“Evo ha encubierto el narcotráfico de manera directa o indirecta”

El oficial francés dice que el discurso de la revalorización de la coca fue la excusa para proteger la droga.
domingo, 8 de marzo de 2020 · 00:24

Daniela Romero L. / La Paz

El lazo que le une a Bolivia no sólo es afectivo, por los amigos que cosechó aquí, sino también porque encontró en el país un tema que le apasiona y que investigó cuando era agregado policial en la Embajada de Francia: el narcotráfico.

 Jean-Francois Barbieri trabajó en Bolivia entre 2009 y 2012, tiempo en el que tuvo acceso a informes y también fue testigo de la política antidroga del gobierno de Evo Morales. Una de sus conclusiones es que el discurso de la revalorización de la coca fue la excusa perfecta para proteger el tráfico de droga.

Barbieri conversó con Página Siete para revelar parte de su investigación que la plasmó en el libro  El narcoamauta. Cómo Bolivia se (re) convirtió en un narco-Estado en la era Morales, cuya primera parte del título toma de ejemplo a esa autoridad indígena de Morales, sorprendido con droga en 2010, para dar a conocer cómo Bolivia  protege  el narcotráfico.

     ¿Cuál fue su interés de investigar lo que pasa en Bolivia en torno al narcotráfico?

Yo me retiré  en Francia en 2013, pero sigo siempre las noticias de Bolivia por internet a través de medios de comunicación  y también tengo contactos con amigos bolivianos, por eso tengo informaciones cruzadas. 

Mi interés surgió en la época en la que yo era agregado policial, para hacer un análisis de la situación del narcotráfico. Me vino la idea de hacer un libro sobre un análisis porque si queremos ayudar a Bolivia en la lucha antidroga, hay que conocer la situación para ayudar de la manera más eficiente.

¿Cuándo conoció el caso del narcoamauta?

Conocí bien el momento en que el coronel Félix Molina, entonces jefe de la Felcn, estuvo a cargo del caso y repentinamente fue apartado de la Felcn; él nunca me dijo que fue por investigar al narcoamauta. El año pasado cuando regresé para buscar otras informaciones más precisas lo encontré a él, y a otras personas. Él me contó en detalle el caso del narcoamauta;  me dio además la idea del título del libro el cual, no está demás decir, no es sólo sobre el narcoamauta, sino de toda la problemática del narcotráfico.

 ¿A Félix Molina lo retiraron de la Felcn por ese caso?

Sí, él fue director de la Felcn y bajo sus órdenes estaba la investigación. Pocos meses después, fue echado a otro servicio (unidad) más perdido y el narcoamauta fue liberado luego por la justicia que tenía órdenes del poder.

¿Para usted, hubo una especie de “limpieza” de los altos mandos policiales que hacían bien su trabajo?

Hubo una limpieza de los altos mandos que no hacían caso al poder; si los otros escuchaban bien al Gobierno, seguían hasta ser generales. En Bolivia y en muchos países ocurre eso. En Francia,  la carga del director general de la Policía es política.

Jeanine Añez afirmó hace poco que cárteles extranjeros operan desde el gobierno de Evo Morales. En su libro usted habla de estas organizaciones y coincide con la Presidenta.

La Presidenta confirmó lo que  puse en el libro. Yo tenía contacto con otros agregados de Europa y siempre estuvimos todos de acuerdo en que hay presencia de cárteles colombianos y mexicanos. Sin embargo,  el poder en Bolivia, el Ministro de Gobierno, el viceministro (Felipe) Cáceres rechazaron esta idea, diciendo que sólo son representantes de cárteles  que vienen a comprar la cocaína para exportar.

Pero no son emisarios, manejan los megalaboratorios, no las fábricas de pasta base. Los megalaboratorios que hacen el clorhidrato de cocaína escondidos en la selva necesitan mucha inversión para funcionar porque hay que tener  buenos químicos, cuesta mucho. Un grupo criminal de aquí no puede manejarlos.

 ¿Todo esto estaba operándose con la protección del MAS?

