Activista afín a Evo comparte la testera de expertos de la CIDH

El exembajador Jaime Aparicio señala que la participación de Katherine Ledebur afecta la “independencia” de los investigadores. El MAS ve “excesiva susceptibilidad” .
sábado, 5 de diciembre de 2020 · 00:10

Cándido Tancara Castillo  / La Paz

La activista Katherine Ledebur afín al expresidente Evo Morales y al Movimiento Al Socialismo (MAS) compartió la testera del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que investiga los hechos violentos ocurridos entre septiembre y diciembre de 2019. 

Este hecho, de acuerdo con Jaime Aparicio, exembajador de Bolivia ante la Organización de Estados Americanos (OEA),  rompe con la “independencia y seriedad” de los investigadores; desde el MAS se dijo que es una “excesiva susceptibilidad” y la GIEI-CIDH afirmó que Ledebur no pertenece al grupo de expertos que visitan regiones.

Según Aparicio, Ledebur es parte de la ONG Andean Information Network, vive en el trópico cochabambino hace  años y fue vista compartir la testera del grupo de la GIEI-CIDH en el Chapare en noviembre. Aseguró que la ciudadana estadounidense genera suspicacia al compartir la mesa con los investigadores de los hechos de 2019.

“El grupo del GIEI no tiene independencia, está actuando como un grupo de apoyo político a una de las partes de esta investigación y eso es una preocupación que hice conocer al secretario general de la OEA (Luis Almagro)”, afirmó Aparicio y aseguró que “queríamos una investigación  confiable e independiente, que establezca sanciones y los abusos que hubo, y ayude a la justicia a encontrar a los autores de esos delitos, en una investigación imparcial, técnica, forense seria, con abogados con experiencia, y no lo que está demostrando, una investigación totalmente parcializada”.

Mariana Ghirello, que trabaja en el área de comunicación con el grupo de GIEI-CIDH, aseguró a Página Siete que Ledebur no es parte de los expertos. “Sobre este cuestionamiento específico, ella no pertenece al GIEI. Ella estuvo en el evento; sí,  es verdad, ahí está la foto, todo, pero no hace parte de ninguna organización que tenga que ver con el GIEI”, aseguró Ghirello y afirmó que “ella (Ledebur) no hace parte del grupo, no tiene ningún vínculo con el GIEI. Estuvo en el evento porque estaban ahí otros liderazgos de la región (trópico cochabambino). Asistió al evento, no trabaja con nosotros ni nada, no está con nosotros”. 

Aparicio sostuvo que Ledebur es “una activista que trabaja para Evo Morales y el Chapare. Tiene muchos contactos en Washington, hace gestiones en el Congreso (de Estados Unidos). Todo lo ha hecho ella, es una especie de gestora internacional del MAS y ella ha estado presente en las audiencias contra el Estado boliviano en las últimas audiencias” en EEUU. 

Precisó que no cuestiona el activismo de la estadounidense sino lo que “no es admisible es que esté sentada a una  mesa con un grupo independiente de investigadores que han venido a investigar todos los temas de violencia entre septiembre y  diciembre de 2019. ¿Qué valor legal y moral puede tener una misión y que esté incluyendo en su participación (a Ledebur)? Es una acción contra el acuerdo que hemos firmado de quienes venían y cómo se designaban, y que esté sentada en la testera organizando la presentación de un grupo de supuestas víctimas de la violencia, pero en otras ocasiones como en el caso de (la periodista) Casimira Lema, que estaba muy mal organizado, han dejado que la gente agreda a las víctimas”.

El viceministro de Defensa del Consumidor, Jorge Silva (MAS), aseguró que la denuncia de Aparicio “nos parece una excesiva susceptibilidad de parte de estos voceros de la oposición,  que están en esa dinámica de cuestionar hechos que no tienen ninguna significancia política diplomática” en el país.

Afirmó que los “defensores o activistas de los derechos humanos no tienen una camiseta política, pueden ser afines a un partido o agrupación ciudadana de la izquierda. Nunca habrá, no hemos visto activistas de derechos humanos de la derecha,  de por sí es clasista, racista y excluyente”.

Afirmó que activistas como Ledebur “no van a perder la oportunidad de compartir esta visita de investigadores” de los hechos violentos de noviembre de 2019 y por ello “vemos absolutamente incongruente que pueda opacar la presencia de la CIDH”. Afirmó que la derecha siempre  “tratará de maximizar estos hechos e intentar generar un escenario de parcialización por parte de la CIDH”.

Un comunicado señala que el  GIEI-Bolivia mantuvo un encuentro con los familiares y víctimas de Senkata (El Alto) y Sacaba (Cochabamba), el 28 de noviembre de  2020. Y el 30 de noviembre, el grupo de expertos estuvo en Potosí para reunirse con los afectados por la violencia en Vila Vila y Challapata.
 

Expertos de  CIDH

  • Grupo El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI-Bolivia) fue creado mediante el acuerdo suscrito por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el Estado Plurinacional de Bolivia el 12 de diciembre de 2019 para coadyuvar en las investigaciones de los hechos de violencia y violaciones a los DDHH ocurridos en el país entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre de 2019, y se instaló el 23 de noviembre de  2020, en La Paz.
  •  Miembros Juan Méndez (Argentina), Magdalena Correa Henao (Colombia), Julian Burger (Reino Unido), Marlon A. Weichert (Brasil) y Patricia Tappatá Valdez (Argentina). Jaime Vidal Melero(Chile) funge como el secretario ejecutivo del GIEI-Bolivia.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

17
143