Ven que Pumari tomó una mala decisión y no tiene futuro político

Cívicos y autoridades creen que la carrera política del candidato de Creemos concluyó. El exlíder cívico obtuvo sólo un 2,79% de respaldo en Potosí.
viernes, 23 de octubre de 2020 · 01:34

Luis Escobar  / La Paz 

 Marco Antonio Pumari, exlíder cívico de Potosí, no logró respaldo ni en su tierra porque su agrupación Creemos sólo alcanzó  un 2,79%. El propio comité cívico potosino le pidió declinar su candidatura para no dispersar el voto, pero no respondió a la solicitud. 

Según  los cívicos y las   autoridades   que representan al departamento de Potosí, al continuar como candidato a la vicepresidencia por Creemos, Pumari tomó una mala decisión y ya no tiene posibilidades para continuar con una carrera política, en especial en las elecciones  subnacionales. 

Juan Carlos Manuel, líder del Comité Cívico Potosinista (Comcipo),  dijo a Página Siete  que su excompañero “se equivocó” en continuar con la candidatura a la vicepresidencia con el cruceño Luis Fernando Camacho.  “Debía hacernos caso (…)  (Su agrupación Creemos) no consiguió nada, no tiene ningún representante, el que más pierde es el departamento de Potosí”, aseguró.

Ahora, la principal preocupación del dirigente del Comcipo es que el Movimiento Al Socialismo (MAS) obtuvo una mayoría en la Asamblea Legislativa y “hará lo que quiera en el Gobierno”. “No sabemos qué ocurrió”, dijo. Se refiere a que el partido azul consiguió  tres de los cuatro senadores del departamento de Potosí y ganó en cinco de las siete circunscripciones uninominales. 

Pumari ni siquiera ganó en la ciudad de Potosí; en la circunscripción 33 sólo obtuvo un 14% y se colocó en tercer lugar por debajo de Comunidad Ciudadana (CC) que llegó a un 63%  y del MAS con un 17%, lo propio sucedió en la 34. Las restantes cinco circunscripciones quedaron en manos del partido liderado por Luis Arce y David Choquehuanca.

Eduardo Maldonado, exasambleísta y potosino,  consideró que estos resultados significaron “un revés” para Pumari. “No tuvo la repercusión que esperaba, no logró ganar con su candidatura. Cuando se le pidió deponer la misma para fortalecer una con mayores oportunidades, no lo hizo. Todo ello acabó siendo contraproducente para él”, dijo en un contacto con Página Siete.

 “Creo que el desgaste de Pumari se debe a que concentró la lucha cívica desde la capital. No tuvo la capacidad de articular con las provincias y demás municipios. Eso explica la resistencia electoral. Lo que llama la atención es su bajo caudal en la capital (circunscripción 33) que no sólo es producto de la recta final de las elecciones”, explicó Maldonado. Aseguró que esta situación ya se notaba en las encuestas y se preguntó   por qué “no despertó el interés en el electorado”.

Gonzalo Barrientos, diputado potosino por  Demócratas, afirmó que la candidatura del excívico afectó a Potosí. “Sacó un poco más de 10.000 votos sin obtener ni un solo parlamentario, pero favoreció al MAS (que consiguió) un tercer senador. Si Camacho y Pumari hubieran declinado su candidatura o unido a un proyecto opositor, la situación habría sido diferente y el MAS sólo habría conseguido dos senadores (en Potosí)”, dijo. 

El legislador indicó que lo único que hizo la agrupación Creemos es dispersar el voto. “La estrategia masista fue dividir el voto opositor para salir beneficiado  porque la ley favorece a quien concentra más votación. Lamentablemente, Camacho y Pumari fueron parte de esta estrategia y es algo contradictorio porque ellos hicieron que Evo Morales renuncie  el año pasado, pero con su participación provocaron que pueda retornar”, apuntó.

¿Fin de Pumari?

El pasado miércoles, Pumari intentó limpiar su imagen y revivir la ovación que recibió en 2019 en la plaza 10 de Noviembre,  cuando Morales salió del país. “Estaré presente a las 12:00 en las puertas de la Catedral para recibir   insultos y agresiones de manera personal. Hago esta invitación para que tengan la posibilidad de concretar las amenazas que me hicieron por haber tomado la candidatura e ir a las elecciones del 18 de octubre”, anunció  el excívico.

  En 2019, en el mismo lugar, el líder potosino recibió vítores como “Pumari, amigo, el pueblo está contigo”. El miércoles todo cambió. El excívico  sólo escuchó gritos e insultos, como “traidor” y “vendido”. La gente además le arrojó tomates podridos, verduras, monedas y billetes de Alasita (en  miniatura).   Sólo pudo resistir unos minutos y luego salió del lugar con ayuda de algunos de sus allegados.

Edwin Rodríguez, senador potosino por Unidad Demócrata (UD),  aseguró que la vida política del exlíder cívico terminó con lo que sucedió en la plaza principal de Potosí. “Se equivocó el señor Pumari al convocar con la soberbia que le caracteriza y pedir que le digan todo en su cara. Ahí acabó  la vida política de quien efímeramente salió”, sostuvo.

El asambleísta recordó que el año pasado Pumari, como presidente del Comité Cívico Potosinista, le envió una carta para pedirle su renuncia como candidato a la  vicepresidencia por la Alianza Bolivia Dijo No. La solicitud fue aceptada y Rodríguez dejó la postulación.

 “Devolví la misma carta, nada más cambié la fecha y el nombre del remitente porque los argumentos eran los mismos. Él me decía hace un año, que Potosí está primero, que Potosí fue maltratado, que no dividamos el voto y salvemos la democracia. Le devolví la carta porque los números y los datos estadísticos en las encuestas  eran casi similares cuando renuncié (como candidato)”, aseguró Rodríguez.

¿Cuál es el futuro?

Juan Carlos Manuel,  actual dirigente cívico y presidente de Comcipo,  criticó el repudio a Pumari. “No es posible que entre potosinos empecemos a pelear (…) Quisiera rescatar las cosas buenas del oriente -¿de dónde nacen los líderes?- Ellos se ayudan, así se equivoquen. Eso nos falta aprender a los potosinos: que tropiezo tras tropiezo se avanza. Si nuestra misma gente nos pone trabas, no podremos crecer social ni económicamente”, dijo.

  La concejala potosina  Azucena Fuertes  aseguró que ahora es importante que Comcipo retome las luchas por la región. “Los potosinos  queremos mejores días, más aún con la crisis de la pandemia. Se paralizó el trabajo tanto en  las empresas mineras grandes como en las cooperativas. Ahora deben surgir líderes con legitimidad, empatía con la población y alejados del oportunismo. De esa forma se recuperará el apoyo que siempre tuvo al comité cívico”, dijo.

Para el diputado Barrientos, los liderazgos van a emerger  en función a los intereses de Potosí. “Fue una decepción lo que pasó con Pumari y algunos dirigentes que se aprovecharon”, sostuvo. Maldonado -por su parte- consideró que los pueblos lograrán generar nuevos liderazgos de acuerdo con las circunstancias. “A lo largo de su historia, Potosí sopesó grandes momentos de confrontación con el nivel central del Estado”.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

Más de
99
5