No  tenemos pruebas, lo que digo en el libro es que la política global de revalorización de la coca tiene un doble efecto, el efecto de favorecer la economía de la coca, de ese lado estoy de acuerdo para respetar las culturas milenarias. Y un segundo efecto es que la política de Evo de favorecer la hoja de coca lo quería desde 2002. Aquella época declaró que quería legalizar 20.000 hectáreas en Bolivia. Como es un cocalero más,  da a su gente, siempre será el dirigente de los cocaleros del trópico, cosa que en Francia sería imposible por conflicto de intereses.

Entonces su objetivo primero fue legalizar toda la coca del Chapare, por eso hizo su política para que finalmente llegue a la Ley 906 que legaliza más de lo que había previsto. Sabemos que casi toda la hoja de coca del Chapare se va al narcotráfico porque el 80% no pasa por el mercado legal de Sacaba. Las estadísticas son bien claras cuando dicen que la hoja de los Yungas se va al mercado de Villa Fátima donde hay más control.

 Entonces podemos decir que la coca del Chapare va al narcotráfico, es decir que además de las áreas ilegales (casi 10.000 hectáreas, según su criterio), la coca legal de Evo se va al narcotráfico. La Ley 906 encubre al narcotráfico, en este tema fue casi un narco-Estado, cubriendo la producción de coca ilegal.

¿Entonces en qué se basó Evo Morales para legalizar la coca del Chapare? 

La base estadística para legalizar la coca del Chapare es un estudio de consumo que salió a fines de 2016;  empezó esta encuesta en 2010 pagada por el entonces Gobierno de Bolivia. Antes de eso hubo otro estudio, de 2004 a 2010, pagado por la Unión Europea, pero los resultados no le convenían al Gobierno. Decían que casi 12.000 hectáreas eran suficientes para el consumo tradicional. Entonces el Gobierno dijo que la investigación no era correcta y que iba a hacer la suya, con otros criterios. 

Después de casi seis años se calculó todo y legalizaron 22.000  hectáreas, casi todo para el Chapare y como los cocaleros de los Yungas gritaron un poquito, les dieron 2.000 para satisfacerlos. 

Pero este cálculo (del anterior Gobierno) es totalmente falso, no se debería haber cambiado la Ley 1008, para mí está muy claro.

Y si el actual Gobierno quiere cambiar la Ley 906...

El problema es ahora, el año 2020, como éste o con el nuevo Gobierno, qué hará con esta ley, si algo cambia seguramente los cocaleros del Chapare van a ir a una guerra civil porque no aceptarán. Es otro desafío para el futuro de Bolivia.

¿Por qué cree que Evo Morales expulsó a la DEA?

Yo creo que fue por dos razones: para aplicar su política y no molestar a su gente del Chapare. Estos 14 años de gobierno fueron sólo para calmar a las organizaciones internacionales y para luchar contra el narcotráfico sin molestar a los cocaleros del Chapare.

La segunda razón es que Morales, lo que veo de su personalidad, es  que es una persona que tiene un carácter  vengativo en su vida personal. Él tenía la idea de expulsar a la DEA porque la DEA lo molestaba antes, quería detenerlo con o sin pruebas -el tiempo que fue diputado- para enjuiciarlo en Estados Unidos. Le gusta la revancha.

  ¿Cómo analiza la presencia de clanes familiares de narcotráfico relacionados con los cárteles?

Los elementos que me dicen que hay cárteles es que cada vez que se encuentran los megalaboratorios, los obreros resultan ser colombianos. 

Tuve la oportunidad de encontrar un informante que me dio datos, hace años, que el hijo de un gran capo mexicano estaba en Santa Cruz, no me dio su nombre. Hace un tiempo salió en la prensa que el hijo del Chapo Guzmán que estaba en Santa Cruz, yo pienso que era él. Los mexicanos financian algunos megalaboratorios y cooperan con los cárteles.

He  visto las noticias, y pienso que lo que pasaba en Beni  fue por las manos de (Juan Ramón) Quintana que tenía muchos nexos con Jessica Jordan;  se dice que la familia de ella está en narcotráfico de Beni. Hay un vínculo, pero no son pruebas. Ahora que están fuera de juego, podemos imaginar que las protecciones tengan los clanes.

Desde el anuncio de Morales de que se iba a industrializar la coca, hubo el intento pero nunca se consolidó el proyecto.

