Pary: informe de la OEA fue un instrumento para derrocar un gobierno constitucional

La autoridad afirmó que impulsará una campaña para demostrar que se instaló el “régimen de facto” de Añez después de la renuncia de Morales.
martes, 22 de diciembre de 2020 · 11:24

Página Siete Digital

El embajador de Bolivia ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), Diego Pary, calificó este martes el informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) como un “instrumento para derrocar” un gobierno constituido y constitucional, en noviembre de 2019.

“El supuesto fraude anunciado por los partidos de derecha y por un informe manipulado de la OEA no existió. Solamente fue in instrumento para poder derrocar al gobierno constituido”, expresó Pary en entrevista con Bolivia TV.

También puede leer: Pary asume como embajador en la ONU y Bolivia ingresa al Consejo de DDHH

El exministro de Relaciones Exteriores agregó que en ese marco “hay múltiples estudios” realizados por casas de estudios norteamericanas, con especialidad en estadísticas, que corroboran la "metodología deficiente" empleada por el organismo internacional.

“Hay múltiples estudios realizados por universidades estadounidenses especializadas en materia de estadística, también centros especializados, y han demostrado que la metodología utilizada por la OEA fue deficiente, pues no actuó de acuerdo a los criterios técnicos establecidos para este tipo de estudios”, sostuvo el excanciller.

La exautoridad del Ejecutivo concluyó que el informe del organismo internacional sobre los comicios nacionales del 20 de octubre de 2019 fue “político”.

“Lo que hizo la OEA fue emitir un informe político y es por ello que se explica los adelantos de fechas de presentación de informes, toda la fecha y la coincidencia de la publicación de un informe previo cuando todavía el informe final no había sido realizado”, agregó el excanciller.

También puede leer: OEA presenta informe final y ratifica irregularidades en el proceso electoral de octubre

El informe de la Organización de Estados Americanos sobre los resultados de las elecciones generales de octubre del año pasado califica el proceso como “viciado de nulidad”, por irregularidades detectadas en más de 200 actas electorales, además de la ruptura de la “cadena de custodia” del material electoral.

La OEA destacó la "no confiabilidad" de las actas electorales en el proceso eleccionario. Sumado a ello, indica que el último 4,4% de actas ingresadas para el escrutinio presentan un "número llamativo de irregularidades". Asimismo, aclaró que el equipo auditor de la OEA "no puede garantizar" la integridad de los datos y certificar los resultados.

Campaña para demostrar “régimen de facto” de Añez

El exministro de Relaciones exteriores dijo, además, que se impulsará una campaña desde la sede de la ONU para demostrar que Bolivia “recuperó la institucionalidad” y que la gestión gubernamental “de facto” de la expresidenta Jeanine Añez concluyó.

"Nuestras primeras acciones son para informar a los miembros de las Naciones Unidas que hoy Bolivia está en un proceso absolutamente democrático y que el proceso del gobierno de facto a concluido. Bolivia proyecta su desarrollo y crecimiento en los próximos meses y años", indicó.

Luego de los resultados electorales del 18 de octubre, el MAS ganó con el 55,1% de los votos. Los nuevos comicios fueron llamados tras la renuncia del expresidente Morales a la Presidencia, después d e21 días de conflictos poselectorales por el presunto fraude electoral en el proceso del pasado año.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

28
80