MacLean defiende a Camacho tras informe de la CIDH: “Es vergonzoso”

El jefe de campaña de Creemos envió una carta al presidente de la CIDH, a quien le dice que el documento "es de mala fe y tergiversado".
martes, 14 de abril de 2020 · 12:30

Mediante una carta, Ronald MacLean, jefe de campaña del candidato por la alianza Creemos, Luis Fernando Camacho, calificó de “vergonzoso” el informe de la Comisión de Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de 2019, el cual –entre otras conclusiones- responsabiliza al postulante de una serie de hechos.

“No hay otra explicación para comprender la mala fe y tergiversación de los hechos que presenta dicho documento y que espero que el gobierno de Bolivia los haya refutado. Yo sólo me quiero referir a un párrafo que me atañe, pues está referido al candidato presidencial Dr. Luis Fernando Camacho, quien es un candidato independiente y no tiene, ni tuvo ninguna relación política con el actual gobierno de Bolivia” asegura MacLean en la misiva.

El párrafo del informe de la CIDH al cual hace referencia MacLean señala: “Según información proporcionada a esta Oficina, el 12 de diciembre durante el conversatorio realizado por la ONG The Dialogue en Washington D.C. con el líder cívico, Luis Fernando Camacho, diferentes grupos que lo apoyaban atacaron de manera verbal y física a periodistas y activistas que se manifestaban contra la presencia de Camacho en el país denunciando que el líder cívico fue uno de los gestores de un presunto golpe de estado en Bolivia. Los activistas fueron desalojados del lugar expuestos a los ataques de los partidarios de Camacho quienes los amenazaban con llamar a fuerzas migratorias para que los detengan”.

Al respecto, el jefe de campaña de Camacho asegura, en la carta enviada al presidente de la CIDH, Joel Hernández Garcia, que la fuente de información se basa entre otros en el artículo de “una oscura publicación” de activistas norteamericanos vinculados y financiados por los regímenes dictatoriales de Venezuela, Cuba y Nicaragua, que operan en Estados Unidos, denominada “The Grayzone” cuya crónica lleva el título de “Fascist Bolivian coup leader fails in DC Charm offensive”.

“Un Relator de Libertad de Expresión con un mínimo de profesionalismo y honestidad, no puede utilizar ese tipo de fuentes de activistas ideológicamente sesgados y sin ningún respeto por la verdad”, recalca MacLean.

Parte del informe de la CIDH, emitido en diciembre del año pasado, asegura que lo que sucedió en Bolivia, tras las elecciones generales fue “una masacre”. Habla de la anulación de los comicios, los cuales habían apuntado a una victoria en primera vuelta a Evo Morales. No obstante, no menciona nada sobre el resultado de la auditoría realizado por la Organización de Estados Americanos (OEA), el cual afirma que hubo un fraude en las elecciones.

Sobre la teoría de un golpe de Estado

Ronald MacLean también se refiere a la versión de que en Bolivia hubo un golpe de Estado, en noviembre de 2019. “La denominación de fascista así como la aseveración de que hubo un golpe de Estado en Bolivia son afirmaciones gratuitas de carácter político que no corresponden a la transición constitucional que se dio en mi país, luego de 14 años de violaciones sistemáticas de derechos humanos y de un descarado fraude electoral, certificado por la propia Organización de Estados Americanos, que cobija a la CIDH que usted preside”, le dice a Hernández Garcia.

Asimismo, le recuerda que la ola de terror desatada por los seguidores del expresidente Evo Morales contra la sociedad civil, horas y días después de su renuncia, con asaltos y quema de domicilios y buses del transporte público en La Paz. “Después que masivamente los jóvenes de todas las latitudes y orígenes del país se levantaron pacíficamente en la llamada ‘Revolución de las Pititas’, que su informe trata de denigrar. Esa rebelión pacífica de las bolivianas y los bolivianos fue un hecho histórico que la CIDH debería reconocer y señalar como ejemplo a seguir por la reconquista de los derechos humanos, la libertad y la democracia, para una región que aún debe liberarse de dictaduras como las de Castro, Maduro y Ortega”.

Le recuerda que esa revolución civil respondió a violaciones de Morales a la Constitución Política del Estado (CPE).  “El Informe sobre Bolivia, señor Presidente, es vergonzoso para la CIDH que usted preside. Lo que se esperaría es que usted instruya al Relator para la Libertad de Expresión que rectifique el mismo sujetándose a la verdad de los hechos, omitiendo la deriva ideológica de ese documento, y ateniéndose a los hechos jurídicamente comprobados”, finaliza la carta enviada por MacLean.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

127
114