Evo en Chapare tiene oficina en sede cocalera y guardia sindical

Desde su llegada ha retomado sus madrugadoras jornadas con reuniones y actividades. En su chaco, al que aún no fue, se instalan criaderos de peces.
domingo, 15 de noviembre de 2020 · 00:24

María Mena M.  / Cochabamba

Ha llegado hace cuatro días al Chapare y desde entonces es centro de atención de la zona cocalera.  Evo Morales Ayma cuenta con su propia guardia sindical y ha instalado su oficina en  la sede de la Coordinadora de las Seis Federaciones del Trópico, en Lauka Ñ. Mientras en su chaco ubicado en Villa 14 se construyen criaderos de peces.

El expresidente ha anunciado  en reiteradas oportunidades que su plan es dedicarse a trabajar  la tierra en su chaco. Ese  terreno -   rodeado de plantaciones frutales y piscinas piscícolas con   una choza   de palmera y  madera de mara- está en Villa 14,  entre los municipios de Villa Tunari y Chimoré.  

Poco antes de volver de Argentina al Chapare del que se fue, tras su renuncia el 10 de noviembre de 2019, Morales  dijo que se dedicará a la crianza de peces tambaquí en su chaco. Al expresidente le correspondía una renta vitalicia; pero él  renunció a ella por lo que debe generar ingresos.

 Pero estos días, aparentemente, no ha tenido tiempo para ocuparse de los peces. Su agenda de reuniones y otras actividades comienza en la madrugada y concluye tarde en la noche, tal como  cuando era jefe de Estado.

“¡Señor presidente, señor presidente!”, le grita más de una persona cuando lo ve e intenta obtener una selfie a su lado. Es que para muchos en el Chapare, Morales sigue siendo el  mandatario, pese a que renunció y se autoexilió en México y Argentina.

Cuando camina por las calles de Lauka Ñ  va acompañado de  guardias sindicales. El día de su llegada, había más de 200 jóvenes elegidos por sus federaciones, con chalecos y macanas, vigilando por la seguridad de Evo. 

“No hay confianza en los militares ni en la Policía. Es un trabajo sindical el que realizamos, no es la primera vez que realizamos este tipo de trabajo. Estamos a cargo de la seguridad de todo, incluso del nuestro expresidente y de toda la gente”, dijo Salomón Aquispe, a cargo de la seguridad de palco, el 11 de noviembre.

Estratégica sede cocalera

La sede de la Coordinadora está situada en la localidad de Lauka Ñ -a 172 kilómetros de Cochabamba- en el municipio de Shinahota en el Chapare.  Lauca Ñ es considerado como el centro histórico del movimiento cocalero.   

A lado de la infraestructura funciona la radioemisora Kausachun Coca. La sede cocalera fue construida para la realización de ampliados y reuniones de los sindicatos y movimientos sociales. En esos ambientes -donde el calor supera los 35 grados centígrados- priman los colores azul y blanco,  característicos del Movimiento Al Socialismo. 

En la sala principal de reuniones y ampliados, justo al centro de una pared pintada de azul, una inscripción con letras plateadas  dice “Coordinadora de las 6 Federaciones del Trópico”. Sobre esas cartel hay un cuadro enmarcado, donde se ve a Evo Morales vestido con  traje formal, luce la banda y la medalla presidencial. 

Se conoce extraoficialmente que estos días Morales está instalado temporalmente en un hotel cuatro estrellas de Villa Tunari. Permanece allí pocas horas pues las más está en la Coordinadora donde  se ha instalado la oficina-centro de operaciones con ambientes de descanso para    el exmandatario.

“En la sede son puras oficinas y salas de reuniones. Allí está la oficina de la radio Kausachun Coca. No construyeron un departamento para que alguien pueda vivir ahí. Es que eso no se pensó en un principio”, dijo un dirigente del MAS.

Muchos de sus partidarios dudan que Morales deje ese sitio estratégico por su chaco que está más alejado del corazón chapareño .  “Él es dirigente de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba. Él va a dirigir y trabajar desde ahí, esa es la oficina de las Seis Federaciones”, afirmó Gerardo García, vicepresidente del MAS-IPSP. 

El recibimiento  a Evo Morales, el pasado miércoles en Chimoré.
Foto:Prensa MAS


 Con prisa y sin pausa

Desde el  día siguiente a su llegada a Chimoré, Morales participó  en  decenas  de reuniones con  organizaciones sociales y delegaciones internacionales  además de otras actividades. Sus jornadas comenzaron a las 5:00 y acabaron pasadas las 23:00. 

