El MAS amenaza; la brecha entre Arce y Mesa se acorta

Los llamados a tomar el poder desde las calles fueron rechazados por distintos sectores. La Defensoría del Pueblo pidió respetar los resultados.
sábado, 3 de octubre de 2020 · 00:40

Baldwin Montero / La Paz 

El Movimiento Al Socialismo (MAS) sumó a sus denuncias de riesgo de fraude la advertencia de retomar el poder desde las calles si acaso ello ocurre. Lo hizo a poco más de dos semanas del verificativo electoral y casi en paralelo a las señales de crecimiento del denominado voto útil que favorece al expresidente y postulante de Comunidad Ciudadana (CC)  Carlos Mesa.

El jueves, el discurso de advertencia se tornó en una amenaza de movilización, con virulentos llamados de dos de sus principales dirigentes: el cocalero Andrónico Rodríguez y el minero Orlando Gutiérrez.

La postura fue condenada por autoridades del Gobierno, por dirigentes opositores al MAS y por la misma Defensoría del Pueblo, que mediante un comunicado hizo saber que lamenta estas expresiones porque “no condicen con el escenario de respeto y tolerancia en el que el pueblo boliviano espera que avance este proceso electoral”.

“Ni se les ocurra hacer alguna irregularidad, fraude o provocar convulsión. Estamos en cuarto intermedio a nivel nacional (…) cualquier momento, si provocan alguna irregularidad, levantamos el cuarto intermedio, el pueblo boliviano en las calles recuperará el poder”, advirtió  Rodríguez el jueves, durante un acto político en Oruro.

Un día antes, una encuesta elaborada por la empresa Ciesmori para la red Unitel, la primera tras la renuncia de Jeanine Añez a su candidatura, reveló que, si bien subió el apoyo a Luis Arce (MAS) y Mesa, se acortó la brecha que existía entre ambos respecto al anterior estudio realizado por la misma empresa.  

Los datos señalan que, tras la renuncia de Añez a su postulación, el respaldo a Arce creció de 26,2% a 30,6%, mientras que el de Mesa de 17,1% a 25,7%. De acuerdo con estos resultados, a inicios de septiembre la distancia entre ambos era de 9,1 puntos porcentuales y ahora la brecha se acortó a 5,9 puntos. 

Igual advertencia a la de Rodríguez fue lanzada por Gutiérrez en el mismo acto en Oruro y este viernes asumió similar postura  Remberto Calani, diputado de ese frente. “Si hay un fraude, toda la población va a levantarse y sin necesidad de que nosotros convoquemos”, afirmó el legislador masista.

Para el Gobierno y los opositores al MAS, esta es una señal de nerviosismo que además ratifica la actitud violenta de algunos de los dirigentes de ese partido. 

“Ellos son expertos en el fraude, están hablando por esa situación”, afirmó el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales  Jorge Vacaflor, mientras su homólogo de Régimen Interior Javier Issa  opinó que “están tendiendo el camino para, en caso de que pierdan, que es lo más probable, convulsionar el país para tratar de desestabilizarlo y de esta forma llegar al poder con otras elecciones”.

En todo caso, sectores de la oposición al MAS advirtieron que las amenazas podrían traducirse en hechos, por lo que demandaron a las autoridades tomar acciones preventivas. “Nosotros vamos a presentar una demanda contra esos ciudadanos que han amenazado criminalmente a todo el pueblo boliviano. Esta es una amenaza criminal, es un llamamiento a la sedición, a que se retome la masacre del oxígeno”, afirmó, por ejemplo, el diputado Gonzalo Barrientos, de Unidad Demócrata.

La diputada Lourdes Millares, del mismo frente, advirtió que “esta es una manifestación temeraria” porque amenaza con una convulsión social a los bolivianos. “Es una amenaza velada”.

Arce, en una entrevista con un canal de televisión de Cochabamba, dijo el jueves que respetarán los resultados del conteo oficial de votos y complementó:  “Mientras nosotros estemos a la cabeza y ganemos las elecciones como está en las encuestas que se están planteando ahí”.

Sebastián Michel, uno de los voceros del MAS, reiteró ayer que su partido no confía en el Tribunal Supremo Electoral (TSE), por lo que anunció que sus militantes realizarán una minuciosa fiscalización el día de las elecciones. No obstante, descartó que su partido vaya a promover algún acto de violencia.

“De ninguna manera. Los que han generado muerte, han quemado   ánforas, son otros.  Nosotros siempre hemos aceptado las decisiones y en eso siempre nos vamos a mantener. Vamos a cuidar nuestro voto”, afirmó,  entrevistado en una radio local.

Agregó que ello no impedirá que acudan ante las autoridades electorales o judiciales en caso de detectar irregularidades en la jornada del    domingo 18. “El cuidado del voto no lo vamos a hacer confiando en el Tribunal Supremo Electoral, que ha demostrado total parcialidad, lo vamos a garantizar nosotros con nuestro control social”, afirmó.
 

TSE descarta que haya riesgo de fraude

“El TSE asegura y garantiza una elección limpia, confiable y transparente”, afirmó ayer el presidente del Tribunal Supremo Electoral Salvador Romero, luego de un recorrido con miembros de la prensa  al Centro Tecnológico de esa institución, donde se almacenan los datos del padrón electoral.

  Explicó que es la primera vez que se abre ese espacio al escrutinio público y  dijo que ello  muestra  el nivel de transparencia con  el que el organismo electoral realiza sus labores rumbo a los comicios del próximo 18 de octubre.

 “Es la primera vez que se nos abre las puertas para poder observar cómo funciona tecnológicamente el Tribunal Supremo Electoral y cómo se está preparando la elección. Esta ha sido la marca de conducta de la gestión  a lo largo del año 2020”, afirmó.

Dijo que se abrieron las puertas para todos los interesados en conocer la labor del organismo electoral.
 

Defensoría del Pueblo plantea un pacto 

Mediante un comunicado público, la Defensoría del Pueblo señaló ayer  que “el único camino legal para pacificar el país es el respeto al resultado del sufragio del 18 de octubre” e insistió en la necesidad de que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) convoque a todas las fuerzas políticas en carrera a suscribir un acuerdo en ese sentido.

Emitió el comunicado a raíz de los recientes llamados que hicieron dirigentes del Movimiento Al Socialismo (MAS) para la toma del poder en las calles ante un eventual episodio de fraude electoral.

La Defensoría hace saber en su pronunciamiento que “condena cualquier llamamiento a convulsión social por parte de cualquier fuerza política; y exhorta a las y los candidatos que participarán en las elecciones generales a evitar este tipo de intervenciones y, por el contrario, manejar discursos que promuevan que los comicios se desarrollen en un marco de paz”.

 

 

 

 


   

Más de
2
119