Rojas: «No hemos manipulado la encuesta; pedimos disculpas por la variación»

El proveedor de los estudios que publica Página Siete explica que las encuestas telefónicas que se usaron por la pandemia y el alto nivel de indecisos (voto secreto) provocaron el sesgo.
viernes, 23 de octubre de 2020 · 00:04

Página Siete / La Paz

Los resultados de las elecciones sorprendieron a todos, incluso al propio MAS. Faltando una semana para las elecciones, las encuestadoras seguían registrando altos índices de voto indeciso y ninguna se acercó al resultado final. Desde hace varios años Página Siete contrata los servicios de la empresa Mercados y Muestras para que le provea las encuestas y esta es la primera vez que los datos proporcionados no coinciden con los resultados finales. 

La última encuesta mostró un empate entre Carlos Mesa y Luis Arce, pero con un porcentaje de indecisos que bordeaba el 20%. El resultado oficial dio la victoria a Luis Arce en primera vuelta con 25 puntos de diferencia con Carlos Mesa. Este medio entrevistó al director de Mercados y Muestras, Reynaldo Rojas, para que explique lo ocurrido. 

¿Por qué hay tanta diferencia entre la última encuesta de Mercados y Muestras y el resultado oficial? 

Hemos utilizado la tecnología Cati (Computer-assisted Telephone Interviewing, por sus siglas en inglés), llamamos a las personas a nivel nacional por teléfono celular y creemos que la penetración de la telefonía celular no llega a la gente más pobre del país, por lo tanto, por mucho que trabajamos con cuotas de edad y sexo no hemos podido llegar a la gente que no tenía teléfono.

En la última encuesta había un nivel de indecisos de 20%. ¿Por qué era tan alto, faltando tan poco tiempo para las elecciones?

Otra de las hipótesis que tenemos es que la gente que estaba indecisa no quería decir que en realidad iba a votar por Luis Arce por la connotación que tenía el MAS respecto al fraude (de 2019). Preferían decir, “no sé por quién voy a votar, estoy indeciso, o el voto es secreto”.

¿Tomando en cuenta que había un porcentaje tan alto de indecisos, no hubiera sido mejor no entregar la encuesta para que no se publique?

 Tal vez hubiera sido bueno no hacerlo, pero ya habíamos terminado y no imaginábamos que la diferencia iba a ser tan grande. Teníamos la sospecha que no estábamos llegando al 100% de la población, pero no sabíamos que iba a ser tanto. Pero, además, todas las demás encuestas tenían esa misma cantidad de indecisos.

¿De qué tamaño fue la muestra de la última encuesta?

Ha sido una muestra de 3.300 casos a nivel nacional, donde cada departamento tenía un tamaño de muestra de 400, exceptuando Pando, que tenía 200 y Beni 300 encuestas, porque era muy difícil conseguir las cuotas de edad y sexo en cada municipio de esos dos departamentos. 

¿En qué consiste y cómo se pone en práctica la tecnología Cati? ¿Están seguros que se hicieron las llamadas?

Las encuestas Cati no las hacíamos en Bolivia por la poca penetración de la telefonía celular, pues no todos tienen teléfono celular. De hecho, yo no estaba cómodo con las encuestas telefónicas, pero debido a la pandemia, nos hemos visto obligados a hacerlas  porque no se podía trasladar a un encuestador de un departamento a otro o de una provincia a otra. Precautelando, además, la salud de nuestros encuestadores hemos tomado la decisión de hacer la encuesta Cati. Se hace por teléfonos celulares, se instala un programa de entrada de datos al teléfono celular de cada uno de nuestros encuestadores. Desde el momento que se hace la llamada, la  encuesta es grabada por completo, de principio a fin. Por cada cinco encuestadores hay  un supervisor y, como el trabajo es en línea, al mismo tiempo va revisando las llamadas que hace su encuestador para  ver si no están dirigiendo, si están haciendo la encuesta y si están cumpliendo la metodología que les hemos dado. Para llamar, nos conseguimos prefijos de cada departamento porque las empresas de telefonía celular no dan guías con números de teléfonos. Llamamos, y preguntamos la edad, dónde vive, cuántos años tiene y si está inscrito para votar, una vez que se cumplen esos tres filtros se procede a hacer la entrevista que duraba entre siete a ocho minutos.

¿Cómo le ha ido a su empresa en encuestas de anteriores elecciones?

Bien, siempre hemos estado dentro de los márgenes de error que hemos establecido antes de hacer las encuestas, pero siempre hemos hecho las encuestas cara a cara, puerta a puerta, en esta ocasión, presionados por la pandemia, hemos tomado la decisión de tomar la encuesta vía teléfono, siempre hemos estado en los márgenes de error aceptados.

Es decir, ¿siempre han acertado con el resultado?

Sí.

¿Esta es la primera vez que se desvía el resultado?

Sí, es la primera vez, y no solamente nosotros. Nosotros hemos estado probablemente más alejados, pero no se nos desvía solamente a nosotros. Ninguna de las empresas que ha hecho sus encuestas han acertado, ninguna. Hasta los propios masistas, que tenían me imagino su propia empresa encuestadora, han sido sorprendidos por el resultado.

¿Cuál es su relación con Página Siete?

Trabajamos muchos años para Página Siete, unos seis o siete años, y les hacemos encuestas que son publicadas.

¿En qué consiste esa relación? ¿Página Siete lo contrata a usted y le paga por ese servicio?

Claro, tenemos un contrato que consiste en que ellos nos entregan las variables, nosotros las volvíamos cuestionario, hacíamos el trabajo de campo y les entregábamos los resultados bajo un sistema de pago, con un contrato.

Hay gente que está acusando a Página Siete de haber favorecido a Carlos Mesa. Usted ¿ha manipulado la encuesta en favor de Carlos Mesa?

No, de ninguna manera, son los resultados que hemos sacado. Cuando tenemos que hacer publicaciones y estamos en época preelectoral, hay que presentar al Tribunal Supremo Electoral datos técnicos que se nos exige, lo que incluye diseño de la muestra, los ponderadores, el marco de muestreo, el cuestionario que se va a aplicar, una vez que ellos nos dan la autorización salimos a hacer trabajo de campo, una vez que hacemos el trabajo de campo, entregamos primero los resultados al Tribunal Supremo Electoral, la base de datos, las grabaciones, las ponderaciones y los resultados y después de eso recién está permitido que sea publicada a nivel nacional. No hay ninguna manera de que podemos cambiar los resultados. Cumplimos con toda la normativa supervisados por el Tribunal Supremo Electoral.

Cuéntenos sobre su empresa, cuántos años de experiencia tiene, en qué rubro trabaja…

Somos empresa de investigación de opinión y mercado, tenemos 13 años de vida, nos hemos especializado en hacer encuestas de opinión, sin embargo, también hacemos estudios de marketing y otros.

¿Qué le diría a la gente que está reclamando por los resultados de las encuestas?

Teníamos que ver cómo se encaminaba la elección y debido a la pandemia nos hemos visto obligados a usar la tecnología Cati, sabiendo que íbamos a tener un sesgo, pero no nos imaginamos que iba a ser tan fuerte. Lo que podemos decirles es que no hemos manipulado las encuestas y con toda humildad les pedimos disculpas por la variación de los resultados. Es la primera vez que hacemos estas encuestas Cati, debido a la cuarentena.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

Más de
13
90