Legisladores realizan su primera sesión de abril y por la vía virtual

Un diputado considera que hay que regular la participación. Un senador señala que las reuniones presenciales demandan tiempo para garantizar asistencia.
sábado, 18 de abril de 2020 · 00:36

Cándido Tancara Castillo  / La Paz 

“Ha sido una buena experiencia a la que seguramente tenemos que acostumbrarnos”. Con esas palabras el diputado Franklin Durán resumió la primera sesión parlamentaria virtual y presencial, realizada el viernes en la Cámara Baja, que a la vez fue la primera de abril. Su colega, Tomás Monasterios, que no asistió a la reunión presencial porque se encontraba en Santa Cruz, sostuvo que fue la mejor opción para evitar gastos onerosos en el traslado de legisladores de Tarija y Pando, regiones alejadas de La Paz, también menos peligrosa para un contagio del coronavirus.

La reunión empezó a las 08:30 y terminó a las 14:15. Hubo cuórum. De 130 diputados, 72 levantaron sus manos cuando escucharon sus nombres en sala, y una veintena de legisladores se conectó de manera virtual. Al ingresar al hemiciclo fueron desinfectados, recibieron alcohol en gel, barbijos y guantes. Algunos jugaron con este último. Nunca en ese espacio plural, los inquilinos de un curul fueron separados a casi dos metros del otro. Si hubieran estado presentes todos, el espacio no habría recibido a todos, tendrían que haber ocupado los espacios donde suelen ubicar a invitados en la parte alta.

La última sesión a la que asistieron fue la convocatoria a la fallida interpelación a ministros de Gobierno y de Defensa, el 13 de marzo. Los 72 diputados presentes, muchos de los cuales no son de La Paz, pues la región tiene en total a 29 legisladores, se sirvieron un refrigerio y también un almuerzo. Al final aprobaron en grande un proyecto que establece medidas sanitarias y sociales para hacer efectiva la lucha contra el coronavirus y reguardar el derechos de la población.

Durán, que apuesta por una sesión presencial, dijo que “el coronavirus no va desaparecer de la noche a la mañana” y “vamos a sesionar (de manera virtual) hasta que haya cambio de gobierno como hemos hecho hoy (virtual)”. Relató cómo sus colegas de Santa Cruz, Potosí, Tarija, Sucre, se sumaban a la reunión vía virtual. Lo que no le pareció justo es que quienes no estaban en sala hablaron más que los que estuvieron presentes.

El senador Ciro Zabala (MAS) recordó que en la Cámara Alta ya se hicieron los acercamientos a una sesión virtual. “Hemos hecho simulacros de sesión virtual, lamentablemente no se adhirieron otras bancadas, fue solo entre nosotros” y advirtió que hay un elemento ausente, la norma para reuniones legislativas virtuales que pueden cambiar la historia del país. Afirmó que la decisión de realizar sesiones en la nube pasa por reuniones de bancadas y directivas para encontrar consensos. Postuló sesiones virtuales porque no es fácil reunir a todos en La Paz, por las restricciones por el coronavirus. “Es difícil porque hay varios de los que son de la estructura del MAS que están en diferentes lugares; ya se ha hecho una reunión presencial hace dos semanas, ha sido un problema en la logística, hubo gente que llegó en tres días a su región”.

El senador Óscar Ortiz dijo que no le compete definir sobre las sesiones virtuales. “No estoy a cargo de la administración logística del Senado, tenemos que preguntarnos si eso tendría la legalidad suficiente especialmente (cuando) se va tratar la ley de la suspensión de las elecciones; es que es una ley importante”, apuntó.

El diputado Monasterio dijo que la sesión virtual es pertinente en tiempos en los que hay gastar menos en servicios y destinar ese dinero para la lucha contra el Covid-19 y también para evitar el contagio en los viajes. A ello, dijo, se mantiene la sesión presencial se tiene que contratar un avión chárter para recoger legisladores de las capitales de departamentos, donde algunos tendrían que arribar desde las provincias alejadas.

El senador Efraín Chambi, en una carta enviada a Página Siete, dijo que no es cierto que “En marzo, legisladores trabajaron 4 días, cobraron 100% de su sueldo y puntuales”, pero admite en la misiva que los “legisladores realizan trabajos individuales” y “estarían realizando cada autoridad en sus respectivas regiones”. Señala que las “sesiones del pleno se convocan de acuerdo a necesidad”, aspecto que no ocurrió desde el 13 de marzo hasta el viernes.

 

Punto de vista
Luis Sergio Valle, presidente de Fundetic Bolivia

Urge renovar la gestión parlamentaria

Las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) irrumpieron en la era industrial y provocaron un cambio de paradigma en la sociedad de la información y el conocimiento a través del Internet. El impacto de las nuevas tecnologías en la democracia puede contribuir a resolver ciertos problemas de las democracias parlamentarias.

Instituciones como la Asamblea Legislativa Plurinacional y las asambleas legislativas departamentales, además de los concejos municipales, no son ajenas a la globalización y al funcionamiento en tiempo real en el conjunto del planeta.  

En la coyuntura del coronavirus urge generar sinergias e impulsar el uso de las TICs en la gestión parlamentaria que permitan participación y transparencia en los mismos espacios de deliberación.

En 2004 se realizó un proceso de modernización mediante el Programa Nacional de Gobernabilidad a través del Subprograma de Fortalecimiento del Congreso Nacional, financiado por el BID, logrando objetivos como el fortalecimiento institucional, el mejoramiento de la infraestructura de trabajo, la institucionalización de secretarios técnicos de carrera como apoyo a la capacidad técnica de los órganos legislativos y la creación de oficinas departamentales, entre otros. 

Entonces se constituyó el Proyecto Congreso Digital, financiada por el PNUD, con capacidades y destrezas en materia tecnológica, el lanzamiento de nuevos portales de información parlamentaria para cada cámara legislativa, los que incluyeron capacitación a parlamentarios y funcionarios jerárquicos, servicio de mensajería institucional, readecuación de la plataforma de redes y servidores, entre otros.

En conclusión, hoy, es necesario acelerar la modernización de la gestión parlamentaria a través del uso y aplicación de las TICs, en dos ámbitos: 1) fortalecer las direcciones responsables del procesamiento y gestión de los instrumentos legislativos, de acuerdo con el flujo normado por los reglamentos generales en cada cámara legislativa para agilizar y mejorar la calidad técnica de la información brindada a los parlamentarios y a la ciudadanía; y, 2) fortalecer las brigadas parlamentarias departamentales a fin de profundizar la descentralización de la gestión parlamentaria para potenciar la atención y participación de organizaciones sociales, civiles e instituciones públicas locales y regionales en los procesos legislativos y de fiscalización. 

No es la tecnología la que va a resolver los problemas de gestión sino que la misma promueve una nueva administración ágil, flexible, descentralizada, participativa y transparente.

 

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

33
5