García Linera tiene perfil bajo en el MAS y construye su nueva vida

No aparece en primera línea junto a Morales. Dio conferencias, publicó un libro y se anunció que dará clases en una universidad de Argentina, donde pidió refugio.
viernes, 14 de febrero de 2020 · 00:04

Luis Escóbar  / La Paz

El exvicepresidente Álvaro García Linera está con perfil bajo en el Movimiento Al Socialismo (MAS) y construye su nueva vida, enfocada en lo  académico. Brindó  conferencias, publicó un libro y   dará cátedra en una universidad de Argentina. 

“El exvicepresidene no está totalmente activo en este proceso electoral, sin que eso signifique que dejó de ser parte del proceso de cambio y del MAS. Entiendo que está más en la vida académica y en otro tipo de actividades”, comentó el diputado por el MAS  Víctor Borda.

García Linera no aparece en primera línea junto a Morales en las ruedas de prensa que brinda el expresidente desde Argentina. A fines de enero  participó en un conversatorio impulsado por el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica.  

En esa actividad,  el exvicepresidente lanzó la frase: “Las derrotas tienen que convertirse en el laboratorio de las futuras victorias”.

El 5 de febrero  dio la conferencia Cambio social y cambio estatal en América Latina   en la Universidad Nacional Autónoma de México;  y un día después, Íñigo Errejón, líder de Más País de España, dio a conocer que ambos publicaron  el libro  Qué horizonte.  

El 12 de febrero, la Universidad Nacional de San Martín (Unsam), de Buenos Aires, informó que García Linera será profesor e investigador  de su Instituto de Altos Estudios Sociales. 

El exvicepresidente  es considerado “ideólogo” del partido azul. Sin embargo, Borda  sostuvo  que ahora ese papel lo desempeñan las  organizaciones sociales y el candidato a la Presidencia del MAS, Luis Arce, quien “establece la ideología, el programa de gobierno y la postura ideológica y política del partido”.

Según Borda, el bajo perfil de García Linera  se debe a los cuestionamientos de los sectores sociales. “Supuestamente no hubo coordinación con el pueblo, porque no se habría elegido a representantes de organizaciones sociales (en las listas), que en su oportunidad generó una influencia en ese tema”, dijo.

García Linera dejó el país el 11 de noviembre de 2019. Junto a Morales viajó a México y de ahí se dirigieron a Argentina, donde solicitaron refugio. 

El diputado David Ramos aclaró que no hay una posición oficial del partido respecto al  alejamiento del exvicepresidente de la primera línea, pero reconoció que él está dedicado a la vida académica. “Anunció que dictará cátedra en la universidad en Argentina, uno debe trabajar y eso no está prohibido. Uno debe desarrollar su actividad económica y eso lo hace cualquier exautoridad o líder para sobrevivir”,  aseguró. 

Lino Cárdenas, diputado del MAS, afirmó que García Linera  no juega hoy un rol en la misma dimensión de la que jugó en las elecciones de octubre de 2019. “El hecho de que no esté en el país y que  deba buscar una actividad laboral  impide que tengamos a un García Linera en la dimensión que teníamos en el pasado. Pero sus consejos son fundamentales”, aseguró. 

Para el analista Carlos Cordero  la exautoridad guarda “un silencio preocupante”. “Sigue siendo uno de los hombres más influyentes sobre Evo porque está prácticamente a su lado. El expresidente es quien da la cara, pero Álvaro pone las palabras en su boca, porque es una persona que es capaz de hacer análisis, trazar objetivos y hacer un plan para ir paso a paso para conseguir el objetivo”, aseguró. 

 

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente.
   

70
103