Alientan a apostar por candidaturas femeninas

lunes, 14 de diciembre de 2020 · 00:13

Página Siete  / La Paz 

Cuando faltan pocos días para la inscripción de candidaturas por parte de las organizaciones políticas, se barajan muchos nombres para ocupar las principales sillas de las gobernaciones y municipios del país; sin embargo, pocos corresponden a mujeres. 

Organizaciones de mujeres del país alientan a partidos y alianzas  a apostar más por  candidaturas femeninas, para reducir la brecha de género en la representación política subnacional a nivel de cargos ejecutivos. 

Mónica Novillo, directora ejecutiva de la Coordinadora de la Mujer, red que agrupa a 22 organizaciones de mujeres a nivel nacional, sostuvo que en los periodos electorales como en el presente ocurre un fenómeno que ella denomina “síndrome de la mujer invisible” y que es atribuible a la resistencia que tradicionalmente han puesto los frentes   a la inclusión de las mujeres en la política.

“En el momento de la elaboración de las listas,  las mujeres desaparecen del espectro político, pero cuando hay que confeccionar banderas, recaudar fondos, organizar mítines y caravanas, están en primera línea”, expresó.  

En 2010, Betty Zenteno se convirtió en la alcaldesa más joven de Bolivia al asumir, a los 26 años de edad, el gobierno municipal de Escara, en  Oruro. En 2015, la joven fue reelegida para el cargo por el Movimiento Al Socialismo (MAS). Ahora, su nombre suena entre las precandidaturas al gobierno departamental de Oruro. 

En 2015 también llamó la atención Soledad Chapetón, quien a la edad de 34 años se hizo con la silla edil de  El Alto. En 2010, Chapetón ya había postulado al mismo cargo y en 2014,  sin éxito, a una senaduría por Unidad Nacional. 

Zenteno y Chapetón fueron parte de las 28 mujeres (8,2%) que resultaron electas como alcaldesas en las  subnacionales 2015, siguiendo el mismo patrón que en los cuatro procesos  previos. 

Entre 1995 -primera elección de autoridades municipales tras la aprobación de la Ley de Participación Popular- y 2015, la presencia de mujeres en los máximos cargos de los gobiernos municipales fue del 2,9% al 8,2%, es decir, mínima en relación con  la de sus pares masculinos. La brecha de género es mucho mayor cuando se trata de gobiernos departamentales. 

Entre 2005 -año de la primera elección de autoridades ejecutivas departamentales por voto popular- y 2015, el porcentaje de mujeres electas para prefecturas y gobernaciones (desde 2010) es del 0%.  

“Este es el tiempo en que los partidos  y agrupaciones ciudadanas deben mostrar su compromiso con la paridad, superando la ceguera al buscar candidatas mujeres, previniendo situaciones de acoso y violencia política, y asegurando el cumplimiento de la paridad en las listas”, manifestó  Novillo.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

1
10