Desabastecimiento de gasolina sube la tensión en el Chapare

Hace más de una semana los productores piscícolas y agrícolas se declararon en alerta por la falta de combustible para las bombas de riego y oxigenación.
lunes, 27 de abril de 2020 · 00:22

Leny Chuquimia /  La Paz

El desabastecimiento de combustible en el trópico  sube la tensión en el Chapare. El dirigente Leonardo Loza anunció demandas penales contra cuatro autoridades mientras que el Gobierno afirma que la región “está secuestrada por los narcotraficantes”. En medio del conflicto, los productores denuncian millones de peces  muertos y cultivos perdidos.  

“Anunciamos un proceso penal contra el ministro de Gobierno, Arturo Murillo; el de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora; el Presidente de YPFB y la encargada de la Agencia Regional  por cerrar los surtidores, atentado contra la vida, contra la producción de la región. Por falta de gasolina ya hay más de  11 millones de peces muertos en los estanques de los productores piscícolas”, dijo el dirigente de las seis Federaciones del Trópico Cochabambino, Leonardo Loza.

“Hay dirigentes trasnochados que hablan cualquier cosa. Para mí no tiene ningún sentido contestar a esta gente que protege al narcotráfico, que viene a decir que se van a morir los pescaditos porque no hay gasolina en el Chapare”, respondió  Murillo.

El ministro recordó que en esa zona se expulsó a 85 policías, se emboscó a una patrulla de Umopar (en Entre Ríos) y que 13 personas fueron detenidas por actividades del narcotráfico.  “El trópico cochabambino está secuestrado por el narcotráfico y los dirigentes de las Seis Federaciones”, sostuvo.

Oficiales de Umopar con los turriles de combustibles. 
 Foto: Fiscalía de Cochabamba

La falta de combustible 

El viernes 17 de abril, la tensión volvió al Chapare cuando la Policía retornó a la zona luego de cinco meses de su expulsión por el motín que precedió a la caída de Evo Morales. Los efectivos ingresaron a resguardar las entidades financieras que se pagarían los bonos gubernamentales.

Ante la presencia del verde olivo, dirigentes cocaleros de Shinaota, Villa Tunari, Entre Ríos y Chimoré se aglomeraron para expulsar a los efectivos. Argumentaban que no se había coordinado su regreso y que  el control de la cuarentena lo hacían los militares.

Se paró el sistema bancario y la venta de combustible en los 14 surtidores de la región. La Agencia Nacional de hidrocarburos  (ANH) dijo que la suspensión no era por el conflicto sino por una baja  tensión eléctrica que daño el sistema de facturación B-Sisa Facturito y que éste no funcionaría hasta nuevo aviso.

Días después empezaron las pérdidas, en los estanques murieron miles de peces. “Hemos tenido una ola de calor y por la época el agua disminuye rápidamente, para reponer el liquido y oxigenar a los peces es indispensable el uso de bombas. Para ello cada productor usa un promedio de 50 litros de combustible al día. En la zona hay como 6.000 estanques con 1.500 peces cada uno”, explicó Antonio Yucra, vicepresidente  de la Asociación de Piscicultores del Trópico.

En Omereque, los agricultores  declararon alerta máxima debido  a que por la falta de combustible no pueden regar los cultivos de tomate, sandía, pimentón, cebolla y anís, entre otros. 

Alarmados, el 23 de abril más de un centenar de productores se reunieron en puertas de la ANH Chimoré exigiendo la normalización del suministro.  Sin embargo, mediante una nota institucional la ANH informó que ya se restableció el servicio. 

El anuncio coincidió con un acta para el retorno de la Policía, de la banca y de la venta del combustible,  firmada por la Gobernación, el Defensor del Pueblo, la Iglesia Católica, las Seis Federaciones y la Policía. Pese a ello los reclamos por el desabastecimiento continúan.   

Murillo aseguró que las denuncias de los dirigentes son infundadas. Dijo que en un operativo se secuestró cinco vehículos que transportaban sustancias controladas y gasolina, que tenían permiso de circulación del municipio de Villa Tunari.

El dirigente del trópico cochabambino Leonardo Loza.

Envían a la cárcel a 10 personas

La Fiscalía Departamental de Cochabamba informó la mañana del domingo que el Juzgado de Villa Tunari determinó la detención preventiva para  las 10 personas que fueron sorprendidas en cuatro camiones con más de 41.000 litros de gasolina. El hecho se registro  en el retén de El Locotal, de la carretera hacia Santa Cruz.

“El juez valoró los elementos presentados por el Ministerio Público, como la intervención policial, actas de requisa y secuestro de los motorizados y de las sustancias controladas, entre otros. 

“Al concurrir los riegos procesales de fuga y obstaculización es que se ha determinado su detención preventiva por tres meses en centros penitenciarios”, informó el fiscal de Materia, José Antonio Cavero.

En la audiencia de medidas cautelares contra las 10 personas, la autoridad jurisdiccional también determinó la incautación de los vehículos y las sustancias que transportaban, según una nota de prensa de la Fiscalía.

De acuerdo con los antecedentes, el 24 de abril, la Policía aprehendió a 10 personas que se trasladaban gasolina y diésel en cuatro camiones en la tranca de El Locotal, de la carretera nueva hacia Santa Cruz. 

En ese momento los imputados no pudieron justificar el destino de la carga, por lo que fueron trasladados a dependencias de la Unidad Móvil Policial para Áreas Rurales (Umopar).

Después de la revisión de los camiones, según la Fiscalía,  se estableció que transportaban 197 turriles y 53 bidones de gasolina y diésel, cuyo destino era el Trópico cochabambino.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

29
27