Van a la protesta en siete regiones y preparan defensa de Arce en La Paz

Los opositores al MAS piden auditoría a los comicios y restituir los dos tercios. Afines al gobierno electo anuncian vigilias y hasta crear milicias armadas.
jueves, 5 de noviembre de 2020 · 01:40

Erika Segales / La Paz 

En al menos siete regiones del país van a las protestas  que exigen  al Tribunal Supremo Electoral (TSE) una auditoría a las elecciones y en reclamo por la eliminación de los dos tercios en una veintena de disposiciones de los reglamentos de la Asamblea Legislativa. Las movilizaciones anteceden la toma de posesión de Luis Arce como presidente del país.

Sin embargo, el ambiente se torna tenso también desde el lado de las organizaciones sociales afines al partido azul, que advierten con “defender la democracia” con acciones que van desde instalar vigilias hasta la petición de la creación de “milicias armadas”.

En las ciudades de La Paz, Tarija, Potosí y Sucre se alistan cabidos entre el jueves y viernes. En Beni, Cochabamba y Santa Cruz las protestas  se iniciaron hace más de una semana.

En el caso de la sede de Gobierno, un cabildo liderado por el Sindicato de Ramas Médicas de Salud (Sirmes), por uno de los comités cívicos de La Paz y por otros sectores resolvió la noche del 3 de noviembre convocar a un paro cívico para este jueves, para exigir que el TSE disponga la realización  una auditoría sobre los comicios del 18 de octubre. 

En la concentración, que tuvo lugar en la plaza Abaroa, el presidente del Sirmes  Fernando Romero  señaló que ya se presentó una demanda ante el Ministerio Público, en la que denuncian presuntos delitos informáticos.

Bajo la misma petición se alistan cabildos para la tarde del viernes en la plaza 25 de Mayo en Chuquisaca,  y en la plaza principal Luis de Fuentes y Vargas en Tarija.

Del mismo modo,  el Comité Cívico Potosinista (Comcipo) difundió una convocatoria a una marcha de protesta con suspensión de actividades para las 14:00 de este jueves. 

La organización rechaza la eliminación de los dos tercios en los reglamentos de la Asamblea Legislativa y cuestiona la negativa del Órgano Electoral a una auditoría al padrón electoral y al software usado en los comicios.

Comcipo suma a su protesta la “defensa del litio”, debido a la reunión que sostuvo el exvicepresidente Álvaro García Linera con el canciller argentino Felipe Solá a fines de octubre, en la que supuestamente hablaron de la industrialización del litio.  

En Beni, el comité cívico y el comité cívico juvenil emitieron una resolución en la que se declararon en vigilia indefinida desde el 29 de octubre en sus instalaciones. En el comunicado rechazaron la modificación de los dos tercios en 21 artículos de los reglamentos de Diputados y Senadores y también exigen una auditoria al TSE.  

En el transcurso de la semana,  organizaciones sociales realizaron algunos bloqueos y la agrupación ciudadana denominada  Resistencia  convocó a un cabildo para la tarde de ayer, el cual  no logró realizarse. 

En Cochabamba, centenares de personas participaron en el cabildo del 2 de noviembre realizado en la Plaza de las Banderas. En la oportunidad, el  líder de la Resistencia Juvenil Cochala  Yasir Molina señaló que se desconoce la victoria del MAS y sostuvo que las medidas de presión se mantendrán hasta lograr que se audite el proceso electoral. 

En la Llajta se presentaron  bloqueos esporádicos en diferentes lugares. El cabildo resolvió instalar una vigilia permanente en puertas de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) con el pedido a los uniformados de  la institución  verde olivo de que se sumen a su demanda.

Las protestas en Santa Cruz se  iniciaron a pocos días de los comicios bajo el argumento de que se fraguó un “nuevo fraude electoral”. La noche del 2 de noviembre un multitudinario cabildo a los pies del Cristo Redentor resolvió pedir la anulación de los comicios y dejar sin efecto la posesión de Luis Arce hasta mientras no se conozcan los resultados de una auditoría.

Bajo la misma premisa y en rechazo a la supresión de los dos tercios de artículos de los reglamentos del Legislativo, al menos cinco instituciones públicas fueron “tomadas” por grupos de manifestantes  desde el martes en la noche. 

Los movilizados  precintaron y cerraron el ingreso a la Almacenera Boliviana (ALBO), el Servicio de Impuestos Nacionales, la Aduana Nacional de Bolivia, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos y la Gobernación de Santa Cruz.

El presidente del Comité pro Santa Cruz  Rómulo Calvo  también anunció un paro cívico en las provincias del bloque chiquitano y en las provincias del norte integrado para este jueves y un paro cívico departamental para este viernes.

En la vereda contraria, las organizaciones sociales del  MAS se declararon en estado de emergencia. Exigen que se respeten los resultados de los comicios del 18 de octubre.

“Pueden realizar cabildos, lo que no toleramos es la acción antidemocrática que están asumiendo ahora tal como pasó en 2019 con las medidas que están adoptando y lo que están pidiendo y, por lo tanto, llamamos a respetar el voto del pueblo boliviano”, manifestó el vocero del MAS Chuquisaca Edwin Mita, en un reporte de radio Fides.

Del mismo modo los Ponchos Rojos de la provincia Omasuyos y la Federación Departamental de Mujeres  Bartolina Sisa  anunciaron ayer que instalarán una vigilia en inmediaciones de la Plaza Murillo para “resguardar el proceso de cambio”.

El secretario ejecutivo de la Confederación General de Trabajadores Fabriles de Bolivia  Vicente Pacocillo  pidió deponer las protestas contra el proceso electoral. “La Central Obrera Boliviana seguramente va a convocar a un ampliado, hay que defender la democracia”, expresó.

La posición más radical fue expresada por el presidente de la Coordinadora Nacional en Defensa de la Democracia, afín al MAS  Simón Amaru, quien pidió una reforma a la Constitución Política del Estado para crear “milicias armadas”, para que defiendan el “proceso de cambio”.

“Nosotros estamos yendo por la vía legal, estamos pidiendo al nuevo gobierno una reforma parcial de la  Constitución Política del Estado para la creación de milicias armadas”, justificó.

Al respecto, el Comando en Jefe de las Fuerzas Armadas (FFAA) rechazó  las aseveraciones  y las calificó  como antidemocráticas y sediciosas, y pidió a la Fiscalía iniciar acciones legales de oficio. “Las Fuerzas Armadas del Estado, en cumplimiento de su misión constitucional,  denuncian públicamente al señor Simón Amaru por haber configurado en sus declaraciones una inminente y flagrante comisión de los delitos de sedición, atribuirse los derechos del pueblo, alzamiento armado e instigación pública de un delito, para que el Ministerio Público inicie acciones legales de oficio”, se lee en el  comunicado de las FFAA.
 

Las  medidas 

  • Opositores    En las ciudades de La Paz, Tarija, Potosí y Sucre se alistan cabidos entre el jueves y viernes. En Beni, Cochabamba y Santa Cruz las protestas se iniciaron hace más de una semana.
  •  Bando azul   Organizaciones del Movimiento Al Socialismo  se declararon en estado de emergencia. Exigen que se respeten los resultados de los comicios del 18 de octubre. Los Ponchos Rojos anunciaron que instalarán una vigilia en inmediaciones de la Plaza Murillo para “resguardar el proceso de cambio”.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

91
30