Había dos plantas, una en el Chapare y otra en La Paz, que nunca funcionaron o muy poco. No sé si fue mala organización o mala política de negocio, pero el resultado es casi nulo. Pienso que de verdad sí había una salida comercial para la hoja de coca, para sacar harina, por ejemplo, quizás el Gobierno imaginó pero hizo todo al revés.

El gobierno de Evo ha construido muchos equipamientos, el aeropuerto de Chimoré, plantas de estevia, y plantas de harina sin conocer que hay una salida comercial, hizo todo al revés. Hay una incompetencia total, hay que buscar una salida comercial, creo yo.

¿El control social de los cocaleros ha servido de algo?

Es una farsa porque la idea es buena, para evitar los enfrentamientos con los erradicadores, pero en la realidad los cocaleros utilizan este control social para ir a las áreas más antiguas, donde ya no hay coca, para decir a  la FTC (Fuerza de Tarea Conjunta) que pueden erradicar ahí, pero en la realidad el cocalero es el que manda al de la FTC a ir a uno y a otro lugar, no siempre, pero a menudo.

¿Según usted, hay zonas de cultivo que no están registradas en las cifras oficiales? 

La Unodc (Organziación de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito) es la que hace el control de la superficie con satélite. Hay que reconocer que el trabajo es mejor, pero tienen áreas conocidas donde hacen el estudio. Sin embargo, hay información de que hay cultivos en el Chaco, en  Beni y están fuera del control  y esta coca puede ir al narcotrafico fácilmente.

El Gobierno y la Policia anualmente presentan datos de interdicción de droga o de secuestro de coca ilegal. ¿Usted cree en estas estadísticas?

Yo participé en varios. Se contabilizaba en peso bruto. He visto casos en los que se encontró cocaína escondida en piedra o en una pieza metálica. Los policías pesaban todo, incluido eso y para las estadísticas es mejor. 

Una vez encontraron un campo de marihuana, pidieron calcular el peso y eran dos toneladas, pero alguien ordenó que saquen las raíces y la tierra más. Pensando todo  multiplicaron y salieron 10 toneladas. Para mí eso es un escándalo pero yo vi eso entre 2009 y 2011. Subían las cifras y decían que Bolivia está más fuerte desde la salida de la DEA. Ese siempre fue el discurso.

A todo esto se suma la construcción del aeropuerto del Chapare... 

En una visión positiva se puede decir que se construyó para poder desarrollar el Chapare. Pero una visión negativa puede ser que desde ahí se puede organizar mejor el narcotráfico, porque pueden salir vuelos internacionales con facilidad.

¿Cómo este Gobierno puede luchar contra los cárteles?, ¿qué le parecen las decisiones?

Es un buen inicio pero estamos esperando la práctica, todo es discurso ahora. Lo difícil es que hay mucha corrupción. Hay que luchar contra el narcotráfico de manera eficiente, pero hay que luchar también contra la corrupción. Es un problema de toda Latinoamérica y también de Europa. Los cárteles tienen un financiamiento tan grande que pueden comprar a todos, policías y  militares. El discurso del Gobierno está bien, pero es el mismo discurso de Evo. Evo dijo lo mismo hace 15 años;  en la realidad no ha cambiado nada. Para mí ha encubierto el narcotráfico de manera directa o indirecta. 

Pienso que si había pruebas, la DEA hubiera salido a mostrarlas. Tenemos en Bolivia algunos casos, el caso Sanabria, por ejemplo, pero no hay pruebas de que los ministros hayan estado vinculados.  

Lo que se puede decir es que con el cambio de Gobierno algunas lenguas se van a liberar ahora también, pero mucha gente tiene miedo del retorno del MAS;  no quieren hablar mucho, me sorprende que la gente tenga tanto miedo.

¿Qué más puede decir sobre su libro?

No soy dueño de la verdad,  acepto la contradicción y las críticas, pero mi interés del libro es tener una vista diferente, es otra manera de tener información. Para mí es un placer volver a Bolivia, me gusta su cultura. Cuando regreso soy un poco latino de nuevo.
 

HOJA DE  VIDA

  • Carrera Jean-Francois Barbieri fue policía antidroga en Marsella, Francia.
  •   Cargos Fue agregado policial en la Embajada de Francia en Bolivia entre 2009 y 2012.
  •  Obra El narcoamauta... se vende en Plural a 65 bolivianos. La investigación original fue escrita en francés.
227
28