Informe de Observa Bolivia señala que Añez asumió la presidencia por sucesión constitucional

El cómputo final da cuenta de un índice muy alto de participación ciudadana, del 88,40%. De los 7.332.926 ciudadanos y ciudadanas inscritas en el padrón electoral, concurrieron a emitir su voto 6.484.008.
lunes, 7 de diciembre de 2020 · 19:50

Página Siete Digital

Observa Bolivia, una iniciativa ciudadana de observación electoral formada por 16 organizaciones, y respaldada por la Unión Europea y la Embajada de España, entregó este lunes su informe final al Tribunal Supremo Electoral (TSE). El informe contiene datos relevantes acerca de los sucesos previos y posteriores a la jornada electoral del 18 de octubre de 2020.

El informe explica que tras la renuncia del expresidente Evo Morales en noviembre de 2019 tras muchos conflictos posteriores a las elecciones, la sucesión de la expresidenta Jeanine Añez fue de forma constitucional, ya que en su momento ella era segunda vicepresidenta del Senado, por lo que el puesto le pertenecía constitucionalmente. Posterior a la sucesión de Añez, se convocó a nuevas elecciones nacionales que se llevarían a cabo en 2020, pero tras la emergencia sanitaria por Covid-19, se tuvieron que postergar dos veces.

"La renuncia del presidente Morales y la sucesión constitucional: Esto provocó que las movilizaciones ciudadanas se intensificaran, particularmente en las áreas urbanas de todo el país, demandando la anulación de las elecciones, y como consecuencia vino la renuncia de las máximas autoridades de los Órganos Ejecutivo y Legislativo, abriéndose un proceso de sucesión constitucional
que permitió la asunción a la Presidencia de la Sra. Janine Añez, entonces segunda Vicepresidente del Senado Nacional", señala una parte del documento.

Seguidores del expresidente Morales y se su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), aseguraron que existió un "golpe de Estado" que llevó a la renuncia de Morales y que el gobierno de Añez fue un gobierno dictatorial. Pero el informe asegura que la sucesión de la exmandataria se hizo de acuerdo a la Constitución Política del Estado.

Pero, dice el informe, que la postulación de Añez a la presidencia en las siguientes elecciones generó crítica por parte de diferentes actores políticos y la sociedad en general, ya que, al ser candidata y presidenta, no podía asegurar que el Órgano Ejecutivo interfiera en las elecciones. Por lo tanto, el 17 de septiembre, Añez renunció a su candidatura.

De acuerdo al informe, las elecciones nacionales tuvieron una participación de más del 88%, un porcentaje alto a pesar que el país se encontraba en medio de una crisis sanitaria por la Covid-19. A pesar de esto, el informe corrobora que "la Jornada electoral (…) pese a las dificultades y desafíos de la emergencia sanitaria provocada por la pandemia del COVID-19, en general se realizó de manera ordenada, pacífica y conforme al procedimiento electoral".

También asegura que, a pesar de diferentes pedidos, por parte de actores políticos y cívicos, de realizar una auditoría del conteo final de votos, "no se respaldó de manera documentada la evidencia de irregularidad alguna que afecte la legitimidad de esos resultados", por lo que según Observa Bolivia, no existieron pruebas de fraude suficientes para una auditoría.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

64
11