Bajar el IVA y subsidiar el empleo, ofertas de partidos

El programa se transmite el martes y jueves a las 22:00 por Bolivisión. En el siguiente programa se abordará el tema Educación y brecha digital.
viernes, 18 de septiembre de 2020 · 00:42

María O. García  / La Paz

Bajar el Impuesto al Valor Agregado (IVA), subsidiar puestos de trabajo en aquellos sectores más afectados por la pandemia o industrializar y diversificar la economía son algunas de las medidas que proponen los partidos políticos para generar y mejorar el empleo en Bolivia durante el próximo gobierno.

Cuando falta    un mes para los comicios generales del 18 de octubre, los frentes políticos que se  disputarán la presidencia dan a conocer las posibles soluciones que plantean a ocho temas de interés nacional a través del programa de información electoral 8 Proponen. ¿El tema de anoche? el empleo.

Darío Monasterio de Comunidad Ciudadana (CC), Ramiro Cavero de Libertad y Democracia (Libre 21), Alberto Vaca de Juntos, Haroldo Moreno de Frente Para la Victoria (FPV), Omar Yujra del Movimiento Al Socialismo (MAS) y Carlos Pérez de Acción Democrática Nacionalista (ADN) estuvieron como panelistas en el programa. Los representantes de los otros dos partidos que también van rumbo a las elecciones, Creemos y el Partido de Acción Nacional (Pan-Bol), no estuvieron presentes pese a que habían sido invitados a participar.

Planes para atraer recursos

“Los organismos internacionales han expresado cambios radicales en su enfoque para apoyar a los países pobres como  Bolivia. ¿Cuáles son las políticas de empleo y planes de desarrollo que propone su partido para atraer esos recursos que muestran características blandas?”, fue la primera de las tres preguntas lanzadas a los representantes de los partidos políticos.

Las propuestas anunciadas por CC consisten, en primer lugar, en recurrir a los organismos internacionales para solicitar ingresos adicionales; hacer una reforma tributaria con una simplificación tributaria y una rebaja del IVA, además de otros impuestos indirectos relacionados a los productos de la canasta básica y la salud; reducir los aranceles a equipamientos médicos y, por último, agilizar la creación de empresas y, por ende, de empleo.

Libre 21 plantea crear un seguro de desempleo, subsidiar el empleo para evitar despidos, principalmente a los sectores con mayores problemas; hacer programas de empleo público intensivos en mano de obra y priorizar la inversión pública de apoyo al sector productivo.

Para la obtención de donaciones, Juntos propone fortalecer las exportaciones no tradicionales en aras de convertir a Bolivia en una potencia de producción de alimentos, donde el agro sea el motor de la reactivación económica nacional. Para ello prevé invertir recursos económicos por valor de 2.500 millones de dólares en los próximos tres años. 

Además de programas de incentivo para la industria, el FPV propone un programa de inducción laboral calificada para los jóvenes, con becas de trabajo y con apoyo al empresariado para que pueda asumir los costos salariales.

Desde el MAS plantean reconstruir y reactivar la economía en diferentes plazos. Para el corto plazo proponen focalizarse en la manufactura y la agricultura en el micro y pequeño empresario; así como en el turismo interno.

ADN, por su parte, plantea una política de mercado liberal. A fin de promocionar la industria, propone la creación de una zona franca en territorio boliviano para la adquisición de maquinaria a costo de fabricación.

Empleo para mujeres y jóvenes

“¿Qué propone su organización política para cambiar las condiciones laborales que enfrentan las mujeres y los jóvenes?”, fue la segunda pregunta.

Ante la misma, CC plantea formación técnica con atención a la paridad de género, crear el Ministerio de la Mujer y generar equidad e igualdad en el acceso a la permanencia, ingresos y oportunidades de ascenso en los puestos de trabajo para mujeres y hombres, entre otras propuestas. En el caso de los jóvenes, CC apunta a la creación de institutos técnicos enfocados en el sector manufacturero y la tecnología.

Libre 21 apuesta por luchar contra la deserción escolar, que tiene una mayor incidencia en las mujeres; mejorar el nivel educativo, facilitar la inserción laboral de los jóvenes subsidiando su primer empleo y casar la demanda de empleo que tiene el sector privado con la oferta de las universidades. Asimismo, plantea crear una cultura del trabajo público.

La propuesta de Juntos se centra, principalmente, en revalorizar la capacidad y el mérito profesional de las mujeres y los jóvenes y en la creación de un fondo para que puedan acceder a créditos y especializarse en el exterior.

El FPV plantea flexibilizar los créditos destinados a las mujeres e incentivar desde el Estado la promoción de cooperativas y sociedades comerciales entre grupos de mujeres brindándoles capacitación.

En este sentido, el MAS propone financiamiento para el desarrollo de proyectos de los jóvenes, flexibilizar los créditos para que puedan obtener una vivienda y generar una ciudad tecnológica.

En el plan de ADN está la creación del Ministerio de Emprendimiento y Desarrollo y un bachillerato técnico humanista.

 

Desarrollo sostenible

“¿Cómo usted plantearía la generación de un desarrollo sostenible basado en el empleo y no en la inversión en capital fijo?”, fue la última de las preguntas.

Ante esta cuestión, CC plantea incentivar la generación de empleo formal, poniendo énfasis en los grupos marginales; revisar la normativa laboral para una flexibilización del empleo sin perder los beneficios sociales de los trabajadores y fomentar las exportaciones de las micros, pequeñas y medianas empresas.

Libre 21 propone reorientar la inversión pública y priorizar los proyectos que generen empleo en el sector privado y plantea fortalecer el sector agrícola y rural.

Desde Juntos apuntan a adaptar la educación escolar para potenciar las capacidades técnicas y a diversificar la economía dando impulso a la producción de alimentos. Y entre las principales propuestas del FPV está bajar el IVA al 5%.

En tanto que el MAS propone enfocar la inversión pública en la industrialización de las materias primas, la manufactura y la agricultura, sobre todo en el micro y pequeño empresario, así como en el turismo interno.

Por su parte, lo primero que sugiere ADN es “organizar” el Estado para brindar garantías jurídicas a la inversión privada y extranjera; y también reducir los impuestos.

 

Desempleo...

  • Informalidad  Ocho de cada 10 bolivianos viven de la economía informal, por lo que no gozan de derechos sociales.
  • Desempleo  Bolivia alcanzó una tasa de desocupación del 11,8% en julio, una de las más altas de los últimos 30 años. El Instituto Nacional de Estadística (INE) afirma que el 7,9% es efecto de la Covid-19.  La tasa de desempleo juvenil ronda el 4%, muy por encima del promedio nacional.
  • Discriminación  Las mujeres enfrentan a diario una discriminación salarial que se incrementa cuanto más bajo es el nivel educativo y se ahonda por ramas de actividad. Según datos de 2018, existía una diferencia salarial del 20% menos a las mujeres frente a los hombres, disminuyendo en el sector público al 10%. En sectores como en la agricultura o la manufactura, la brecha aumenta entre un 50 a un 70%.  
     

 

 


   

Más de
45
5