El MIT niega que hizo el análisis que pone en duda el fraude electoral en Bolivia

Aclaran que los autores del estudio lo realizaron “como contratistas” del Centro de Investigación en Economía y Política (CEPR).
jueves, 5 de marzo de 2020 · 02:00

Página Siete / La Paz

El Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) aclaró que el análisis de Jack Williams y John Curiel,   publicado en el blog The Monkey Cage’s, no fue realizado por ese instituto, dado que los autores lo trabajaron  como “contratistas” del CEPR.      

“El artículo no fue hecho por el MIT, según carta enviada al Gobierno de Bolivia: (los autores) ‘llevaron a cabo el proyecto que describieron en su artículo como contratistas independientes del CEPR’”, indicó el Ministerio de Relaciones Exteriores boliviano, ayer. 

En una carta dirigida a Oscar Serrate e Ignacio Jauregui, representante de Bolivia ante EEUU y ministro consejero de la misión de Bolivia en la OEA, Ignacio Jauregui, señala: "Como saben, el artículo que se publicó en el Washington Post el jueves se basó en un estudio externo realizado por dos investigadores asociados con el Laboratorio de Ciencia y Datos Electorales del MIT. Si bien los dos autores son miembros del personal del MIT Election Data y Science Data Lab, llevaron a cabo el proyecto que describen en su pieza como contratistas independientes del Centro para la Investigación Económica y de Políticas (CEPR), una política económica basada en Washington. DC"

 

Jaime Aparicio Otero, agente de Bolivia ante La Haya, ya informó ayer que el rector adjunto del MIT, Rafael Reif, aclaró en una carta que el estudio sobre el fraude  en Bolivia no fue realizado por esa academia. “Recibimos una carta dirigida a la embajada de Bolivia ante OEA y la embajada ante la Casa Blanca, donde MIT certifica que no es un informe de la universidad de MIT, sino de dos personas que han sido contratados por el CEPR”, manifestó Aparicio  a Página Siete.

El diplomático señaló que en la carta se explica que el MIT respeta la libertad académica de quienes  trabajan en esa institución,  dado que pueden tener  contratos externos, pero  eso no significa que esa academia esté comprometida con esos tratos.

El análisis   fue publicado el 28 de febrero en el blog The Monkey Cage’s en The Washington Post. En ese artículo se concluyó que “no hay ninguna evidencia estadística de fraude” en los comicios del 20 de octubre (20-O).

El análisis fue encargado por el Centro de Investigación en Economía y Política (CEPR, por sus siglas en inglés), donde trabaja como “analista principal de políticas” Guillaume Long, quien fue canciller de Rafael Correa, expresidente de Ecuador y aliado ideológico de Evo Morales. 

En diciembre de 2019, el CEPR contrató a Williams y Curiel  para verificar “de forma independiente” los resultados numéricos y estadísticos del estudio que esa ONG  realizó en noviembre.  

 Williams firmó en diciembre de 2019 una petición contra la Organización de Estados Americanos (OEA) y a favor del expresidente Morales. 

Bolivia y México en  la OEA 
 
  La representación boliviana  ante la OEA denunció ayer ante  el  Consejo Permanente que hay injerencia e intromisión de parte de países como México. La delegación nacional  señaló que el objetivo de la arremetida por los comicios fallidos del 20 de octubre de 2019 apunta a desprestigiar al Secretario General del organismo, Luis Almagro.

 “México, que fuera el abanderado de la no intervención, y otros países que le hacen juego a Cuba y al gobierno de Nicolás Maduro, que parecen tener más afinidad con los principios ideológicos de sus gobernantes de turno que con los valores perennes del Estado de Derecho y la democracia, cometen graves actos de intromisión directa en asuntos de Bolivia”, expresó el Ministro Consejero de Bolivia,   Ramiro Jáuregui, ante el Consejo Permanente de la OEA. 

En respuesta, la representante de México en la OEA, Luz Elena Baños, dijo que la solicitud de aclaración sobre el proceso electoral de Bolivia en 2019 debe entenderse en un contexto de legítima preocupación por el correcto desarrollo de las actividades de la Secretaría General de la instancia multilateral.

El CEPR y  su  vínculo con Correa

  En el Centro de Investigación en Economía y Política (CEPR, por sus siglas en inglés) trabaja como “analista principal de políticas” Guillaume Long, excanciller de  Rafael Correa.

  Long ya publicó otro informe sobre el 20-O el 10 de noviembre de 2019, el mismo día en que Evo Morales renunció a la Presidencia. 

Ese reporte, que negó el  fraude, se tituló   ¿Qué sucedió en el recuento de votos de las elecciones de Bolivia de 2019? El papel de la Misión de Observación Electoral de la OEA. 

Una de las conclusiones a las que arriba el trabajo es que   los resultados parciales del conteo rápido (en referencia al TREP), antes de la interrupción, “predicen un resultado que es extremadamente cercano a los resultados finales”, que dieron la supuesta victoria a Morales en primera vuelta.

 Con base en una proyección, en ese informe se concluye que el margen de la victoria de Morales con los resultados completos -basado solamente en los datos del TREP antes del corte- sería de 10,09 puntos.

 

199
6