Exdirector del FDI, 6 años en prisión, 86 juicios y con Covid

Aramayo está preso, aislado y delicado de salud. Su abogado cuenta su calvario judicial que se inició cuando hizo las denuncias. Afronta decenas de otros procesos.
domingo, 9 de agosto de 2020 · 00:04

Fernando Chávez V.  / La Paz 

El exdirector del Fondo de Desarrollo Indígena (FDI) Marco Antonio Aramayo, que denunció el robo de más de 200 millones de dólares de varios proyectos de esa institución, está preso desde hace seis años en San Pedro. Enfrenta un centenar de procesos penales y su salud está comprometida tras haber dado positivo a una prueba de Covid-19. 

Un verdadero vía crucis judicial el que ha tenido que enfrentar este exfuncionario que, según su abogado Héctor Castellón, “se ha convertido en la única persona en la historia de Bolivia que tiene 86 juicios por el mismo hecho. Ese hecho es haber sido director ejecutivo del FDI y haber denunciado los fraudes y robos. Marco debe ser la única persona que conoce absolutamente todas las cárceles y carceletas del país”.

Aramayo fue invitado a dirigir el FDI en 2013. Al poco tiempo de asumir el cargo ordenó una investigación que reveló una quiebra técnica de la entidad. Además, reveló que no existían las condiciones técnicas para ejecutar los 894 proyectos vigentes a esa fecha. 

En 2015, la Contraloría emitió un informe final y el ejecutivo paralizó los proyectos en marcha.  “Eso generó desconcierto y sorpresivamente se inicia un proceso sobre 153 proyectos que eran de gestiones anteriores y se pone a Marco como responsable. Ese fue el primer golpe jurídico contra él. Asumió su defensa y comenzó a denunciar para que se descubra quiénes habían manejado a su gusto y a su antojo los recursos del Fondo”, dice su abogado.

Marco Antonio Aramayo tiene 51 años y es administrador de empresas, viene de un sector muy humilde, de la provincia Cuevo, provincia   Cordillera de Santa Cruz. Fue invitado por los pueblos originarios de Santa Cruz a formar parte del Fondo Indígena, cargo que asumió en 2013. “A diferencia de sus dos antecesores, es el único que tenía capacidad profesional. Tiene incluso algunos cursos de posgrado”, cuenta su abogado.

Tiene dos hijos y lastimosamente su núcleo familiar está destrozado porque su familia está en Santa Cruz. “Está separado, no podemos decir divorciado, pero no tiene ningún contacto con su familia, precisamente por la distancia”, dice Castellón.

Aramayo “está absolutamente solo en La Paz”. “Es íntegro, porque pese a los ataques, que incluyen inspecciones sorpresa en el penal a las tres de la mañana, y a pesar del cambio de Gobierno, la intención política de destruirlo sigue vigente”.

Un luchador

Este exfuncionario fue conocido por asesorar a varias comunidades indígenas del oriente boliviano. “Siempre ha sido un hombre dedicado al sector más pobre. Al provenir de una familia con muchas carencias económicas, ha trabajado siempre al servicio de ese sector. En el Chaco siempre fue conocido como un hombre trabajador y luchador por la reivindicación social. En el primer discurso que dio en el FDI, se sintió orgulloso de ayudar en el proyecto más ambicioso que tenía el Gobierno, de reivindicación social y económica”, dice su representante.

Aislado y con Covid 

Su salud a día de hoy está muy deteriorada. Está aislado en el penal de San Pedro donde ya hay 20 fallecidos por coronavirus.  “Debo decir que tiene mi admiración porque es una persona fuerte. Ha tenido que soportar esta tortura psicológica, de no saber si al día siguiente despertará en el penal de San Pedro o tal vez se les ocurra a medianoche llevarlo a Tarija o a  otro lugar. Esa es una tortura desde hace cinco años y no cesa”, denuncia.

Aramayo enfrenta 22 detenciones preventivas, dos sentencias en primera instancia, seis años de detención preventiva y “le siguen lloviendo procesos. Pese a que  está tanto tiempo con detención preventiva siguen apareciendo somo si él siguiera al frente del Fondo”.

Huelga de  hambre  

  • Proceso En 2016, Marco Aramayo inició una huelga de hambre en el penal de San Pedro. Se estableció en algún momento que el Fondo tenía proyectos fantasma, pero todo los proyectos ya estaban aprobados desde la gestión 2010. Aramayo nunca aprobó un proyecto que no esté ya en la lista de los aprobados. La huelga pretendía también que sea incluida en el proceso Nemesia Achacollo, exdirectora del Fondo y la principal protagonista de los casos de corrupción.
  • DDHH  El abogado de Aramayo denuncia que su cliente estuvo 50 días en Pando, donde su vida corrió peligro porque llegó dos días antes del famoso mitin en la cárcel, en el que casi pierde la vida. Desde un primer momento acreditó su delicado estado de salud; incluso se llegó al extremo de que la fuerza pública, con efectivos encapuchados, lo sacaban de sus controles médicos.
  •  Casos Aramayo es responsable de la ejecución y administración de  212 proyectos de los 1.100 que había aprobados y ejecutados en su gestión Según su abogado, Aramayo presentó un memorial con 4.400 nombres que corresponden a cuatro personas por cada proyecto vigente que habían recibido los desembolsos, algo que el Ministerio Público nunca investigó.

El cambio de Gobierno no mejoró su situación

Con el nuevo Gobierno  se conformó una comisión interinstitucional de análisis de perseguidos políticos, que aún está vigente. Según su abogado, Marco Aramayo presentó más de 290 fojas de pruebas, que  no se han investigado.

“Marco ha enviado más de 100 cartas a las anteriores y actuales autoridades pidiendo no un indulto, no clemencia, sólo justicia a través de un juicio justo y no procesos inventados y manipulados por intereses políticos”, reclama su representante, Héctor Castellón.

Pese a estar enfermo, fue parte hace dos semanas de  audiencia virtual desde Pando. “El 25, 26 y 27 de agosto tenemos señalada la continuación de los juicios”, dice Castellón. 

Según el jurista, “cada vez que Marco habla, sin importar qué Gobierno esté, la respuesta jurídica, como si fuese un brazo más del poder político, es tratar de ahogarlo con acciones engorrosas. Es una burla. ¿Cómo se puede defender desde la cárcel de San Pedro en La Paz de un proceso que está en Cobija, o en Beni y Santa Cruz?”, reclama.

 Al momento, el exejecutivo del Fondo Indígena tiene más de 10 procesos en todos los departamentos. “En Oruro hemos estamos meses en una fila de fiscales para las declaraciones informativas y ya parece un Padrenuestro porque se trata de los mismos casos. El único  lugar donde no tiene juicios es Cochabamba”.

“Estamos hablando de más de 200 millones de dólares que se han robado y que nadie quiere investigar”, denuncia nuevamente Castellón.

 

 

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

21