La Asamblea aprobó resolución final del «caso respiradores» que será remitida a la Fiscalía

El documento conclusivo recomienda remitir copias a la Fiscalía de La Paz para que amplíe la investigación del caso denominado “respiradores”.
martes, 6 de octubre de 2020 · 18:12

Página Siete Digital

La Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) aprobó este martes la resolución del informe final de la investigación que realizó la comisión mixta parlamentaria sobre el denominado “caso respiradores” por la compra con presunto sobreprecio de 170 equipos médicos de fabricación española y 324 de marca china, en el marco de la lucha contra la pandemia por coronavirus.   

“La ALP aprueba la Resolución del informe final del ‘Caso Respiradores’, que recomienda remitir copia a la FGE para que inicie acciones penales contra autoridades y exautoridades del Ejecutivo que direccionaron la contratación y desviaron fondos destinados a salud”, comunicó el Senado de Bolivia a través de sus redes sociales.

Con más de dos tercios, fue “aprobada la resolución, remítanse a las instancias que correspondan”, señaló la presidenta de la cámara de Senadores de la Asamblea, Eva Copa.

El documento conclusivo recomienda remitir copias a la Fiscalía de La Paz para que se amplíe la investigación del caso denominado “respiradores” y a la Contraloría General del Estado, a fin de que se realicen procesos de auditorías y supervisiones a las contrataciones públicas en un plazo de ocho meses.

El informe también encomienda a la cámara de Diputados que inicie el procedimiento legislativo para el tratamiento del proyecto de Ley de ejercicio de la supervisión y acceso a la documentación dentro del control gubernamental, elaborado y presentado por la comisión mixta de investigación.

La gestión gubernamental de Jeanine Añez se vio dañada por dos compras con presunto sobreprecio. La primera de 170 respiradores españoles de la marca Respira, para pacientes con coronavirus en estado grave y que requerían terapia intensiva; y la segunda compra por 324 ventiladores de una marca china.

En ambos casos, el Gobierno licitó los insumos por medio de intermediarios y con un presunto sobreprecio millonario. Además, los equipos médicos fueron rechazados por la sociedad de intensivistas, debido a sus deficientes características técnicas.

 

 


   

3
4