Experto asegura que informe de OEA es consistente

El artículo de un experto fue publicado en el mismo blog del The Washington Post en el que a finales de febrero un estudio descartó un fraude electoral ocurrido en Bolivia.
martes, 10 de marzo de 2020 · 17:30

Página Siete Digital / La Paz 

El profesor de la Escuela de Servicio Exterior de la Universidad de Georgetown, Irfan Nooruddin, a través de un artículo publicado en un blog del The Washington Post, indicó que el informe de la Organización de los Estados Americanos sobre las irregularidades de las elecciones en Bolivia de octubre del año pasado, es consistente.

“Ninguno de nosotros puede saber qué sucedió exactamente en Bolivia en octubre 20 de 2019. Pero el informe de auditoría integral de la OEA es consistente con irregularidades, o peor, que socavan la legitimidad del proceso de las elecciones de ese día. Los bolivianos tendrán la oportunidad de volver a las urnas en mayo de 2020. Quizás entonces tengan elecciones libres y justas”, dice el columnista.

El artículo fue publicado el blog La Jaula del Mono que se encuentra alojado en el portal del The Washington Post, donde hace un par de semanas salió un estudio realizado por consultores del MIT que descartaba fraude en los comicios del 20 de octubre de 2019.

“A diferencia de lo que dicen estos autores, la evidencia estadística sugiere irregularidades o algo peor. La ruptura tardía en los datos tensa la credibilidad el día de las elecciones, en octubre pasado, el Tribunal Supremo de Electoral (TSE) publicó un recuento preliminar de votos. Con un 84 por ciento de los colegios electorales contados, Morales lideró un 7,29 por ciento, muy por debajo del margen crítico del 10 por ciento. En este punto, se suspendió el conteo preliminar de votos, lo que no es en sí problemático”, reconoció Nooruddin.

También remarcó el análisis del MIT presenta dos argumentos principales: "primero, que una extrapolación de las tendencias de voto es consistente con que Morales finalmente alcance el margen del 10 por ciento y segundo, que no hay discontinuidad en los datos en el punto donde se detuvo el conteo preliminar”.  

A lo que respondió que “si la extrapolación de la serie de datos es plausible depende de si la pendiente pronunciada requerida en el reparto de votos de Morales es plausible. Además, la preocupante discontinuidad llega más tarde. El voto compartido para el partido MAS de Morales aumentó bruscamente después de que se detuviera el conteo preliminar”.

 

Lea acá la columna publicada en Washington Post

 

30
8