano Evo sabrá qué hacer con su vida (…) El hermano Evo no es dueño del IPSP. El IPSP es del pueblo boliviano y de los sectores sociales”, subrayó. 

 Omar Aguilar, jefe de bancada del MAS en el Senado, apuesta a que el MAS obtendrá una victoria  por encima del 60%, resultado -dijo- de la campaña de Arce, de los ataques del Gobierno   y el rol de los otros partidos que se centraron en apuntar a  Morales.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

Más de
61
13