Por presiones del MAS, Añez deja «sin efecto» designación de López

El Órgano Ejecutivo dijo que da cumplimiento a la determinación del Legislativo, pero denunció una serie de irregularidades en la sesión del viernes pasado.
martes, 10 de marzo de 2020 · 00:30

Luis Escóbar  / La Paz

Después de fuertes presiones del MAS y una pugna de poderes entre el Legislativo y el Ejecutivo, la presidenta Jeanine Añez  “dejó sin efecto” la designación de Luis Fernando López como ministro de Defensa, pese a que el fin de semana le ratificara su confianza en respuesta a la Asamblea Legislativa, que el viernes, con dos tercios del MAS, lo censuró. Además, el partido de Evo Morales ya programó la interpelación de otros cinco ministros en los siguientes 10 días.

    Ayer por la tarde, la presidenta Añez firmó el Decreto Supremo 4175 por el que “deja sin efecto la designación del ciudadano Luis Fernando López Julio como Ministro de Defensa”. Además, designó de forma temporal a Gastón Ramiro Peñaloza, quien es viceministro de Defensa, como titular de la cartera de Estado “hasta la designación del titular”.

El viernes pasado, los legisladores rechazaron la carta de aplazamiento de López y lo censuraron. En esa oportunidad, los legisladores aplicaron el artículo 158 de la Constitución en el que se detalla una de las atribuciones de la Asamblea: “Interpelar, a iniciativa de cualquier asambleísta, a las ministras o los ministros de Estado (...) La censura implicará la destitución de la ministra o del ministro”.

Al día siguiente, Añez ratificó su confianza en López a través de su cuenta de Twitter. “El MAS intenta frenar mi gestión utilizando el Parlamento. Mi respuesta firme es: seguiré trabajando por la reconciliación y la prosperidad de Bolivia. El Ministro de Defensa tiene mi confianza. Ha hecho un gran trabajo ante desastres naturales y por la pacificación de la patria”, escribió.

Esta determinación causó rechazo de masistas, que advirtieron  con juicio de responsabilidades. La presidenta del Senado, Eva Copa, volvió a pedir la destitución de López, de lo contrario, amenazó, se dará inicio a “un proceso por resoluciones contrarias a la ley e incumplimiento de deberes”. Su colega Omar Aguilar (MAS) afirmó que en caso de seguir como ministro (López)  sus actos quedarían nulos. 

El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, afirmó que el Gobierno “cumple con la Constitución. No seguiremos con prácticas del MAS de desconocer las leyes y las normas”.

La autoridad mostró el decreto  que dejó sin efecto la designación del ministro, “no obstante de que fue una sesión totalmente irregular y viciada de nulidad”. Entre las observaciones que hizo fue el cambio el lugar,  día y la hora de la interpelación con menos de 48 horas de anticipación. 

 “El objetivo es desestabilizar la gestión de la Presidenta y el Gobierno continuará con paso firme en el proceso de la democracia”, dijo la autoridad.
  
 A la pregunta de si López ocupará otro cargo en el Órgano  Ejecutivo, respondió: “Lo que hace la Presidenta es dejar sin efecto la designación del hasta hoy (ayer) Ministro de Defensa. Mañana (hoy) conoceremos el nombre de esta persona que va a llevar adelante el ministerio”, afirmó la autoridad.

El diputado Amilcar Barral manifestó su rechazo a la destitución. “No estoy de acuerdo con la destitución del Ministro de Defensa. Estamos dando gusto al MAS, se vienen otras  interpelaciones, ¿será que también esos ministros serán destituidos a pedido del MAS? Ellos nunca respetaron la interpelaciones, ni censuras”, afirmó. 

En las redes sociales, seguidores de Añez rechazaron su decisión de “dar gusto al MAS” al destituir López.

Punto de vista
Luis Vásquez, constitucionalista

No se podía desconocer la CPE

Es una medida correcta porque respeta la Constitución. A partir de esa determinación se envió una señal de constitucionalidad importante. El argumento es contundente: el derecho de fiscalización del Parlamento es inconmovible, es una de las bases del sistema democrático.

(El Gobierno) se dio cuenta rápidamente que no podían desconocer la decisión de la Asamblea Legislativa. Tenía que tomarse una medida radical como ésta. 

  No es optativo para un ministro asistir a la Asamblea Legislativa, es una obligación. Lo que convenció a la Presidenta es la fuerza de la constitucionalidad de los argumentos. No se trataba de que quiera o no, se trataba de una definición simple: la Constitución se cumple todo el tiempo, por todos y en todas sus partes. Ello implica que el sistema democrático se basa en el respeto, la democracia es el Gobierno de la Constitución y las leyes, no de los hombres y eso nos hace diferentes a la dictadura de Evo Morales.

  La primera atribución de la Presidenta es cumplir y hacer cumplir las leyes. Eso significa que no existe una suerte de ambivalencia sobre el tema.

 Ahora tomó una determinación que me parece sana y democrática, y a partir de ahora deberá recomendar a sus ministros que cumplan sus obligaciones constitucionales. 

Lo que ahora preguntamos es: ¿qué es más importante? ¿Cumplir la Constitución que hacer campaña?

 

30
239