Alcalde de Colchane a Añez: Póngase la mano en el corazón, hágase cargo

Javier García llamó a la Presidenta de Bolivia a que recapacite y otorgue las condiciones necesarias a los 700 compatriotas para que regresen al país.
viernes, 10 de abril de 2020 · 14:00

Página Siete Digital / La Paz

El alcalde de Colchane, Javier García, le pidió este viernes a la presidenta de Bolivia, Jeanine Añez, que recapacite sobre la situación que están viviendo los más de 700 compatriotas que se encuentran en esa localidad y los deje retornar al país; mientras eso sucede, le propuso mejorar las condiciones de estadía a quienes permanecen en Pisiga.    

“Mi solicitud a través de este medio, es a la Presidenta de Bolivia a que se ponga la mano en el corazón y se haga cargo de una vez por todas de sus conciudadanos, ella es la autoridad máxima. Y también pedirle que recapacite, hay muchas formas de darle mejor estadía a estas personas en las localidades como Pisiga y Sabaya”, enfatizó durante una entrevista con Página Siete Digital.

García describió la situación de los compatriotas que están en el municipio de chileno como una tragedia humanitaria, manifestó que los compatriotas están desesperados por retornar a Bolivia y por ello no quieren moverse de Colchane. “Ellos no entienden por qué se les ha cerrado las puertas de su propia casa”.

Acotó que los bolivianos permanecen en un asentamiento precario y se les proporciona alimento; pero que el municipio chileno se enfrenta al desabastecimiento provocado por el cierre fronterizo con Pisiga.

Consultado sobre las aseveraciones de algunas autoridades bolivianas que señalan que hay miembros del Movimiento Al Socialismo (MAS) infiltrados para generar conflicto al interior del grupo de bolivianos en Colchane, y que incluso lo han señalado a él como simpatizante del partido boliviano, García remarcó que son “justificaciones irresponsables”.

“No voy a perder ni un segundo en responder aseveraciones de esa naturaleza (…). Creo ser una persona que es más humano y que esta realidad me conmueve y me llega al corazón. Porque para mí como aymara, como poblador de Colchane, ver a personas llorando por hambre, por cierto, que es duro”, sostuvo el burgomaestre.

Aclaró además que los bolivianos que llegaron a la frontera son personas que no se conocen entre ellas puesto que llegaron desde diferentes localidades de Chile hasta Colchane para regresar al país. Por tanto, niega que se les pague Bs 300 para generar desestabilización; desconoce si el Gobierno boliviano tiene alguna finalidad electoral o política con tales aseveraciones.

Por lo citado, García reiteró que esta situación se trata de una clara violación a los Derechos Humanos, la misma que será documentada y denunciada ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Interamericana de Derechos Humanos.  

El burgomaestre chileno tiene información de que existen más bolivianos que se dirigen al Colchane, aunque no se sabe a ciencia cierta el número exacto, informó que ha solicitado que se evite el ingreso de más personas a Huara y el puente fronterizo con Pisiga porque no tienen condiciones para atender a estas personas debido a la pandemia.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

43
150