El estilo Choquehuanca: pachamamista, conciliador y con agenda «clave»

Desde la Vicepresidencia, Choquehuanca marca contraste con su predecesor en el cargo. Ven que apuesta por la reconciliación nacional y la reforma de la justicia.
sábado, 19 de diciembre de 2020 · 00:04

Pablo Peralta M.  / La Paz 

Cuando Álvaro García Linera presidía la Vicepresidencia, esa institución impulsaba los ciclos de seminarios internacionales “Pensando el mundo desde Bolivia”. La Vicepresidencia, presidida hoy por David Choquehuanca, impulsa el ciclo de conferencias magistrales “Pensando el mundo desde la vida”, que arranca el lunes.  

No es el único rasgo distintivo del vicepresidente Choquehuanca. Cuando juró, el 8 de noviembre, sorprendió a propios y extraños con un discurso conciliador, marca que desde entonces lo caracteriza, además del llamado “pachamamismo” y de su voluntad política por impulsar una agenda “clave” para el país: la reconciliación nacional y la reforma de la justicia, según analistas políticos. 

“Vamos a promover las coincidencias opositoras para buscar soluciones entre la derecha y la izquierda”, “Los bolivianos debemos superar la división, el odio”, “Ya no más abuso de poder”, fueron algunas de sus palabras de su discurso de asunción.  

Tres días después, el 11 de noviembre, García Linera, quien había arribado a Chimoré (Cochabamba) junto a Evo Morales, después de un año de exilio, llamó “escoria de la historia”, entre otros, a los expresidentes Carlos Mesa y Jorge Tuto Quiroga. 

“Choquehuanca apuesta por el diálogo, Linera por la confrontación”, sostuvo el analista y experto en prevención y atención de conflictos Gregorio Lanza.  “Choquehuanca –agregó el especialista- lo ha dicho y lo está haciendo desde su lugar: busca la reconciliación nacional, la unidad nacional. García Linera, en cambio, tiene una visión militarista de la política”. 

Para el analista político Marcelo Arequipa, Choquehuanca dio dos señales de la agenda pendiente que tiene: la reconciliación nacional y la reforma de la justicia. 

“Me da la impresión que está empujando estas dos grandes ideas en la medida en la que, por ejemplo, el primero sintoniza o sincroniza con la cooperación internacional, porque Naciones Unidas, por ejemplo, decide apoyar este proyecto de reconciliación nacional; y en el otro ámbito de la justicia no solamente hablando en el tema de la corrupción, sino también viendo un poco los operadores de justicia. (…)  Entonces esto claramente contrasta con una agenda más de la administración misma incluso del poder que tenía Álvaro García Linera. Es completamente distinta a la agenda de David Choquehuanca”, indicó Arequipa.

La pregunta que sale a relucir es ¿la apuesta por la reconciliación viene de una reflexión o está obligada por las circunstancias? “Yo creo –comentó Arequipa- que viene de una reflexión profunda que se hace, al interior del MAS también, pero claro empujada por una decisión política desde él mismo, que tiene que ver con una inspiración filosófica, eso del vivir bien. Choquehuanca es uno de los ideólogos de haber impulsado un poco esa idea –junto a la diplomacia de los pueblos- en Bolivia”. 

Lanza considera que el vicepresidente Choquehuanca apuesta por un “cambio estratégico en la conducción del proceso de cambio”, lo que entra de alguna forma -subraya- en disputa con Morales. En noviembre, el exministro Carlos Romero sostuvo que “el binomio que está ejerciendo el Gobierno es un binomio legítimo, que ha ganado por propio mérito la Presidencia y la Vicepresidencia del Estado. Pero la dirección política y estratégica del proceso es de Evo Morales”. 

Pedro Portugal, director de Pukara, sostiene que García Linera llevaba la confrontación a los “límites exteriores” del MAS. En cambio, detecta que Choquehuanca “está llevando la confrontación a los límites internos” del partido azul. “Está llevando a una confrontación entre tendencias dentro del MAS y a una desvalorización de lo que antes fueron sus líderes más prominentes entre ellos Evo Morales”, afirmó. 

En esa “prueba de fuerza”, Portugal sostiene que Choquehuanca “está tratando de explotar y agotar el impacto que tuvo el pachamamismo, el culturalismo en la anterior gestión, aunque lo hace en un momento en que decae y que por lo mismo no tiene todas las virtudes como para poder explayar y desarrollar”.

Portugal expresó que en su momento García Linera no solo fue el asesor presidencial de Morales, sino que incluso era el director de aspectos y ejes de conducta al interior del gobierno, algo que no detecta en la relación Luis Arce y Choquehuanca.  
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

29
5