 “Ahora con más experiencia quiero compartir mi lucha sindical como dirigente, compartir mi experiencia de gestión del Estado Plurinacional como expresidente. Anoche ya estaba en un taller con jóvenes. Esa va a ser mi tarea”, dijo Morales a BBC.

 García   aseguró que las organizaciones   pidieron a Evo que  capacite a nuevos líderes. Esa función   no será remunerada, pero tendrá viáticos. “Cuando uno está cumpliendo la labor dirigencial es ad honorem. Es con los aportes de los hermanos que producen coca, por eso uno no tiene sueldo, pero hay recursos para que se movilice como para gasolina y sus viáticos”,  sostuvo.

 Entre las funciones de  Morales, como presidente de la Seis Federaciones y  del Instrumento Político, están “visitar los  departamentos, participar de reuniones,  formar   jóvenes y nuevos líderes”, puntualizó García.

 

Según productores, la piscicultura demanda tiempo completo
Construyen criaderos de peces  tambaquí en el chaco de Morales 

En septiembre comenzó la construcción de piscinas en el chaco de Evo Morales, según habitantes de Villa 14, en el Chapare. El expresidente dijo que iba a dedicarse a la crianza de tambaquíes en su propiedad.

Visita  de Almagro al chaco  de Morales en Villa 14, en 2019.
Foto:Archivo/ Página Siete

“Estaba convencido que tarde o temprano tenía que  irme a mi chaco. Ahora yo vuelvo a mi chaco, en el Chapare. Ahí vuelvo a mi tierra y esa será mi tarea. Más me voy a dedicar a tambaquí, a tener una piscina de tambaquí”, aseguró  Morales en Argentina antes de retornar a Bolivia.

Ahora Morales ha convertido a  la sede de la Coordinadora de las Seis Federaciones del Trópico en Lauka Ñ, en su centro de operaciones;  pero en reiteradas oportunidades anunció su intención de retornar a su chaco después de terminar sus funciones como jefe de Estado. No es presidente desde hace más de un año.

Allí -ratificó hace semanas- se dedicará a la crianza de peces y ya calcula las utilidades que podría obtener. “Están ganando bien mis compañeros con piscina de tambaquí. En ocho meses tienes 5.000 dólares de utilidad neta”.

Miguel Cartagena,  piscicultor de Puerto Villarroel, explica que la piscicultura demanda un trabajo a tiempo completo. “Yo conozco su chaco (de Evo) y llegará a su criadero una a dos veces al mes porque está muy ocupado. Para la crianza de peces hay que estar constantemente”, dijo.

Según el productor, en septiembre observó que estaban construyendo unas piscinas en el chaco de Morales. Precisó que se necesitan al menos 10 para que el negocio sea rentable. 

En el terreno se levanta una modesta   vivienda que necesita muchas refacciones, según contaron fuentes cercanas al exmandatario. Se asemeja a un pahuichi y está edificada en no más de 100 metros cuadrados.

“En el chaco sólo había un pahuichi, ahí dormía. Era abierto, siempre era arribita, porque  abajo hay animales, llegaban víboras en la noche...”, se lee en el libro  autobiográfico de Morales De Orinoca al Palacio Quemado.

 200 guardias sindicales para Evo

Los cocaleros  temen por la seguridad de Evo Morales. Por ello, encomendaron el resguardo del exmandatario a una guardia sindical organizada por las Seis Federaciones.

Guardia sindical cocalera   en  Chimoré, el jueves.
FOTO:María Mena/ Página Siete

“No esperamos que ponga orden la fuerza pública. Nosotros podemos asumir esa seguridad y lo hemos demostrado. Hombres y mujeres, en todo el recorrido que hizo la caravana, han acompañado la seguridad sindical con disciplina, educación y humildad. Así vamos a cuidar la vida de nuestro líder  y lo vamos a acompañar en todos los eventos nacionales e internacionales”, declaró Juanita Ancieta, secretaria de  Relaciones Internacionales del MAS-IPSP, a Kausachun Coca.

La policía sindical surgió tras los conflictos postelectorales de 2019. Estuvo en el acto de recibimiento a Morales,  el jueves. Vestían polera blanca, pantalón negro,  botas, chalecos antibalas y macanas. 

Son más de 200 hombres y mujeres elegidos por sus federaciones. “No hay confianza en  militares ni policías. Nosotros estamos  a cargo de la seguridad del expresidente”, dijo Salomón Aquispe.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

102
215