Autor de análisis del CEPR firmó petición favorable a Evo en 2019

Jack Williams rubricó un pronunciamiento en el que se pide al congreso de EEUU oponerse “al golpe militar” e investigar el comportamiento de la OEA.
martes, 3 de marzo de 2020 · 00:52

Luis Escobar  / La Paz

Jack Williams,  investigador en temas electorales  del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) y uno de los autores del análisis que niega fraude electoral, firmó en diciembre de 2019 una  petición contra la Organización de Estados Americanos (OEA) y   a favor del expresidente Evo Morales.

Williams y  John Curiel son los autores del análisis  publicado el 28 de febrero en el espacio    The Monkey Cage’s  en  The Washington Post. En ese artículo se concluyó  que “no hay ninguna evidencia estadística de fraude” en los comicios del 20 de octubre (20-O). 

No obstante, ese trabajo fue cuestionado por la OEA y el Gobierno, debido a que, entre otras observaciones,  no está “ basado en hechos”  ni está completo, además que ambos expertos no realizaron  un trabajo de campo en territorio nacional.    

En diciembre de 2019, Williams  suscribió  un pronunciamiento sobre el 20-O   junto con   economistas y estadísticos. Quienes rubrican  ese documento      llaman    a la OEA a  que retire sus declaraciones “engañosas” sobre las elecciones,  “que han contribuido al conflicto político y sirvieron como una de las ‘justificaciones’ más utilizadas para el golpe militar”.

 En otra parte del documento se refirieron al corte del TREP (Transmisión de Resultados Electorales Preliminares) y concluyeron: “Hubo una pausa en el ‘conteo rápido’ de los resultados de la votación -cuando se llegó al conteo de 84% de los votos- y la ventaja de Morales era de 7,9 puntos porcentuales. Con un 95% del recuento total de votos, su margen había aumentado a poco más del 10%, lo que permitió a Morales ganar en primera ronda, sin tener que ir a una segunda vuelta. Al final, el conteo oficial mostró una ventaja del 10,6%”. 

En la petición  también solicitaron al Congreso de   Estados Unidos que investigue a  la OEA y se oponga “al golpe militar, al continuo apoyo de la administración Trump y a la continua violencia y violaciones de los derechos humanos del Gobierno de facto”.

Esa petición contra la OEA y a favor de Morales   también fue suscrita por Mark Weisbrot,  codirector del Centro de Investigación en Economía y Política (CEPR, por sus siglas en inglés), y por  otros miembros de esa ONG.

El 4 de diciembre, la OEA difundió el informe final de la auditoría a los comicios del 20-O. En ese documento se concluyó que hubo “manipulación dolosa” en los ámbitos de las actas y en el procesamiento de los resultados.      

 El análisis de  Williams   y  Curiel fue encargado también en diciembre de 2019 por  el  CEPR, “para verificar de forma independiente los resultados numéricos y estadísticos del estudio que CEPR realizó en noviembre de 2019”. 

En esa entidad  trabaja como “analista principal de políticas” Guillaume  Long, quien fue canciller de  Rafael Correa,  expresidente de Ecuador y aliado ideológico de Evo Morales.

 Reacciones al análisis 

El analista Marcelo Silva dijo que el análisis   de Williams y   Curiel  obvia “temas fundamentales”, como el corte del TREP.  “El artículo no considera que la misma suspensión de la transmisión rápida de datos (TREP) es un elemento que le quita fiabilidad a los resultados electorales”, declaró. 

Un segundo elemento  es la forma en que se disparó el porcentaje a favor del MAS tras la paralización del TREP. “Es poco probable que faltando un trecho tan corto de tabulación de datos los resultados puedan cambiar dramáticamente”, afirmó.

El analista Marcelo Arequipa expresó: “Los que estamos en el mundo académico no podemos estar exentos de las disputas de las percepciones sociales y está claro que estamos divididos en la percepción de fraude o no”.

 

 

40
495