Scarpellini, el obispo de la vida y un actor clave en la pacificación

Destacan que Iglesia Católica, bajo su impulso, congregó en una mesa de diálogo a todas las fuerzas políticas del país, con el fin de evitar que la crisis escale.
jueves, 16 de julio de 2020 · 00:04

Pablo Peralta M.  / La Paz  

El monseñor Eugenio Scarpellini fue un actor fundamental en la pacificación del país, después de que las elecciones fallidas de octubre de 2019 desencadenaran en una crisis. Su preocupación esencial era la vida de la gente  y quienes lo acompañaron en la búsqueda de la paz destacan su liderazgo en  el   diálogo. El religioso murió ayer de Covid-19. 

    Nació el 8 de enero de 1954 en Bérgamo, Italia. Fue ordenado sacerdote el 17 de junio de 1978. El 11 de enero de 1988 llegó a Bolivia, donde se enamoró del país y de su gente, e inició una trayectoria que escaló desde ser párroco.  

En 2010 fue nombrado Obispo Auxiliar de la Diócesis de El Alto. En 2013, el Papa Francisco lo designó como Obispo titular.

“Era hijo de una familia campesina italiana del norte. Fue jugador de rugby casi profesional en su Bérgamo natal, pero la vocación lo llamó a los 13 años para ser curita diocesano. Fue Obispo de El Alto, nombrado hace justo diez años. Antes fue párroco de varios barrios paceños sin volver luego, pese a su sensibilidad, fiel a la máxima, extraña al mundo secular, de que la genuina humildad es la obediencia”, comenta el abogado Gonzalo Mendieta Romero, uno de sus amigos más cercanos.  

Luego de la renuncia de Evo Morales, que sucedió el 10 de noviembre de 2019, una serie de hechos de violencia se desataron y escalaron en el marco de la conflictividad que se originó después del fraude electoral. Uno de esos epicentros fue El Alto.

“Tras las elecciones fallidas de 2019 fue la Iglesia Católica la que, bajo su impulso, supo congregar en una mesa a todas las fuerzas políticas del país para evitar un mayor derramamiento de sangre. Desde esa primera hora le acompañé y fui testigo de su capacidad incansable para facilitar el diálogo, incluso cuando las adversidades parecían abrumadoras, pero el fracaso nunca fue una opción. En esos momentos dramáticos en que todo podía pasar nos volvimos muy cercanos, tanto que yo le bromeaba que era su ‘monaguillo’”, relata León de la Torre, embajador de la Unión Europea.

Ese organismo internacional, además de la Iglesia, el emisario de Naciones Unidas y otros actores facilitaron una salida concertada a la crisis. 

De la Torre indica que siempre quedó claro para todos los mediadores que el “liderazgo moral” era de Scarpellini. “Gozaba del respeto y de la confianza de todas las partes en el conflicto y su mediación justa y enfocada en el bien común le hizo granjearse la autoridad necesaria en el momento”, agrega.  

La periodista Julieta Tovar, quien trabajó con él,  expresa  que por esos días el Obispo “estaba preocupado”, y rememora que para Scarpellini el valor de la vida era un elemento muy importante. 

“Su preocupación esencial era la vida de la gente, siempre. Perder una vida de uno de los habitantes de El Alto, de La Paz, de algún lado del país, era muy doloroso para él. No es que él la estuviera perdiendo o que él la estuviera quitando, pero le dolía mucho el sufrimiento de la gente”. 

Para Tovar el rol de Scarpellini en la pacificación de Bolivia fue “fundamental”. Jean Arnault, enviado personal del Secretario General de Naciones Unidas, subraya su liderazgo en los esfuerzos de diálogo para la pacificación del país.  

De la Torre relata que entre noviembre de 2019 y principios de 2020, en reuniones en la sede de la Conferencia Episcopal, de la que Scarpellini fue secretario general, y también de la delegación de la Unión Europea, se lograron acuerdos claves que permitieron la pacificación y la organización de unas elecciones libres y transparentes, “que llevarán a Bolivia a la plena normalidad democrática”. 

“Sus esfuerzos permanecieron vigentes hasta el último momento y también bajo su iniciativa se facilitó un debate amplio para reconsiderar la fecha electoral, teniendo en cuenta la pandemia que afecta a Bolivia y al mundo”, agrega.

 Jorge Tuto Quiroga, expresidente y candidato, asegura que Bolivia  consiguió la pacificación, la sucesión constitucional y nuevas elecciones por la conducción y liderazgo de Scarpellini. En ese contexto, pidió que se le otorgue la condecoración de “Cóndor de los Andes póstumo para el Pastor de la vida y la democracia”. 

Mendieta comenta que el que Scarpellini muriera por la pandemia que azota su diócesis “es símbolo de que su entrega iba sujeta al arreglo que tenía con Dios”. 

“Entre los aymaras, me consta, se movía con su delicada mezcla de carisma, firmeza y dulzura. Fue un príncipe de la Iglesia en el sentido más noble y menos pomposo. Que muriera por la pandemia que azota su diócesis es símbolo de que su entrega iba sujeta al arreglo que tenía con Dios, al que siempre aludía entre sonrisas. Por cuitas de ese arreglo se fue”, expresa Mendieta.

 

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindibles para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Preguntas Frecuentes


   

119
2