Partidos se reunieron con el TSE y hay preacuerdo para postergar las elecciones

Los comicios podrían suspenderse entre tres y seis meses hasta que pase la emergencia por el coronavirus.
viernes, 20 de marzo de 2020 · 11:11

Brújula Digital e Infobae

Los diferentes frentes políticos nacionales se reunieron el jueves con el presidente del Tribunal Supremo Electoral, Salvador Romero, y llegaron a un preacuerdo sobre la necesidad de postergar las elecciones debido a la emergencia ocasionada por la llegada del coronavirus al país.

El único partido que no participó fue el MAS, que tiene a Luis Arce como su candidato presidencial, y que según las fuentes se opone a la postergación. La reunión se realizó en la sede del TSE en La Paz y participaron los principales representantes de los candidatos a la presidencia.

El encuentro se desarrolló en presencia de representantes de la Organización Mundial de la Salud y de la Organización de las Naciones Unidas, quienes informaron a los representantes políticos sobre el impacto de la pandemia. La ONU hizo conocer que son varias las elecciones que se han postergado en diversos países del mundo, en algunos casos hasta seis meses, según una de las fuentes de Infobae. Además, desde el punto de vista sanitario se informó en el encuentro con los dirigentes de partidos que Bolivia no está libre de ingresar a la fase crítica de “contagio comunitario”, lo que se pretende evitar con medidas preventivas más drásticas como la cuarentena y otros controles, según Infobae.

“En la reunión con el TSE hubo consenso de todos los partidos sobre la necesidad de postergar la fecha de las elecciones debido a la emergencia nacional, pero sabemos que el MAS no apoya esa moción, prefiere que se produzca una crisis en el sistema político, ese partido simplemente quiere que haya un gran tensionamiento político y social”, dijo a Brújula Digital una persona que estuvo en la reunión.

Esa persona agregó que aparentemente el MAS cree que una situación de crisis nacional le puede convenir electoral y políticamente.

Sobre los plazos, según Infobae, se habla de un mínimo de tres meses y un máximo de seis meses. Organizaciones sociales aliadas al MAS en el llamado Pacto de Unidad adelantaron hoy que no permitirán la postergación de los comicios.

El país vive una emergencia sanitaria por la llegada del coronavirus y para evitar su propagación el gobierno ha establecido una serie de medidas, como establecer un toque de queda entre las 17:00 y las 05:00, cerrar las fronteras y cancelar los vuelos nacionales e internacionales. También se especula que podría ordenarse una cuarentena total, es decir que nadie pueda salir de sus casas.

En esas circunstancias, hacer que unas seis millones de personas se trasladen el 3 de mayo a los centros de votación podría agravar enormemente la situación sanitaria y poner a miles de ellos en riesgo. 

La Ley 1266, de noviembre del año pasado y que fija nuevos comicios, estableció que el TSE debía llamar a elecciones en un plazo máximo de 120 días calendario a partir de la convocatoria, que precisamente da la primera semana de mayo para realizarlas.

Ahora entra en debate si una postergación debe realizarse necesariamente mediante una nueva ley, que el MAS no respalda y que intentará sabotear. El partido de Evo Morales tiene dos tercios de los votos en el Legislativo.

Según el abogado Gonzalo Mendieta, “la Ley 1266 del régimen excepcional para las elecciones generales, le dio un plazo al TSE para convocar a dichos comicios, convocatoria que ya se realizó por parte del TSE. Además, esa norma fijó un plazo de 120 días a partir de esa convocatoria para que se realicen las elecciones generales de 2020. Por tanto, cualquier cambio a esa norma especial debería provenir del Legislativo”, dijo.

Sin embargo, expresó el jurista, “un escenario adicional a considerar es que sobrevengan razones de fuerza mayor, en ausencia de una ley modificatoria y de un acuerdo político de postergación de las elecciones. Por ejemplo, si la crisis sanitaria impidiera la organización o la celebración de las elecciones, el TSE u otra instancia competente podrían verse obligados a ponderar de todos modos la postergación de las elecciones para garantizar que el sufragio se ejercite efectivamente, misión que la CPE le asigna al TSE”.

En ese caso podría quedar abierta la posibilidad de que la postergación se realice sin una nueva ley.

Coincidió con esa posibilidad el analista político Diego Ayo, quien señaló que existen actualmente dificultades al interior del TSE para cumplir con todas las tareas organizativas de los comicios debido a las restricciones de movilidad de vehículos y peatones que existe actualmente.

Es muy posible, dijo, que el órgano electoral no tendrá el tiempo suficiente como para realizar las decenas de trabajos previos al 3 de mayo, como capacitación y otros, y garantizar la celebración de unas elecciones adecuadamente organizadas.

Ayo señaló que respalda la idea de posponer las elecciones porque en este momento más importante que un proceso electoral es resguardar la vida de los bolivianos.

“Tenemos un sistema de salud muy débil, debido a 14 años de irresponsabilidad del gobierno del MAS, y debemos en este momento avanzar hacia un acuerdo nacional para enfocar todas las energías en resolver el tema de la propagación del virus. Ya tendremos tiempo para convocar a elecciones posteriormente”, dijo.

Ayo agregó que es posible prever que el MAS trate de ejercer un chantaje en el Legislativo, y no apoyar la postergación de los comicios, pero ello implicaría “poner en riesgo la vida de millones de personas”.

A nivel internacional se han suspendido algunos comicios, como los del País Vasco y Galicia, en España, o el plebiscito de reforma constitucional que debía realizarse en abril en Chile. También algunas elecciones primarias en EEUU se han suspendido.

15
5